Prurito anal

El prurito anal es la irritación de la piel al final del intestino recto (también llamado el ano) que provoca el deseo de rascarse.

Aunque el prurito puede ser una reacción a productos químicos en las heces, a menudo significa que hay una inflamación de la zona anal.

La intensidad del prurito anal y de gravedad de la inflamación aumenta si:

  • La persona se rasca el ano;
  • El ano está húmedo o mojado (por ejemplo, si se lleva el bañador mojado).

Los síntomas pueden empeorar:

  • Por la noche;
  • Justo después de la evacuación.

 

¿Quién sufre de prurito anal?

El prurito anal es un problema frecuente, pero se desconoce el número exacto de personas que lo padecen.
Sin embargo, parece ser más común en los hombres que en las mujeres.
Suele afectar a personas de entre 40 y 60 años, pero también puede afectar a niños de cualquier edad.

 

Causas de prurito anal

Enfermedades de la piel
Las enfermedades de la piel pueden afectar a la piel alrededor del ano y pueden causar picor.
Por ejemplo:

Dermatitis significa inflamación de la piel.
Este trastorno puede estar causado por:

  • El exceso de sudor y líquido alrededor del ano. Puede verificarse especialmente:
    • En los niños pequeños que no se pueden limpiar adecuadamente, en los adultos que sudan en el trabajo,
    • En adultos con muchos pelos alrededor del ano.
  • El exceso limpieza de la zona anal;
  • Algunos jabones, perfumes, cremas, ungüentos o el papel higiénico pueden sensibilizar (irritar) la piel alrededor del ano en algunas personas. Se puede ser “alérgico” o sensible a uno o más ingredientes de estos productos;
  • Ropa interior  sintética o ajustada.

 

Infecciones que causan prurito anal

  • Las infecciones por hongos están causadas por microbios que viven mejor en zonas húmedas y calientes, sin aire, como el ano. La candida es más común en personas con diabetes y en las personas que toman antibióticos.
    Otras infecciones, como:

  • Las verrugas genitales causadas por el virus del papiloma humano (en la vulva o el pene) prosperan en condiciones calientes y húmedas como la piel cerca del ano y pueden causar mucho picor;
  • El herpes genital (causada por el virus del herpes) puede infectar el ano y causar prurito durante la fase de curación;
  • Se pueden también tener otros síntomas, como una erupción cutánea, un bulto o pérdidas.
  • Las enfermedades de transmisión sexual y algunas otras infecciones son la principal preocupación de muchas personas, pero por lo general no son las responsables.

Parásitos intestinales como la giardia, tenias y oxiuros

  • Los oxiuros son una causa común de prurito en los niños. Son pequeños gusanos que viven en la parte inferior del intestino y tienen una longitud de aproximadamente 10 mm.
    Esta infección es muy común, se estima que 40 millones de casos en los EEUU por año.
    La hembra sale del ano por la noche y pone miles de huevos en la piel del ano.
    Los huevos causan un picor insoportable:

    • Durante la noche;
    • Temprano en la mañana.
  • Cuando el niño se rasca recoge los huevos por debajo de las uñas y esto hace que sea fácil de transferir los huevos a la boca y luego cuando el niño las ingiere, pueden infectan los intestinos si el niño se lleva las manos a la boca y traga accidentalmente.
    Si varias personas de la familia tienen prurito anal, es probable que la causa sean las lombrices intestinales.
    Entre los medicamentos antiparasitarios más prescritos se encuentra el Mebendazol (Lomper).
    Entre los remedios caseros para los oxiuros se encuentran el ajo y la cebolla que se deberían incluir en la dieta.
  • La giardia es un parásito que se adhiere a la pared interna del intestino delgado. Se transmite a través del agua contaminada. También puede causar prurito y diarrea.
  • La tenia (o solitaria) es un parásito lombríz que puede vivir en el intestino del hombre. Las personas pueden contraer una tenia comiendo carne de cerdo o de res infectada, cruda o poco cocida. La tenia puede causar:

 

Enfermedades no cutáneas que causan prurito anal

Ciertas enfermedades pueden causar prurito generalizado que puede parecer más intenso alrededor del ano.
Entre las enfermedades que causan este síntoma se encuentran:

  • Linfoma;
  • Enfermedades del hígado;
  • Deficiencia de hierro;
  • Trastornos de la tiroides (en particular el hipertiroidismo);
  • Estrés;
  • Diabetes;
  • Enfermedades de los riñones (insuficiencia renal crónica);
  • Enfermedades anorectales:
    • Fisuras anales. Este trastorno provoca pequeñas heridas en la piel del ano. Suelen ser dolorosas y causan prurito,
    • Hemorroides, en este caso el picor se acompaña de sangre en las heces.
    • Absceso y fístula anal,
    • Incontinencia fecal.
  • Enfermedades intestinales: enfermedad de CrohnSíndrome del intestino irritable, pueden causar picor o ardor anal incluso al caminar.
  • Un cáncer de ano o de recto es una causa poco frecuente de prurito anal.
  • Las infecciones y las enfermedades de la piel probablemente son la causa de más de la mitad de los casos de prurito anal secundario.

 

Alimentación que provoca prurito anal

Algunos alimentos no están completamente digeridos y pueden sensibilizar la piel alrededor del ano después de la evacuación.
Entre ellos se encuentran:

  • Cítricos;
  • Tomates;
  • Especias;
  • Pimientos picantes;
  • Grandes cantidades de cerveza, leche, té o café.

 

Medicamentos che causan prurito anal

  • Algunos antibióticos pueden causar diarrea. Tener mucha diarrea puede irritar la piel y puede causar prurito anal. Los antibióticos pueden alterar la flora intestinal favoreciendo la formación de infecciones, como por ejemplo la candidiasis;
  • Si se toman medicamentos con cortisona u otros medicamentos que pueden debilitar el sistema inmunológico, el riesgo de desarrollar infecciones de la piel que pueden afectar a la piel alrededor del ano aumenta;
  • Los medicamentos que se aplican sobre la piel del ano para el tratamiento de ciertos trastornos como las hemorroides pueden irritar la piel anal y causar dermatitis.


Prurito anal durante el embarazo

Una mujer embarazada puede tener prurito anal desde el tercer trimestre hasta que nazca el bebé.
Los factores predisponentes son:

  1. Estiramiento de la piel;
  2. Alteraciones hormonales;
  3. La colestasis gravídica es una enfermedad que causa picor en:
    • Las plantas de los pies,
    • Las palmas de las manos,
      Posteriormente, este síntoma:
    • Se expande en todo el cuerpo,
    • Empeora por la noche.
      La causa es una congestión de las sales biliares del hígado. La colestasis gravídica desaparece por sí sola después del parto;
  4. Candida y prurito íntimo.

 

Signos y síntomas que acompañan el prurito anal

El prurito anal puede aparecer junto con otros síntomas similares alrededor del ano, entre los cuales:

  • Ardor anal;
  • Molestia.

El prurito y la irritación en el interior o en el exterior del ano puede ser:

  • Una enfermedad temporal;
  • Un problema persistente y molesto.

Para algunas personas, la irritación es tan intensa que el deseo de rascarse es irresistible y causa vergüenza.

 

¿Cómo se hace el diagnóstico de prurito anal?

Los médicos hacen el diagnóstico de prurito anal según el historial clínico del paciente.
El médico tiene que conocer: el jabón, la crema y el aceite que se utilizan en la piel del ano. Además, es importante ver si los síntomas empeoran después de comer ciertos alimentos.

EL médico también puede preguntar:

  • Cuándo empeora el prurito;
  • Cuánto tiempo dura;
  • Si otros miembros de la familia han tenido o está sufriendo de prurito anal.

Los médicos pueden ser capaces de llegar al diagnóstico con estos datos.
Sin embargo, si la causa no está clara, el médico puede recomendar una visita al especialista:

  • Un proctólogo (médico especializado en trastornos del intestino recto y del ano);
  • Un dermatólogo (especialista de la piel);
  • Un ginecólogo.

Para el diagnóstico podría ser suficiente un examen rectal.
Esta evaluación incluye el control de la zona anal para ver si la piel está:

  • Inflamada;
  • Lesionada;
  • Sangra.

Para ello, el médico introduce un dedo en el ano del paciente.
Esto puede ayudar a determinar la causa del prurito anal y excluir otras enfermedades más graves, como pólipos del recto.

 

Tratamiento para el prurito anal y prevención

  • La zona anal debería estar limpia y seca para prevenir este trastorno, especialmente después de la evacuación;
  • Se debe prestar atención a no exponer el área a la humedad en exceso;
  • Después de la defecación, se debe limpiar con cuidado la zona perianal con un trapo húmedo.
    Frotar vigorosamente el área con papel higiénico seco puede provocar irritación adicional;
  • Limpiar el área y luego secarla con un trapo de algodón suave, taponando la región sin frotar.

 

medicamentos, prurito anal, ano, ardor

Medicamentos para el prurito anal

  • Hay varios medicamentos sin receta o de prescripción disponibles en forma de crema, gel, pomada, tableta y supositorios para el tratamiento de este trastorno.
  • A veces, se administran anestésicos locales para proporcionar un alivio temporal, por ejemplo, el Vagisil.
    Estos fármacos no se pueden utilizar durante mucho tiempo.
  • Si hay hinchazón, junto con el picor, se pueden aplicar medicamentos vasoconstrictores.
    Estos medicamentos ayudan a reducir el dolor y el picor.
  • Muchas cremas y ungüentos que se utilizan para el tratamiento de este síntoma contienen sustancias protectoras que forman una barrera sobre la piel de la zona perianal. De esta manera se evita el contacto con sustancias que pueden causar irritación.
    Por ejemplo, pueden utilizar:

    • Lanolina,
    • Caolín,
    • Glicerina,
    • Vaselina,
    • Óxido de zinc.

Además de estos productos que se puede utilizar:

  1. Astringentes como calamina, hamamelis,
  2. Analgésicos como el mentol y alcanfor,
  3. Antisépticos,
  4. Cortisona tópica,
  5. El Calestoderm es un medicamento que contiene un antibiótico (gentamicina) y cortisona (betametasona).
  • Sin embargo, los corticosteroides no se pueden tomar durante un largo tiempo, ya que pueden causar algunos efectos secundarios.
    El uso prolongado de corticosteroides tópicos puede dañar la piel.
  • Los anestésicos locales pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas y pueden causar prurito y sensación de ardor. Hay que dejar de utilizar anestésicos locales de inmediato, si los síntomas empeoran después de la aplicación.
  • Siempre es mejor hablar con un médico antes de usar medicamentos.
    Esto ayuda a descubrir y hacer frente a las enfermedades que pueden causar prurito anal.

 

Remedios naturales y caseros para el prurito anal

Además de mantener el ano limpio y seco, hay varias acciones que se pueden hacer para mantener el prurito anal bajo control.

Se debería:

  1. Usar de papel higiénico suave;
  2. Hacer un baño o una ducha todos los días;
  3. Lavar suavemente el área con agua y bicarbonato de sodio;
  4. Aplicar una pasta de bicarbonato y agua en la zona afectada, dejar actuar por algunos minutos y luego enjuagar con agua tibia;
  5. Limpiar el área a fondo y delicadamente después de la defecación;
  6. Usar ropa interior de algodón suave y cambiar su ropa interior todos los días;
  7. Poner la ropa interior sólo cuando el ano está completamente seca;
  8. Evitar el uso de pantalones ajustados para mujeres;
  9. Las mujeres no deben usar medias para evitar un exceso de calor de la zona perianal;
  10. Utilizar un edredón ligero para dormir para no tener demasiado calor y para no sudar;
  11. No usar jabones y geles de baño perfumados alrededor del ano;
  12. Mantener las uñas cortas para reducir el daño a la piel cuando se rasca la zona anal;
  13. No rascarse la zona afectada, esto puede empeorar la irritación.

 

Dieta e alimentación para el prurito anal

Ciertos alimentos pueden empeorar el picor anal. Si el deseo de rascarse aumenta después de comer ciertos alimentos, se debería intentar reducir o evitar estos alimentos.
Los alimentos que pueden empeorar el picor son:

  • Tomates,
  • Alimentos picantes,
  • Cítricos, como naranjas,
  • Cubitos de caldo,
  • Chocolate,
  • Productos lácteos,
  • Café,
  • Cantidades excesivas de bebidas como té, leche, cerveza o vino,
  • Productos de charcutería,
  • Nueces y avellanas,
  • Especias.

 

Rascarse y círculo vicioso

Rascarse puede empeorar el picor y aumentar el deseo de rascarse, etc.
Es importante evitar de rasgarse. Esto es difícil, especialmente por la noche porque el picor empeora cuando se intenta dormir.
Una persona puede rasgarse incluso durante el sueño sin darse cuenta.
Para evitar lesiones:

  1. Utilice guantes de algodón para evitar de cortarse con las uñas.
  2. Un medicamento antihistamínico puede ser útil antes de acostarse. El médico puede recomendar el medicamento más adecuado.
    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.