Vértigo de origen cervical

Foto: vértigo, cervical, mujer

 

El vértigo de origen cervical puede estar causado por artritis del cuello o por la espondilosis (artrosis cervical).

El dolor de cuello puede provocar vértigo, el canal raquídeo es muy delicado.

 

Generalmente, un traumatismo puede causar inestabilidad, falta de equilibrio y mareos.

Esta enfermedad puede ser leve o grave dependiendo de la enfermedad que la provoca.

La quiropráctica y los medicamentos son los tratamientos más utilizados para curar el vértigo cervical.

Este tipo de vértigo puede ser muy breve o prolongado.

 

Causas del vértigo de origen cervical

 

A menudo, el vértigo está causado por una postura incorrecta del cuello, el cuello no está en posición recta o no está alineado con los otros huesos.

Esto provoca dolor.

 

Espondilosis cervical (artrosis cervical)

Las arterias vertebrales transportan la sangre desde la columna vertebral cervical hasta la parte posterior del cerebro.

Los osteofitos (excrecencias óseas) de las vértebras del cuello pueden presionar los vasos sanguíneos y aplastarlos.

Esto causa una disminución del flujo de sangre hacia la parte posterior del cerebro y esto puede provocar un fuerte dolor de cuello, vértigo y acúfenos.

El desgaste de los discos intervertebrales del cuello causa espondilosis cervical o uncoartrosis (es decir, artrosis o degeneración de las articulaciones entre las vértebras del cuello).

Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Dolor de cuello,
  • Rigidez muscular,
  • Entumecimiento,
  • Pérdida del equilibrio.

 

Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)

 

El vértigo posicional paroxístico benigno es una enfermedad del oído interno y ocurre cuando los “pequeños cristales” que flotan en el líquido se posicionan de manera incorrecta. El paciente siente dolor de cuello y vértigo.

Esta enfermedad se manifiesta de manera repentina en pocos segundos, especialmente cuando el paciente mira hacia arriba o cuando está acostado en la cama.

Esta enfermedad está causada por un traumatismo en la cabeza o por una enfermedad relacionada con la edad.

Esta enfermedad puede no tener ninguna consecuencia y puede desaparecer después de algunas semanas, sin necesidad de tratamiento.

El fisioterapeuta puede realizar algunas terapias para aliviar el dolor.

 

El vértigo cervical está causado por:

 

  • Latigazo cervical,
  • Tirón muscular, contracción de las arterias vertebrales del cuello,
  • Contracción muscular en la zona occipital o cervical alta (pueden estar causadas por una postura incorrecta o por el frío),
  • Manipulaciones vertebrales incorrectas.

 

Las actividades que se mencionan a continuación pueden contraer los músculos del cuello:

 

  • Levantar objetos pesados,
  • Arrastrar objetos pesados,
  • Permanecer sentados al frente del computador durante muchas horas,
  • Tener una postura incorrecta mientras está sentados todo el día o una posición incorrecta en la cama (por ejemplo dormir sin almohada).

 

Se recomienda realizar una resonancia magnética (RM) para detectar la causa de la enfermedad.

 

Síntomas que se presentan junto con el vértigo de origen cervical

 

Cuando una persona padece vértigo generalmente también aparecen otros síntomas que varían, dependiendo de la persona.

 

En caso de cefalea de origen cervical, el vértigo aparece:

 

  • Cuando el paciente realiza ciertas actividades o movimientos,
  • Cuando permanece en una determinada posición durante mucho tiempo,
  • Cuando el movimiento del cuello está limitado,
  • Cuando el dolor de cabeza no es constante.

 

He aquí la lista de algunos de los signos más comunes del vértigo:

 

  • Pérdida del equilibrio cuando la persona mueve la cabeza,
  • Pérdida de la fuerza en las piernas,
  • Dificultad para mover los pies o para levantar los bazos,
  • Fatiga,
  • Cansancio,
  • Debilidad,
  • Somnolencia,
  • Dolor en el pecho,
  • Ansiedad,
  • Latido cardíaco acelerado,
  • Entumecimiento de las extremidades,
  • Dolor de estómago,
  • Cólicos abdominales.

 

A las personas les afectan los cambios climáticos y los cambios de temperatura repentinos, entre otros.

Los ojos comienzan a dolerles y las personas tienen dificultades para dormir bien.

El mareo ocurre cuando la persona siente que la habitación se mueve rápidamente a su alrededor.

 

Los síntomas son:

 

  • Boca seca,
  • Dolor de cabeza,
  • Dificultad para respirar,
  • Dificultad para caminar,
  • Dificultad para mantener la posición erguída,
  • Sudoración y palpitaciones,
  • Movimientos del cuerpo descoordinados,
  • Hormigueo en las piernas y en los brazos,
  • Miedo de perder el equilibrio o de no ser capaces de conducir.

Una presión en la oreja provoca un ruido (silbido) que puede impedir el oído.

 

Diagnóstico del vértigo de origen cervical

 

El dolor de cabeza de origen cervical puede ocurrir en la zona occipital o en la nuca (parte posterior), en la zona temporal (en el lado derecho o izquierdo, o en ambos lados), en la zona frontal o alrededor de los ojos.

 

En los casos que se mencionan a continuación, hay que acudir a un médico para que ordene algunos exámenes:

 

  • La cefalea empeora gradualmente,
  • El dolor ha empezado tras un traumatismo grave,
  • Náuseas y vómito,
  • Trastornos de la vista, como por ejemplo visión doble, ptosis (descenso del párpado) o visión borrosa.
  • Si el dolor de cabeza va acompañado de dolor de garganta o de una infección respiratoria,
  • Dificultad al hablar o para deglutir,
  • Embarazo (una mujer sana puede padecer vértigo durante el embarazo),
  • Si el paciente presenta los siguientes síntomas: debilidad, convulsiones, pérdida del conocimiento o trastornos psíquicos.

Para diagnosticar el vértigo de origen cervical, el médico realiza una valoración de la amplitud del movimiento del cuello, después le pide al paciente que cambie de postura para observar si cambia la intensidad del dolor o si el dolor se desplaza hacia otra zona.

Para terminar, el médico le pide al paciente que repita algunas veces los siguientes movimientos:

 

  • Llevar el mentón hacia adelante,
  • Llevar el mentón hacia atrás (aplastando la columna vertebral).

 

Si estos movimientos mejoran o empeoran los síntomas, es muy probable que la posición cervical afecte el vértigo.

 

Foto: arteria, vertebral, cervical, artrosis

 

Para descartar las otras causas, el médico ordena:

 

  • Ecografía Doppler (ecografía de los vasos sanguíneos) de las arterias carótidas en el cuello para saber si hay una limitación del flujo sanguíneo hacia el cerebro.
  • Resonancia magnética del encéfalo (cerebro) para descartar un tumor u otras enfermedades.
  • La radiografía puede mostrar la presencia de artrosis, fractura vertebral o si el paciente tiene una lordosis excesiva.
  • Una consulta con el otorrino para las causas que dependen del oído (por ejemplo la laberintitis, el vértigo posicional paroxístico benigno, y otras),
  • Hernia discal que generalmente ocurre entre las vértebras centrales e inferiores, no provoca vértigo.

 

¿Qué hay que hacer? Tratamiento para el vértigo

 

El objetivo del tratamiento para reducir el vértigo es reducir el dolor cervical.

Hay que detectar la causa principal del dolor de cuello y luego se alivia el dolor para reducir el vértigo.

El vértigo que siente una persona tras un traumatismo del cuello desaparece por sí solo.

Se recomienda no realizar movimientos bruscos con el cuello.

 

¿Qué hay que tomar?

El médico puede prescribir medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (FANS) como por ejemplo el naproxeno (Momen), el ketoprofeno (Fastum) y el ibuprofeno (Ibufen).

Otros tratamientos se realizan por medio de inyecciones que reducen el dolor del cuello y el vértigo.

 

El médico puede prescribir betahistina (Fidium, Serc).

 

Fisioterapia

La fisioterapia es muy beneficiosa para los vértigos de origen cervical, consiste en:

 

  • Masoterapia para quitar las contracuras del cuello,
  • Corrección postural,
  • Método Mackenzie, es una terapia en la que hay que mantener ciertas posturas o realizar ciertos ejercicios que alivian o eliminan los síntomas.

 

Quiropráctica y osteopatía

Si los tratamientos mencionados anteriormente no reducen el dolor, pueden realizarse sesiones quiroprácticas.

Los quiroprácticos ponen en equilibrio la columna vertebral cervical.

Este tratamiento ayuda a que el cerebro reciba las señales adecuadas del cuello.

 

La osteopatía desbloquea las articulaciones y reduce el dolor de los nervios y de los músculos.

En este caso, el osteópata se enfoca en todas las causas posibles del dolor.

 

Remedios naturales para el vértigo de origen cervical

 

Líquidos

Una de las causas del vértigo es la deshidratación.

Por lo tanto, se recomienda beber muchos líquidos para mantener el cuerpo hidratado. El agua ayuda a eliminar las toxinas y a regular la presión sanguínea.

 

Masajes

Algunos aceites para los masajes que se aplican en la cabeza y en el cuello pueden reducir el vértigo.

El vértigo ocurre cuando los músculos del cuello están contraidos. Un masaje puede relajar los músculos.

 

Los mejores aceites esenciales se mencionan en la siguiente lista:

 

  • Albahaca,
  • Romero,
  • Menta,
  • Ciprés,
  • Jengibre,

 

Estos unguentos son eficaces para relajar los músculos y ayudan a aliviar el estrés, las contracciones y la tensión muscular.

 

Foto: ejercicios, cervicales, vértigo

 

Ejercicios

Estos ejercicios no requieren ningún equipo ni personal profesional, además, pueden realizarse en casa.

Algunos de estos ejercicios implican el movimiento de los ojos y del cuello: se recomienda realizarlos lentamente. Si estos movimientos provacan la sensación de vértigo, deben interrumpirse inmediatamente.

Después de colocarse en posición erguida, levantar las manos hasta el nivel de los hombros y caminar hacia adelante mirando un punto fijo.

Repetir el recorrido por lo menos tres veces al día.

 

Remedios de las abuelas

A continuación se mencionan algunos secretos de las abuelas para aliviar el vértigo en poco tiempo:

 

Agua de cal

Una mezcla de limón, agua, sal, azúcar y pimienta negra ayuda a aliviar el vértigo.

Se recomienda beber este producto a temperatura ambiente.

Hay que beber esta mezca durante un par de días para reducir los síntomas.

 

El Amla es la fuente que más contiene vitamina C y se conoce porque reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Una de las causas principales del vértigo es el flujo de sangre en el cerebro.

El jengibre favorece la circulación de la sangre.

Comer jengibre todos los días es beneficioso para aliviar el vértigo.

El jengibre está disponible en cápsulas o como infusión, como por ejemplo un té.

Las siguientes sustancias hacen que los síntomas empeoren:

 

  • Cafeína,
  • Bebidas gaseosas,

 

El vértigo causa episodios lamentables para las personas que lo padecen y para las demás personas también.

El médico debe monitorear la situación y si los síntomas no desaparecen por sí solos puede ordenar ciertos exámenes o prescribir algunos medicamentos.

Mientras los síntomas del vértigo sigan siendo intensos hay que evitar realizar deporte, pero las personas pueden correr en una pista o en el campo.

 

¿Cuánto tiempo dura el vértigo de origen cervical? El pronóstico

 

La duración depende de la edad del paciente, de las condiciones de salud y del tratamiento que se realiza.

 

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.