Sequedad vaginal

La sequedad vaginal puede ser muy molesta y puede verificarse en cualquier momento de la vida de una mujer.
Puede estar causada por diversas causas, entre ellas: ciertas enfermedades, medicamentos, niveles hormonales y problemas psicológicos.
La sequedad vaginal es un problema común para las mujeres en menopausia, aunque la escasa lubricación vaginal puede verificarse incluso en mujeres jóvenes.

 

Lubricación vaginal

Normalmente, la vagina está húmeda gracias una fina capa de líquido claro, producido por el cuello del útero en la parte superior de la vagina.

La lubricación vaginal tiene varias funciones:

  1. Proteger la vagina de las infecciones como la candidiasis (candidiasis vaginal)
  2. Mantener la vagina limpia, eliminando las células muertas y la sangre menstrual
  3. Lubricar la vagina para facilitar las relaciones sexuales.

Cuando una mujer se excita sexualmente, los vasos sanguíneos reciben un mayor flujo de sangre, estimulando la secreción de fluidos, de esta manera aumenta la lubricación vaginal.
Las hormonas estrógenos ayudan a producir este líquido y a mantener el revestimiento exterior de la vagina sano y elástico.
Cuando los niveles de estrógeno disminuyen durante la menopausia o en otros momentos, se produce un trastorno llamado atrofia vaginal que reduce la cantidad de humedad, el espesor y la elasticidad de la vagina.

La sequedad vaginal es una marca distintiva de la atrofia vaginal (o vaginitis atrófica), que se caracteriza por el adelgazamiento y la inflamación de las paredes vaginales. Está causada por la disminución de estrógeno.
Antes de la menopausia, el revestimiento de la vagina se ve brillante, rojo y húmedo.
Cuando los niveles de estrógeno colapsan, el revestimiento de la vagina se vuelve más fino, más seco, menos elástico y es de color rosado o azulado.
Esto es el normal cambio que se verifica después de la menopausia.

 

Causas de la sequedad vaginal

Durante la transición a la menopausia, los ovarios comienzan a producir menos estrógeno en vista de la conclusión de los ciclos menstruales.
La disminución de estrógenos es la principal causa de la sequedad vaginal durante la menopausia que, generalmente, comienza entre los 40 y los 50 años de una mujer.

Durante este período, las secreciones vaginales disminuyen, y, por consiguiente, disminuye la lubricación.
La disminución de estrógenos transforma en alcalino el nivel de pH de la vagina que debería ser ácido.
El cambio de pH puede aumentar la irritación y las probabilidades de infección vaginal.
Los cambios hormonales que se verifican durante el embarazo, el posparto y la lactancia pueden afectar a la sequedad vaginal.
Además de las causas hormonales, otros factores fisiológicos, ambientales y emocionales pueden causar o agravar la sequedad vaginal.

 

Causas físicas de la sequedad vaginal

  1. Enfermedades autoinmunes como el síndrome de Sjögren, que ataca a las células del cuerpo que producen secreciones.
  2. Infecciones (bacterianas, virales, de transmisión sexual);
  3. Tabaquismo, consumo de alcohol – las mujeres que fuman tienen un riesgo mayor de menopausia prematura con respecto a las que no fuman. Por lo tanto, los síntomas de vaginitis atrófica pueden aparecer antes en las mujeres fumadoras.
  4. Algunos medicamentos:
    • Los antihistamínicos;
    • Los medicamentos contra el resfriado;
    • Los antidepresivos;
    • La píldora anticonceptiva;
  5. Tratamiento contra el cáncer. Entre los medicamentos que causan sequedad vaginal se encuentran el danazol, la medroxiprogesterona (nombre comercial Depo-Progevera) o unos antis-estrógenos como el Arimidex. Cuando se dejan de tomar estos medicamentos, se restablece la producción de estrógenos como antes.
  6. Causas quirúrgicas
    Después de la extirpación quirúrgica de los ovarios, de quimioterapia o de radioterapia para el cáncer pélvico. Después de tener un bebé, especialmente en las mujeres que están amamantando.ù
  7. Causas ambientales
    Lavados vaginales excesivas;
    Reacciones alérgicas a los productos químicos en algunos jabones, detergentes, etc.
  8. Causas psicológicas
    El estrés es un factor importante que puede causar o aumentar la gravedad de la sequedad vaginal.
  9. Otros problemas emocionales, como la ansiedad y la depresión puede llevar a la falta de excitación y a la sequedad vaginal.
    Trastornos de origen ansioso como la fibromialgia pueden ser una de las causas.
  10. Algunos problemas relacionales no resueltos pueden causar:
    • La disminución de la lubricación vaginal durante la actividad sexual;
    • La pérdida de la libido;
    • Dificultad para excitarse.

 

¿Cuáles son los síntomas de la sequedad vaginal?

Algunas mujeres pueden no tener síntomas, pero en la mayoría de los casos sufren los siguientes síntomas:

  1. Dolor durante las relaciones sexuales. Esto puede verificarse porque la vagina es más pequeña, más seca y hay menos probabilidades de tener una adecuada lubricación durante el coito;
  2. Fastidio – si la vulva o la vagina están rojas y dolorosas;
  3. Flujo vaginal y manchado. Pueden verificarse pérdidas de color blanco o amarillo;
  4. Dolor vaginal, puede presentarse junto con picor o sensación de ardor;
  5. Problemas urinarios. La vaginitis atrófica puede empeorar varios problemas urinarios, como, por ejemplo, ardor al orinar.

 

Diagnóstico y exámenes de la sequedad vaginal

El diagnóstico de la sequedad vaginal se puede incluir:

  1. Examen pélvico. El médico inspecciona visualmente los genitales externos, la vagina y el cuello uterino y luego inserta los dedos en la vagina y el recto para tocar (palpar) los órganos de la pelvis en busca de signos de enfermedad.
  2. Prueba de Papanicolaou. El médico toma una muestra de células del cuello uterino para examinarlas con un microscopio. El médico puede sacar una muestra de secreciones vaginales para controlar los signos de inflamación vaginal (vaginitis) o para confirmar las alteraciones vaginales relacionadas con la deficiencia de estrógenos.
  3. Análisis de orina. Si se sufre también de síntomas urinarios, se necesitan muestras de orina para analizarlas en busca de alguna enfermedad del tracto urinario.

 

Tratamiento para la sequedad vaginal

 

útero, ovarios
La sequedad vaginal

¿Cuáles son las mejores formas de aliviar la sequedad vaginal?

Las madres que amamantan y las que tienen antecedentes de cáncer de mama pueden experimentar los cinco remedios que mencionan a continuación.

  1. Mantenerse bien hidratada. Beber de seis a ocho vasos de agua al día ayuda a mantener los tejidos húmedos, incluyendo aquellos por debajo del cinturón.
  2. Lubricar lo más posible. Muchas mujeres tienen alivio inmediato por el simple uso de un lubricante. Existen en comercio en las farmacias por lo menos media docena de estos productos. Es posible que se tenga que probar diferentes productos para encontrar lo que funciona mejor.
  3. Evitar espráis para la higiene personal. Las sustancias químicas en estos productos pueden irritar los tejidos delicados al interior de la vagina.
  4. No utilizar duchas vaginales. Esta actividad puede alterar el equilibrio químico normal de la vagina y puede causar sequedad e inflamación.
  5. Comer cantidades adecuadas de “grasas buenas. El cuerpo necesita suficiente grasa en cada comida para alcanzar los niveles adecuados de hormonas sexuales. El aceite de semillas de lino y la soja tienen efectos similares a los estrógenos y pueden ayudar en el caso de sequedad vaginal.

 

Hay que consultar con el médico acerca de estos problemas, ya que a veces pueden estar causados por medicamentos como los antidepresivos, o por una enfermedad autoinmune llamada síndrome de Sjogren.


Las mujeres en post-menopausia sin problemas de salud también pueden utilizar un producto tópico a base de estrógeno, por ejemplo, supositorios vaginales o crema. Esta es una opción si los síntomas están causados por la menopausia.

Crema para la sequedad vaginal
Para los síntomas de sequedad vaginal como el prurito, el ardor o el dolor se puede poner una crema hidratante en los labios mayores.
Entre los más utilizados se encuentran la crema CumLaude Hidratante y Velastina Intim Hidratante.

Gel lubricante para la sequedad vaginal
Si las cremas hormonales no las recomiendan a causa de otras enfermedades concomitantes, el gel lubricante puede ayudar.
Hay varios geles que están diseñados específicamente contra el problema de la sequedad vaginal.
Estos productos reemplazar el líquido natural en la vagina.
Son el CumLaude Mucus, el gel íntimo Vidermina, y Muvagyn.
Las mujeres que padecen también la candidiasis vaginal pueden usar el gel vaginal hidratante Ainara.

Un gel indicado porque da una mejor lubricación durante las relaciones sexuales es el gel estimulante Durex Play “O”, este producto es compatible con los preservativos.
Estos geles se pueden comprar en la farmacia y el farmacéutico debe ser capaz de dar consejos.

Nota: Vaselina® puede descomponer los condones de látex, por lo que no se recomienda para las mujeres cuya pareja usa un condón.

 

Remedios naturales para la sequedad vaginal

Si se desea una crema hidratante segura, hay que utilizar productos naturales.
Por ejemplo, la manteca de karité orgánica es una crema que se puede comprar sin receta médica.
Se puede comprar incluso en una tienda de productos naturales.
Ayuda en el caso de sequedad vaginal y no lastima.
Entre los beneficios, la manteca de karité no deja residuos, hace los labios suaves durante un largo plazo, sólo es adecuado para uso en exteriores.

 

Tiempo de recuperación y el pronóstico

Los síntomas deberían mejorar después de tres semanas de tratamiento.
Hay que consultar con el médico si los síntomas no mejoran, porque a veces pueden estar causados por otras patologías.
Si se efectúa el tratamiento hormonal es muy importante consultar al médico en caso de sangrado de la vagina.