Secreción por el pezón

Se define secreción por el pezón a la pérdida de fluido desde la mama.
En una mujer que no está embarazada o que no está amamantando, estas secreciones no necesariamente son anormales, pero deben ser evaluadas por un médico.
En cambio, en un hombre las secreciones del seno son un problema en todos los casos y se deberían analizar.

 


Causas no relacionadas con el embarazo

Si la mujer no está embarazada, las secreciones de los senos pueden estar causadas por una de las siguientes enfermedades:

  • El papiloma ductal (bulto en el seno), es una masa inofensiva dentro del conducto mamario (el tubo que lleva la leche de las glándulas al pezón) que generalmente causa una secreción del seno manchada con sangre.
  • La ectasia del conducto mamario es la dilatación de un conducto galactóforo en la parte inferior de la mama.
    Se relaciona con la edad y puede ocasionar una pérdida amarillenta o clara de los dos senos.
  • El absceso de mama o del pezón es una acumulación dolorosa de material purulento que se forma en el seno o alrededor del pezón, suele ser el resultado de una infección bacteriana.

Es importante consultar con el médico para el diagnóstico y la terapia.

Papiloma intraductal
El papiloma intraductal puede ser la causa de la pérdida de sangre que se produce en un solo seno.
El papiloma es una masa similar a una verruga, suele ser de casi 1 a 2 cm de tamaño y se encuentra dentro de uno de los conductos mamarios.
Estos conductos llevan la leche de las glándulas al pezón.
El papiloma suele desarrollarse detrás del pezón y puede causar la pérdida de líquido o de sangre.
Normalmente solo hay un virus del papiloma que se puede quitar fácilmente.
Aunque la pérdida puede crear preocupación, hay que saber que esta masa no se convierte en un tumor de mama.
Sin embargo, el médico tiene que controlarla para excluir el cáncer de mama y para establecer el tratamiento.

Ectasia ductal de mama
Si las pérdidas son de color marrón, verde o amarillento puede tratarse de una condición inofensiva llamada ectasia ductal de mama, que afecta más frecuentemente a las mujeres que se acercan a la menopausia.
Cuando los senos envejecen, los conductos de la leche detrás del pezón se hacen más cortos, más anchos y pueden causar pérdidas.
Se trata de un cambio fisiológico relacionado con la edad, no hay que preocuparse.
A veces, detrás del pezón se puede sentir un nódulo compuesto solamente por tejido cicatricial y el pezón puede presentar un repliegue hacia el interior.
Aunque esta enfermedad es inofensiva y desaparece sin tratamiento, es importante hablar con el médico para descartar el cáncer de mama.
La ectasia ductal de mama no aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama en el futuro.

Absceso mamario
El absceso de mama o alrededor del pezón puede causar secreciones que contienen material purulento.
El absceso es una acumulación dolorosa de material purulento que normalmente se forma debajo de la piel después de una infección bacteriana.
La piel alrededor puede ser de color rojo, caliente e hinchada.
El absceso de mama puede ser una complicación de la mastitis (inflamación de la mama).
Si una mujer ha tenido mastitis, su médico puede ya haber prescrito antibióticos.
Si después de tomar antibióticos el seno sigue estando endurecido, enrojecido y dolorido, el médico puede aconsejar a la paciente que acuda a un centro especializado para el cuidado de los senos y confirmar el diagnóstico de absceso mamario.

Traumatismos y presión en los senos
A veces, un traumatismo en los senos (por ejemplo, un hematoma causado por el volante en un accidente de coche) puede dañar los conductos de la leche y producir una secreción desde el pezón.
Otra causa común, que puede causar secreciones por el pezón es la manipulación continuada y repetida de la mama (auto-examen para detectar un tumor mamario o por parte de la pareja).
Estrés
Algunos estudios muestran que altos niveles de estrés psicológico o fisiológico pueden aumentar la producción de la hormona prolactina.


Medicamentos
A menudo tienen efectos secundarios.
Existen algunos medicamentos que pueden aumentar los niveles de prolactina y causar secreciones por el pezón.
Algunos medicamentos que pueden causar las secreciones mamarias son los fármacos antipsicóticos, como Risperdal, como la Metoclopramida contra las náuseas y los antihipertensivos como Verapimilio o Alfametildopa.
Incluso los opiáceos como la codeína (que se encuentra en algunos jarabes para la tos) o la morfina pueden causar secreciones de los senos en las mujeres y no se deberían utilizar crónicamente, todas las noches.
Si las secreciones contienen sangre se puede excluir la presencia de papiloma intraductal, un tumor benigno que crece en los conductos de la leche.
Hay que contactar con el médico cada vez que se experimenta este síntoma.

 

Causas menos comunes de la secreción por el pezón

 Las causas poco comunes incluyen:

  • Píldora anticonceptiva: la secreción es solo un efecto secundario temporal de la asunción al principio (algunas mujeres tienen senos hinchados y dolorosos).
  • Los cambios en los niveles hormonales relacionados con la pubertad o la menopausia.
  • Lactancia materna en el pasado: algunas mujeres continúan produciendo leche hasta dos años después de la lactancia.
  • Estimulación del pezón, por ejemplo, a través del sexo.
  • Medicamentos que causan un aumento en los niveles de prolactina (la hormona responsable de la producción de leche), como los tranquilizantes y antidepresivos, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).
  • Prolactinoma, un tumor benigno en el cerebro que causa el aumento de los niveles de prolactina.
  • Disfunciones hormonales como el hipotiroidismo o la enfermedad de Cushing.
  • Conducto mamario obstruido llamado galactocele que suele asociarse con el parto.cáncer-de-mama
  • Las secreciones de los senos pueden ser un síntoma de cáncer de mama en una etapa inicial que se llama carcinoma in situ. Esta masa está confinada dentro de los conductos mamarios y no se ha extendido (se suele sacar durante una mamografía de rutina).

 

Color de la secreción del pezón  

  • Secreciones de sangre, de rojo a marrón oscuro: representan el tipo de pérdida de la que hay que preocuparse más, ya que puede ser un signo de cáncer. Pueden estar causadas por el cáncer si se producen solo en un seno, no en ambos.
    Una pérdida que contiene sangre no significa necesariamente que se tenga cáncer; también puede ser el resultado de un traumatismo en el pecho o de un papiloma benigno.
    En este caso, los exámenes que hay que efectuar son: la mamografía, una ecografía para detectar si hay ganglios linfáticos hinchados o biopsia del ganglio centinela.
  • Secreciones pegajosas y densas, de color verdoso o negro: suelen ser la consecuencia de la ectasia ductal de mama, una enfermedad bastante común en las mujeres de 40-50 años. La ectasia es la inflamación de uno o más conductos mamarios, muy similar a una pústula interna. En raras ocasiones puede causar dolor en el seno. Hay que acudir al médico para examinar el problema y si es bastante extenso habrá que tomar antibióticos. Anatomía del seno, secreciones, blancas
  • Pérdidas blanquecinas, claras, amarillas o verdosas: a menudo representan un signo de galactorrea en el seno, es decir, de un desequilibrio hormonal. El médico debería hacer un análisis detallado, porque la galactorrea puede revelar un trastorno en otros partes del cuerpo, como el hipotiroidismo o la disfunción de la hipófisis.
  • Secreciones claras, amarillas o verdosas: pueden indicar una enfermedad fibroquística (quistes mamarios). Alrededor la mitad de las mujeres desarrollan esta enfermedad durante su vida. Se caracteriza principalmente por nódulos y por dolor en los senos, a menudo las mujeres afectadas se someten a la biopsia. En la mayoría de los casos se trata de una enfermedad benigna.
  • Pérdidas blanquecinas: pueden ser la consecuencia de un absceso causado por bacterias que pueden entrar en la mama a través de un pezón lesionado. El seno puede perder material purulento y se puede hinchar e inflamar.
    Las que piensan que tienen una infección en el seno deben hablar con su médico.
  • Pérdidas pegajosas multicolores: la ectasia ductal mamaria puede ocasionar pérdidas multicolores, pegajosas y a menudo bilaterales en mujeres perimenopáusicas.

    Esta dilatación de los conductos terminales causa la acumulación de líquido lipídico irritante, la producción de una reacción inflamatoria y, en consecuencia, las pérdidas del pezón.
    La ectasia ductal causa dolor, picor e hinchazón en el pezón.
    La palpación de la areola puede mostrar una masa tubular que refleja los conductos dilatados. A menudo puede estar causada por la palpación de la mama.
    Si la enfermedad progresa, se puede desarrollar una masa (se habla de mastitis de células plasmáticas). La mastitis puede ser semejante a un cáncer. Se efectúa una operación de cirugía solo cuando se forma una masa o si la secreción contiene esta mezclada con suero.

 

Color de la pérdida de pezón Puede ser causado por
Clara, amarillenta, blanca o verde oscuro Normal (fisiológica)
Clara, de color pajizo Embarazo inicial
Fina, lechosa Embarazo o lactancia
Manchada de sangre Papiloma intraductal, cáncer de mama
Material purulento  Infección mamaria
Lechosa o clara, posiblemente, amarilla o verde Galactorrea
Clara, amarilla o con sangre Una lesión
marilla, verde, marrón o negra  Ectasia ductal de mama, enfermedad fibroquística de la mama

 

Secreción del pezón: ¿cuándo hay que preocuparse?

El médico probablemente pedirá alguna información para entender mejor la enfermedad.
En concreto, es posible que necesite saber:

  1. ¿De qué color es la secreción?
  2. ¿Lo abundante que es?
  3. ¿Se produce solo en un seno o ambos?
  4. ¿Las pérdidas salen de una abertura del pezón o de múltiples aberturas?
  5. ¿La pérdida es espontánea o se produce solo al apretar el pezón?
  6. ¿Hay otros signos y síntomas, como fiebre, enrojecimiento, dolor de pecho, dolor de cabeza o alteraciones visuales?
  7. ¿Hay una herida reciente en el tórax?
  8. ¿Qué medicamentos está tomando?

Hay que prepararse para responder a este tipo de preguntas y explicar los hechos que pueden ser relevantes.
Por ejemplo, el médico puede pedir ciertas informaciones del historial clínico del paciente y desde cuánto tiempo se dan las pérdidas del seno.

 

Secreción del pezón durante el embarazo y la lactancia

Embarazo: el mismo embarazo aumenta los niveles de prolactina y puede causar una secreción benigna del pezón.
También se piensa que los altos niveles de estrógeno durante el embarazo aumentan la producción de prolactina.

Lactancia y el posparto: las mujeres que acaban de dar a luz producen leche aunque no amamanten. Esta e una de las causas principales de pérdida del segno benignas.