Salivación excesiva, sialorrea o ptialismo

La sialorrea (también conocida como ptialismo o salivación excesiva) es un trastorno caracterizado por la hipersalivación.
Suele producirse tras permanecer con la boca abierta durante mucho tiempo, debido a enfermedades del sistema nervioso central, o por dormir de lado.
En reposo, la saliva se acumula en la parte posterior de la garganta, desencadenando el reflejo de deglución normal. Es más frecuente sufrir sialorrea en reposo o inmediatamente después de comer.

 

¿Quiénes son más propensos a padecer sialorrea?

La sialorrea afecta con frecuencia a niños sanos de entre 1 o 2 años.
Las personas mayores suelen sufrir de sialorrea debido a que:

  • Son más propensos a sufrir de trastornos neurológicos;
  • Toman medicamentos que la provocan;
  • Utilizan una prótesis dental que dificulta la deglución.

 

Tipos de sialorrea

La hipersalivación puede ser:

  1. Primaria, si es consecuencia de la hipersecreción de las glándulas salivales (poco frecuente);
  2. Secundaria, si se debe a la alteración del control neuromuscular. Se trata de una disfunción de la actividad motora voluntaria de la cavidad oral que provoca un flujo excesivo de saliva en la boca.
  3. Emocional, si tiene su origen en la ansiedad o estrés, por ejemplo, antes de un examen.

Los pacientes tienen dificultad para tragar de manera eficaz y frecuente, por lo que el problema se agrava aún más.
La mala postura, debida al pobre control de la cabeza y a la reducción de la fuerza del cuello, amplifica los efectos. El engrosamiento de la lengua o su pobre control motor pueden contribuir al problema de la salivación excesiva.
Por último, las caries dentales y la infección de las encías pueden aumentar de forma considerable el babeo.

 

Causas de la sialorrea o salivación excesiva

  • Escaso control de los músculos de la boca;
  • Dificultad para tragar (disfagia);
  • Reducción de la frecuencia de deglución;
  • Retraso mental;
  • Mal oclusión o problema estructural de la boca;
  • Obstrucción de las vías respiratorias superiores;
  • Problema postural;
  • Medicamentos

 

Salivación excesiva durante el embarazo

Muchas mujeres aprecian una mayor producción de saliva. Algunas mujeres sufren una salivación excesiva durante el embarazo, que empeora las náuseas y el malestar del embarazo.
El término médico para la salivación excesiva es “ptialismo”.
Aunque pueda aparecer solo, en la mayoría de los casos el ptialismo se origina por la náusea y el vómito a principios del embarazo.
La hipersalivación suele aumentar después de comer y por la noche.

Algunos remedios para las náuseas del embarazo pueden ayudar a solucionar el problema de la sialorrea, como por ejemplo comer galletas o crackers y comer pequeñas comidas regulares.
Entre los medicamentos que alivian las náuseas del embarazo y la sialorrea, encontramos Biochetasi (citrato de sodio y citrato de potasio) que, según muchas mujeres, es eficaz contra este trastorno.

El ptialismo suele desaparecer al mejorar las náuseas (por lo general, de 12 a 14 semanas de
mbarazo).
En homeopatía existen algunos remedios para la sialorrea, incluyendo “mercurius solubilis” o “veratrum album”.
La mayoría de las mujeres sufren de salivación excesiva debido a la alteración de los niveles hormonales. La salivación excesiva puede aparecer de forma esporádica durante los períodos de intensa fluctuación hormonal, como por ejemplo el primer y tercer trimestre.
Con frecuencia, la híper-producción de saliva se produce alrededor de la sexta semana de gestación.

 

Sialorrea nocturna por resfriado y congestión nasal

Todos hemos sufrido un resfriado al menos una vez en la vida.
Si al acostarnos nuestra nariz está tapada, solo podemos respirar con la boca abierta.
En posición sentada, la salivación excesiva no provoca babeo, ya que la saliva se traga o evapora.
En posición horizontal, con la cabeza apoyada hacia un lado, la saliva tiende a acumularse en ese lado por efecto de la gravedad.
Si la boca permanece abierta, la saliva sale, mojando la almohada.

Enfermedades que provocan la sialorrea

Náuseas y vómitos
Al fin de reducir la cantidad de saliva, muchas personas tragan dejando que el fluido se acumule en la boca. Los expertos no saben si los síntomas de la salivación excesiva durante el embarazo son consecuencia de:

  • Aumento de la producción de saliva;
  • Disminución en la cantidad de saliva que se traga;
  • Una combinación de ambas opciones.

Reflujo gastroesofágico
El reflujo gastroesofágico activa la producción excesiva de saliva, debido a que el ácido gástrico irrita el esófago. El esófago es un tubo muscular revestido de una membrana mucosa. Mide aproximadamente 24 centímetros y se extiende desde el cuello hasta el estómago.
El esófago es la parte más estrecha del tracto digestivo, especialmente en la zona de origen.
Las glándulas aumentan la producción de saliva después de vomitar.
Vómitos y náuseas son trastornos frecuentes en el embarazo.

Hiperémesis gravídica
Una forma grave de náuseas del embarazo puede provocar la producción excesiva de saliva.
Todavía no queda claro si las alteraciones hormonales durante el embarazo contribuyan a la producción excesiva de saliva.
Trastornos neurológicos en los que la sialorrea provoca el babeo:

  • Enfermedad de Parkinson (casi el 80% de los pacientes);
  • Síndromes parkinsonianos atípicos;
  • Esclerosis lateral amiotrófica (ELA);
  • Parálisis cerebral;
  • Parálisis seudobulbar;
  • Ictus

Ptialismo agudo
Causas

  • Epiglotitis,
  • Presencia de un tumor o neoplasia,
  • Abceso

Ptialismo crónico
Causas

  • Trauma neurológico (por ejemplo, ictus);
  • Medicamentos (analgésicos, anticonvulsivos, anticolinesterásicos);
  • Obstrucción de la cavidad nasal (presencia de pólipos);
  • Tamaño de la lengua;
  • Posición de la cabeza;
  • Posición sentada o acostada;
  • Estrés;
  • Enfermedades tales como la rabia o tétano.

 

ghiandole-salivari-parotide-400x317Causas de la salivación excesiva en niños

Un episodio aislado de salivación excesiva en bebés y niños es normal.
En raras ocasiones es signo de una enfermedad o complicaciones. La sialorrea en los niños puede tener su origen en los dientes. La salivación excesiva en los niños y bebés también puede originarse por una infección respiratoria o una alergia.
Si la sialorrea va acompañada de fiebre o dificultad para tragar, puede ser signo de una enfermedad más grave, como por ejemplo:

  1. Absceso retrofaríngeo
  2. Absceso periamigdalino
  3. Amigdalitis
  4. Mononucleosis
  5. Dolor de garganta.


La aparición repentina de sialorrea puede indicar envenenamiento (especialmente por pesticidas), reacción al veneno de una serpiente o de un insecto.
En algunos casos, la salivación excesiva tiene origen en un anestésico que adormece la boca que utiliza el dentista.
Algunos medicamentos pueden provocar la sialorrea, como, por ejemplo Sanodin, gel bucal.
Un exceso de capsaicina, por ejemplo producido comiendo pimientos muy picantes, puede provocar ptialismo.

La salivación excesiva es un problema frecuente en caso de:

  • Niños con lesiones cerebrales (es decir, niños con retraso mental o parálisis cerebral);
  • Adultos que padecen la enfermedad de Parkinson;
  • Personas que han sufrido un ataque cardíaco;
  • La sialorrea suele tener su origen en el pobre control de los músculos faciales y de la boca.
  • Los factores que contribuyen a agravar este problema son la hipersecreción de saliva, mal oclusión dental, problemas posturales e incapacidad de reconocer el problema.

 

Síntomas de la sialorrea

Impacto sobre el paciente

  • Malestar físico
  • Infección de la piel
  • Deshidratación
  • Neumonía recurrente
  • Higiene
  • Estigmatización y desaprobación
  • Rechazo
  • Aislamiento
  • Baja autoestima

 

Medicamentos homeopáticos para la salivación excesiva

La homeopatía es un tipo de medicina holística, es decir, un método que trata el ser humano fijándose tanto en el aspecto físico como mental.
La selección del remedio homeopático más adecuado se basa en la teoría de la individualización y semejanza entre los síntomas, utilizando un enfoque holístico.
Esta es la única manera de mejorar el estado de salud general eliminando cualquier signo y síntoma que afectan al paciente.

El objetivo de la homeopatía no es simplemente tratar el ptialismo, sino que eliminar la causa subyacente y la predisposición individual a padecer la enfermedad.
En cuanto a los fármacos terapéuticos, existen diferentes remedios para el tratamiento de la sialorrea. La selección del remedio depende de la causa de la enfermedad.
Al fin de elegir el remedio adecuado, el paciente debe consultar a un homeópata calificado.

Los siguientes remedios son de utilidad en el tratamiento del ptialismo:

  1. Alúmina,
  2. Carbonato de amonio,
  3. Belladonna,
  4. Calcárea carbónica,
  5. Cantharis,
  6. Ácido carbólico,
  7. Hidrastis,
  8. Colchicum,
  9. Graphites,
  10. Causticum,
  11. Chamomilla,
  12. Hepar sulphur,
  13. Ignatia,
  14. Helonias,

 

¿Cuál es el tratamiento para la sialorrea?

Entre los remedios caseros para la salivación excesiva encontramos:

  1. Procurarse una taza muy grande que contenga el exceso de saliva (se puede llenar una taza en 5 minutos).
  2. Lavar la taza cada día: se aconseja no vaciar la taza en fregadero de la cocina, mejor en el lavabo del baño.
    Si no lavamos la taza todos los días, esto provocaría mal olor por toda la casa.
  3. Mantener una buena hidratación. Beber un zumo de fruta puede reducir la producción de saliva y quitar la sed. Se aconseja evitar el agua, ya que ésta aumenta el babeo.
  4. Tener una toalla muy cerca de la cama para absorber la saliva: esto permite no tragar la saliva mientras dormimos.
  5. Utilizar un brillo de labios. La salivación excesiva provoca los labios agrietados. El labio superior puede provocar dolor. Se puede utilizar el brillo de labios para evitar que los labios se vuelvan excesivamente secos.

 

Remedios para la salivación excesiva

Es importante informar al médico sobre los síntomas que se presentan junto con el aumento de la salivación, como por ejemplo náuseas matutinas o ardor de estómago.
Aunque no se puede hacer mucho para la salivación excesiva, algunos remedios pueden ser de ayuda en controlar este trastorno. Entre ellos se encuentran:

  • Cepillarse los dientes utilizando un enjuague bucal natural varias veces al día.
  • Comer pequeñas comidas frecuentes y equilibradas, evitando cantidades excesivas de productos farináceos.
  • Beber mucha agua todos los días para mantener una buena hidratación y no experimentar náuseas.
  • Tener una botella de agua a la mano y tomar pequeños y frecuentes sorbos durante el día.
  • Chupar un caramelo duro sin azúcar o un chicle sin azúcar.
  • Aunque esto no reduce la producción de saliva, promueve la deglución de la saliva producida.
  • No masticar caramelos ácidos ni chicles azucarados ya que pueden estimular la producción excesiva de saliva.
  • Chupar un limón o poner unas gotas de aceite esencial de limón en un paño y olfatear.
  • Utilizar un enjuague bucal seguro durante el embarazo.
  • Comer un dulce de menta o masticar un chicle con sabor a menta.
  • Lavarse los dientes con una pasta dental de menta.
  • Chupar un cubito de hielo.