Sangre de la nariz – una guía completa

Por lo general, la sangre de la nariz es inofensiva y se puede manejar fácilmente.
En términos médicos se conoce como epistaxis.

La nariz es una parte del cuerpo:

  • Con muchos vasos sanguíneos
  • En una posición vulnerable debido a que sobresale respecto a la cara

Un golpe en la cara puede provocar una lesión en la nariz y sangrado nasal.
La sangre de la nariz está causada por la rotura de uno o varios vasos sanguíneos en la mucosa nasal.

La epistaxis puede ocurrir de manera repentina cuando la mucosa nasal se seca o se lesiona.
Esto ocurre con regularidad:

  • En los lugares de clima seco
  • Durante el invierno, debido a la calefacción en casa

Las probabilidades que de ocurra el sangrado aumentan en caso de que la persona tome medicamentos anticoagulantes, como por ejemplo:

  • Aspirina
  • Aldocumar

Además, las causas más frecuentes de la sangre de la nariz pueden variar dependiendo de la edad de la persona.
Generalmente proviene de una sola fosa nasal, pero también puede salir de ambas.

 

Clasificación de la epistaxis

  • Epistaxis anterior es la más común. El sangrado se origina de un vaso sanguíneo en el septo nasal, en el que converge una red de vasos sanguíneos (plexo de Kiesselbach). El sangrado anterior suele ser fácil de detener y no se requiere la ayuda de un médico.
  • Epistaxis posterior raramente se presenta en los jóvenes y es más frecuente en las personas ancianas. El sangrado suele originarse en una arteria en la parte posterior de la nariz (plexo de Woodruff). Este tipo de sangrado es difícil de detener y suele requerir una hospitalización del paciente y la ayuda de un otorrinolaringólogo.

 

Causas de la sangre de la nariz

La causa más común del sangrado por la nariz ocasional es un traumatismo que puede estar causado por un golpe violento o una bofetada, por ejemplo, boxeando.

A veces, se puede ocasionar una lesión al meterse los dedos a la nariz cuando el moco se seca y se vuelve:

  • Duro
  • Áspero

La calefacción durante el invierno puede causar sangre de la nariz porque el calor provoca sequedad de la membrana interna de la nariz que se vuelve más susceptible a romperse y luego a sangrar.

Entre las causas de sangrado de la nariz se encuentran:

Entre las enfermedades que causan sangrado por la nariz se encuentran:

  1. Leucemia
  2. Enfermedad de Rendu-Osler-Weber
  3. Algunos tipos de infección del aparato respiratorio superior, por ejemplo la sinusitis
  4. Neoplasia de la nariz benigna o maligna
  5. Enfermedad de Von Willebran
  6. Hemofilia
  7. Aterosclerosis, es una enfermedad de las arterias en las que se forman unas placas compuestas sobre todo por depósitos de grasa (ateromas)

La mayoría de las veces, los niños tienen la tendencia a darse una ducha de agua fría inmediatamente después de haber jugado al aire libre, especialmente bajo el sol caliente.
En algunos casos, el cambio repentino de la temperatura del cuerpo puede causar sangrado por la nariz.
Cuando el cuerpo alcanza una temperatura elevada debido a algunas actividades físicas, necesita tiempo para bajar la temperatura.
Mientras tanto, si el cuerpo está expuesto al frío de repente (como una ducha o un baño frío), se produce un desequilibrio en este mecanismo y esto puede causar sangrado y otros trastornos.

Sangre de la nariz y presión alta
Hay dos tipos de sangrado por la nariz, anterior y posterior. Una de las causas de la epistaxis posterior de la nariz es la presión alta, definida como la presión ejercida por la sangre en las arterias. Puede haber epistaxis si la presión arterial sistólica (máxima) supera por lo menos 160 mm de Hg.

Sangre de la nariz y deficiencia de vitaminas

Falta de vitamina B-9 y B-12
La deficiencia de vitamina B-9 y B-12 puede causar el sangrado por la nariz porque esto causa altos niveles de homocisteína en la sangre que:

Deficiencia de vitamina A
Según un artículo de la University of Maryland Medical Center  la vitamina A es necesaria para la humedad y la salud de las mucosas de la nariz, de los senos paranasales, de la boca, de los ojos y del sistema digestivo.

La deficiencia de esta vitamina puede causar sequedad y la inflamación en la cavidad nasal, y por lo tanto aumenta el riesgo de lesiones y hemorragias. Además, la sequedad de las mucosas es un factor de riesgo de infección, que puede causar sangre de la nariz.

nariz-normal-cornetes

Deficiencia de vitamina K
La vitamina K sirve como un cofactor para una enzima que convierte el ácido glutámico en el ácido gamma-carboxiglutámico, que es necesaria para la coagulación.
La coagulación es un proceso que detiene el sangrado y forma un coágulo en la arteria.
Este proceso es crucial para curar los vasos sanguíneos dañados.
Cuando un vaso sanguíneo se rompe, la falta de vitamina K causa una hemorragia incontrolable.

Deficiencia de vitamina C
La vitamina C es necesaria para el desarrollo de colágeno que es el componente principal del tejido conectivo.
El colágeno se encuentra en:

  • Piel
  • Vasos sanguíneos

Una deficiencia de vitamina C debilita los vasos sanguíneos y puede causar fragilidad capilar.
La fragilidad de los vasos y capilares de la nariz depende principalmente del colágeno, que sirve para evitar las lesiones y el sangrado.

 

Sangre de la nariz en los niños

Causas de la epistaxis en niños
La epistaxis anterior es más común cuando el clima es seco o durante el invierno. En ese momento, el aire seca las membranas nasales que puede crear costras, causar una ruptura y sangrar.
Los niños pueden sufrir de sangre de la nariz a causa de:

  • Traumatismo: un accidente podría causar lesiones en la nariz que pueden causar sangrado. Esta es una de las causas más frecuentes de sangrado de la nariz en los niños.
  • Los niños se meten en la nariz objetos extraños como: alimentos, juguetes pequeños, otros objetos, etc. Los cuerpos extraños pueden pudrirse, irritar y erosionar las mucosas, causando sangrado nasal.
  • Rascarse: raspar el moco seco, rascar la mucosa de la nariz o causar la abrasión de la pared con los dedos o con las uñas puede causar sangre de la nariz en los niños.
  • Alergias e infecciones: las infecciones del tracto respiratorio superior y de los senos paranasales pueden causar una inflamación que puede aumentar las posibilidades de tener sangre de la nariz. Las alergias pueden causar rinitis y sangre de la nariz.
  • Factores estacionales: en invierno, cuando el clima es seco, la calefacción puede provocar sequedad en las fosas nasales, causando lesiones en el tejido y sangrado. En verano o en primavera, el polen en el aire produce alergias en los niños que pueden causar sangre de la nariz.
  • Anomalías estructurales: una estructura anormal en la nariz, como pólipos nasales o el tabique desviado, puede ser otra causa de sangre de la nariz
  • Sonarse la nariz con fuerza: puesto que los tejidos y las mucosas de los niños son muy delicadas y finas, sonarse la nariz con fuerza puede causar la ruptura de la mucosa que pueden causar sangrado nasal.
  • Medicamentos: el proceso de coagulación de la sangre puede ser obstaculizado por medicamentos como el ibuprofeno, la aspirina, etc. Estos medicamentos no causan la epistaxis, sino que pueden empeorar la enfermedad y causar problemas en la coagulación.

 

Sangre de la nariz durante el embarazo

La sangre de la nariz es común durante el embarazo, especialmente en el segundo trimestre.
Aproximadamente una mujer de cada cinco mujeres embarazadas tiene sangre de la nariz, mientras que sólo una de cada 16 mujeres embarazadas no tiene esta enfermedad.

El sangrado suele ocurrir a causa de las hormonas del embarazo (estrógenos y progesterona) que dilatan los vasos sanguíneos más grandes.
Al mismo tiempo, el mayor suministro de sangre aumenta la presión sobre las delicadas venas de la nariz.
Las paredes húmedas (mucosas) en el interior de la nariz pueden:

  • Hincharse
  • Secarse

Esto puede empeorar en el invierno porque en esta estación se suele tener resfriado y la calefacción en casa calienta el hogar, pero seca el aire.
Todo esto puede causar fácilmente la ruptura de los vasos sanguíneos, causando sangrado.

 

sangre-por-la-narizCausas de sangre de la nariz durante la noche y por la mañana

Clima cálido, frío y seco
Las causas más frecuentes de epistaxis, especialmente por la noche, son:

  • Sequedad causada por el calor
  • Sonarse demasiado la nariz
  • Rasparse el interior de la nariz
  • Alergias

El aire seco causa el endurecimiento del moco en la nariz, la consecuencia es la descamación y el sangrado.

La nariz está llena de pequeños y delicados vasos sanguíneos que sangran con facilidad, sobre todo cuando se rascan, se frotan o al sonarse la nariz.

Otras causas posibles son:

  1. Resfriado
  2. Tabaquismo
  3. Infección del tracto respiratorio superior
  4. Un cuerpo extraño en la nariz
  5. Hipertensión
  6. Cáncer
  7. Lesión en la cara
  8. Trastorno de coagulación de la sangre
  9. El efecto secundario de un medicamento anticoagulante o la aspirina y de las drogas

Alergias, infecciones y resfriados
A veces, cuando se tiene un resfriado o una alergia, las mucosas nasales se inflaman y esto puede causar sangre de la nariz por la mañana y por la noche.
Además, el resfriado causa la congestión de las cavidades nasales que implica el uso de descongestionantes nasales que pueden irritar y secar la nariz.
Esto puede causar epistaxis.
Incluso sonarse demasiado la nariz puede causar:

  • Lesiones en la mucosa
  • Sangre de la nariz

Según la Academia Americana de Otorrinolaringología, las alergias y las infecciones pueden causar picor.
Por lo tanto, si el paciente se rasca la nariz puede causar el sangrado.

Tabique desviado
Un tabique desviado ocurre cuando la pared entre las dos fosas se tuerce.
Según un artículo de la página de Internet de la Mayo Clinic, este trastorno puede predisponer a la sangre de la nariz debido a que cuando la nariz está libre de moco está más vulnerable a la deshidratación provocada por la entrada y la salida de aire. Por consiguiente, esto puede provocar la formación de costras y sangrado.

Un tabique desviado puede causar:

  • Obstrucción nasal
  • Infecciones

La sangre de la nariz puede producirse por la mañana o por la noche durante el sueño.

 

¿Cómo detener la sangre de la nariz?

Cuando sale sangre de la nariz hay que:

  • Sentarse derecho
  • Apretar con fuerza las fosas nasales entre pulgar e índice durante por lo menos 10-15 minutos.

No inclinar la cabeza hacia atrás (o hacia arriba), ya que la sangre podría llegar a las vías respiratorias.

Si el sangrado se debe a la sequedad, frotar las membranas con un lubricante denso (vaselina) para evitar el sangrado.
En algunos casos, aplicar una bolsa de hielo entre la frente y la nariz ayuda a detener el sangrado.

 

Remedios naturales la sangre de la nariz

Cuando se detiene la hemorragia, hay que mantener la cabeza más elevada que el corazón:

  • Se gana tiempo para la coagulación de la sangre
  • Se previenen otras hemorragias

No hay que sonarse la nariz y ni poner nada en su interior, ya que esto puede eliminar el coágulo (la costra que ha cerrado la lesión).
Si no se puede evitar de estornudar, mantener la boca abierta para dejar salir el aire de la boca en lugar de por la nariz.

Agua salada 
La sal es un desinfectante excelente y reduce el tiempo en que las lesiones cutáneas o la mucosa tardan en regenerarse.

  • Añadir una cucharadilla de sal en una taza de agua y mezclar bien
  • Cuando la sal se haya disuelto, surmegir un pedazo de algodón en la taza de agua
  • Cuando el algodón esté completamente empapado, introducirlo delicadamente en la nariz

También se pueden aplicar unas gotas de espray nasal con sal que se encuentran a la venta en las farmacias o por internet.

 

Tratamiento y medicamentos para la sangre de la nariz

Hay fármacos que se pueden tomar en forma de comprimidos o por vía intravenosa, por ejemplo, el ácido tranexámico.

¿Cuándo hay que preocuparse?
La intervención médica es necesaria si la nariz no para de sangrar incluso después de seguir las instrucciones mencionadas arriba, o si continúa durante más de 15-20 minutos.
Un sangrado persistente puede indicar otras enfermedades graves del cuerpo que a lo mejor todavía no se han diagnosticado.
Por lo tanto, hay que llamar a emergencias lo antes posible, especialmente si:

  • Se trata de un bebé, de un niño o de una persona anciana
  • El sangrado es abundante