Sudoración excesiva – hiperhidrosis

La sudoración excesiva (o hiperhidrosis) es un problema común, especialmente en las axilas, en las manos y en los pies.
Hiperhidrosis significa que la persona suda mucho más de lo normal, aunque no esté en un entorno cálido y húmedo, o no haga ejercicios y no tenga ansiedad.
El sudor a menudo se mezcla con las bacterias presentes en la superficie de la piel que causan mal olor.


El sudor ácido depende de la cantidad de ácido contenido en las glándulas sudoríparas.
El olor fuerte a sudor depende de cuánto tiempo pasa antes de lavarse.
En el caso de dermatitis o dermatosis causada por el sudor, se puede producir una alteración en el color de la piel que, por lo general, se vuelve azulada o roja.

 

¿Cuáles son las causas de la sudoración excesiva nocturna o de cuando se duerme?

Hiperhidrosis idiopática
Cuando una persona tiene sudoración excesiva sin que tenga una enfermedad que la causa, la hiperhidrosis se denomina idiopática.
La hiperhidrosis puede verificarse en cualquier momento durante la infancia o más adelante durante la vida.
La enfermedad está causada por las glándulas sudoríparas que son hiperactivas.
La sudoración a menudo se limita en las zonas de las plantas de los pies, de las axilas, de la ingle, de las palmas de las manos y debajo de los senos.

Menopausia
Durante la perimenopausia y la menopausia, la disminución de estrógenos provoca un mal funcionamiento del hipotálamo.
Esto causa el enrojecimiento de la piel de y la dilatación de los vasos sanguíneos que causa la sudoración excesiva.
Los sofocos y la sudoración excesiva durante la noche pueden estar causados por el hecho de dormir en una habitación caliente o por un cambio de temperatura.

Hipertiroidismo
El hipertiroidismo es un trastorno endocrino que se caracteriza por una tiroides hiperactiva.
Esta enfermedad puede acelerar el metabolismo del cuerpo causando un alto ritmo cardíaco y la sudoración excesiva durante la noche.


Hipoglucemia
La hipoglucemia se caracteriza por bajos niveles de azúcar en la sangre y afecta a los pacientes con diabetes que toman demasiada insulina.
Esperar demasiado tiempo entre las comidas, no comer lo suficiente y entrenarse durante mucho tiempo sin comer puede causar hipoglucemia.
Entre los síntomas se incluyen: temblores, sudoración, sensación de hambre y ansiedad.
La hipoglucemia nocturna se verifica durante el sueño y la persona puede mojar la ropa de cama, tener insomnio, dolores de cabeza y pesadillas.

Infecciones
La tuberculosis es una de las causas más comunes de los sudores nocturnos. Esta enfermedad infecciosa que afecta a los pulmones de una persona puede causar pérdida de peso, cansancio y fiebre.
Hay muchas infecciones que pueden causar sudores nocturnos, por ejemplo:

  1. El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)
  2. La infección por Mycobacterium avium complex
  3. La mononucleosis infecciosa (causada por el virus de Epstein – Barr)
  4. Las infecciones fúngicas (histoplasmosis, coccidioidomicosis)
  5. El absceso pulmonar (necrosis del tejido pulmonar)
  6. La endocarditis (inflamación de las válvulas del corazón)
  7. La osteomielitis (infección ósea).

Medicamentos que causan sudoración excesiva 

  • Medicamentos antidepresivos
    Los inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), antidepresivos tricíclicos y los fármacos psiquiátricos causan sudoración nocturna. Entre los medicamentos que causan sudoración excesiva es la sertralina (Aremis)
  • Antipiréticos
    Los fármacos antipiréticos (contra la fiebre) como la aspirina y el paracetamol pueden afectar al hipotálamo.
    Inducen el hipotálamo a disminuir la temperatura corporal.
    El sudor es uno de los mecanismos que se activan en respuesta a estos medicamentos.
  • Otros medicamentos:
    • Algunos medicamentos para la presión arterial
    • Algunos medicamentos para la boca seca


Apnea del sueño
La apnea del sueño se produce cuando hay episodios continuos de obstrucción completa o parcial de las vías aéreas superiores durante el sueño.
Dado que los músculos del tórax y del diafragma actúan para abrir las vías aéreas, la persona vuelve a respirar con un sobresalto.
Además de los trastornos del sueño, del ronquido, del cansancio durante el día y de la inquietud durante el sueño, también la apnea obstructiva del sueño puede causar sudores nocturnos.

Tumor
La sudoración excesiva también puede señalar la presencia de ciertos tipos de cáncer, como el linfoma (un cáncer de los linfocitos) y la leucemia (cáncer de la sangre y de la médula ósea).
Si la fase de sudoración excesiva se acompaña de fiebre y de pérdida de peso inexplicable, es recomendable consultar con un médico para descartar la posibilidad de cáncer.

Ansiedad y estrés
La ansiedad y las preocupaciones pueden causar sudores nocturnos repentinos.
La ansiedad activa el sistema de alerta en el cuerpo.
Esto hace que llegue más sangre a las partes del cuerpo que deberían necesitarla.
La ansiedad entonces ocasiona un estrechamiento de los vasos sanguíneos (vasoconstricción).
La consecuencia es que el cuerpo se calienta y comienza a sudar.
El sudor causado por un estado emocional alterado puede ser frío.

saudoración-excesiva-hiperhidrosisGolpe de calor
El golpe de calor se verifica cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 37°C.
Entre los síntomas se encuentran: confusión mental, calambres musculares, náuseas, mareos, vómito, taquicardia, visión borrosa, acúfenos y sudoración excesiva.

Alimentación
Si se comen muchas grasas o simplemente si se come mucho es fácil que se verifique una sudoración intensa en las axilas.
Un remedio sencillo y eficaz es beber mucho porque el proceso de digestión consume una gran cantidad de agua.
Los que sufren de mala digestión y se acuestan después de cenar mucho, pueden despertarse sudados y con las mantas húmedas.
La sudoración gustativa se produce al masticar, al morder o al chupar los alimentos.
Esta enfermedad afecta principalmente a la cara y al cuello y puede estar causada por la eliminación de las glándulas paratiroides, o por ninguna razón aparente.

Embarazo
Durante el embarazo la sudoración aumenta a causa del desequilibrio hormonal y del aumento del metabolismo. Cuanto más se come, más el cuerpo se calienta.


Problemas neurológicos
Aunque las enfermedades neurológicas son bastante raras, pueden causar sudores nocturnos, entre éstas se encuentran:

La disreflexia autonómica está causada por lesiones en la médula espinal entre la quinta vértebra torácica y las superiores.
Los impulsos nerviosos de la médula espinal están bloqueados por la lesión.
La disreflexia autonómica ocasiona la hiperactividad del sistema nervioso simpático.
Los síntomas de esta enfermedad incluyen espasmos, hipertensión y sudoración excesiva.

El ictus se caracteriza por una pérdida de funcionalidad del cerebro causada por la pérdida del suministro de sangre al cerebro.
A menudo está causado por lesiones en la médula espinal y causa sudoración excesiva y dolor de cabeza muy intenso.

Entre otras enfermedades que causan sudores nocturnos se encuentran:

  • Síndrome de fatiga crónica
  • Diabetes insípida
  • Reflujo gastroesofágico
  • Enfermedad granulomatosa crónica (raro)
  • Beumonía eosinofílica crónica
  • Angina de Prinzmetal (es una variante poco frecuente de angina de pecho que se verifica en reposo)

 

Sudoración excesiva en la cara y en la cabeza

La sudoración excesiva de la frente puede causar vergüenza, por ejemplo, el pelo huele mal y se puede tener picor en el cuero cabelludo.

Causas de la hiperhidrosis primaria en la cara
Si la cabeza tiene una sudoración excesiva primaria, no hay una enfermedad que causa esta situación.
Se dice que, en la mayoría de los casos, la hiperhidrosis primaria de la cabeza es hereditaria y se caracteriza por glándulas sudoríparas hiperactivas.

Causas de la hiperhidrosis secundaria
Hay algunas enfermedades que pueden causar sudoración excesiva en la cara, incluyendo:

  1. Trastornos de la tiroides
  2. Ansiedad y estrés
  3. La menopausia
  4. Ataques al corazón (pueden causar sudoración fría o helada)
  5. Medicamentos (medicamentos antiinflamatorios u hormonal)
  6. Diabetes mellitus
  7. Enfermedad de Parkinson
  8. Ictus, algunas lesiones de la médula espinal
  9. Síndrome carcinoide
  10. Tuberculosis, Cáncer
  11. Gota
  12. Infecciones crónicas.

 

Causas de la sudoración excesiva de las manos y de los pies 

 sudoración excesiva, nocturna, glándulas sudoríparas, piel
Sistema nervioso simpático hiperactivo

Cada vez que se produce una situación de estrés, el cuerpo reacciona mediante la producción de sudor para bajar la temperatura del cuerpo.

Estas situaciones pueden ser:

  • La ira,
  • El estrés,
  • El nerviosismo,
  • Peligros,
  • El calor exterior y ventilación escasa,
  • Enfermedades de los vasos periféricos arteriales y linfáticos,
  • La menstruación
  • La sepsis
  • La anemia
  • Los calambres

A veces hay casos de manos y pies sudados en bebés y en niños, estos casos pueden estar causados por la fiebre.

 

Sudoración excesiva en las axilas

 Los factores que contribuyen a la hiperhidrosis axilar

  • Problemas de tiroides (hipertiroidismo, hipotiroidismo), hipoglucemia, sofocos (menopausia) y ataques cardíacos;
  • Fiebre;
  • El consumo de alimentos picantes y de pimientos;
  • El consumo excesivo de cafeína;
  • Los efectos secundarios de algunos tipos de analgésicos, fármacos anti-psicóticos o de medicamentos para trastornos de la tiroides.
  • El estrés, la ansiedad o la depresión.

 

Sudoración en la región glútea y genital

Hay algunas partes del cuerpo donde la piel no transpira porque está en contacto con la superficie de la silla o de otras áreas del cuerpo, por lo que la sudoración no depende de una enfermedad.

Este trastorno afecta, por ejemplo:

  1. La región lumbar;
  2. Las nalgas;
  3. La zona íntima;
  4. La zona púbica.

 

Remedios naturales para la sudoración excesiva

Si el problema de sudoración es genético no se puede esperar una recuperación completa, en los otros casos se puede mejorar mucho con remedios caseros.

  1. Aplicar el zumo de limón fresco en las partes del cuerpo que sudan más durante 10-15 minutos, luego enjuagar. Repetir todos los días. Frotar las rodajas de limón en la zona antes de lavarse.
  2. Hacer una mezcla de aceite de tea tree (2 gotas) con agua. Llenar una botella espray y aplicarlo como un desodorante.
  3. Sumergir una bola de algodón en vinagre de manzana y aplicar en las axilas.
  4. Moler nueces y hojas de eucalipto juntos para hacer una masa. Aplicar esta masa en las partes del cuerpo que transpiran más. Dejar durante unos 5-10 minutos. Luego, enjuagar bien con agua.
  5. Evitar comida picante y café.

Seleccionar un remedio casero y continuar con regularidad durante un período de aproximadamente un mes. Si se suda a pesar de los remedios caseros, se aconseja una visita a un dermatólogo.

 

Tratamiento contra la sudoración excesiva y medicamentos

Los medicamentos orales que reducen la sudoración son llamados anticolinérgicos. Un ejemplo es el glicopirrolato.
La mayoría de los anticolinérgicos están disponibles sólo con prescripción médica.
Entre los efectos secundarios se encuentran la sequedad de boca y la visión borrosa.

Antitranspirantes
Hay muchos antitranspirantes disponibles que bloquean las glándulas sudoríparas.
Hay que aplicar estas sustancias en el cuerpo durante la noche.
Estos antitranspirantes entran en los poros de la piel y el bloquean de la transpiración.

La liposucción se puede realizar para eliminar las glándulas sudoríparas.
Se puede hacer en un área particular como la de las axilas.
Aunque este método es muy útil, hay que hablar con el médico acerca de los efectos secundarios de la operación.

Simpatectomía torácica
La cirugía para la sudoración excesiva se llama simpatectomía torácica.
Esta operación prevé la interrupción de los nervios del sistema simpáticos que son responsables de la sudoración.
Se efectúa mediante la inserción de un pequeño endoscopio en la axila. El objetivo es destruir algunas pequeñas partes del nervio que conecta las glándulas sudoríparas.
La simpatectomía torácica es muy eficaz, pero al mismo tiempo, es arriesgada.
El cirujano tiene que desinflarse temporalmente los pulmones para ver claramente los nervios.

La operación tiene algunos efectos secundarios, incluyendo:

  • Daños a los nervios;
  • Sudoración compensatoria en otras partes del cuerpo no operados;
  • Complicaciones respiratorias,
  • A veces, estos trastornos se vuelven permanentes.