Bombeo del cuello o pompage

¿Qué es el bombeo del cuello o pompage?

Es un tipo de terapia manual osteopática que consiste en: tracciones y relajaciones suaves, se realiza en pacientes con dolor en las articulaciones y contracturas musculares.

Esta técnica se utiliza principalmente en la región cervical para el tratamiento de artrosis, retracciones de los músculos y del tejido conectivo, cervicobraquialgias, etc.

A nivel de las articulaciones, ayuda a mejorar la circulación y la nutrición del cartílago.

A nivel de los músculos, se utiliza para tratar retracciones de los tejidos blandos y contracturas dolorosas.

Bombeo del cuello, pompage
Bombeo del cuello o pompage
© Yuri Arcurs – Fotolia.com

 

¿Cómo se realiza el bombeo del cuello ?

 

El bombeo de cuello se lleva a cabo en tres fases: tracción, mantenimiento de la tensión y relajación.

La primera parte es una tracción suave y regular que no tiene que estirar los tejidos más allá de su elasticidad fisiológica.

Si se supera este límite, el cuerpo puede reaccionar al tratamiento con una contractura o un espasmo muscular, por lo que es contraproducente.

 

La tracción de la columna cervical debe mantenerse durante unos 30 segundos, el terapeuta puede decidir extender la duración de la tracción si el trastorno del paciente se relaciona con los músculos.

Esta fase es crucial para la relajación muscular.

 

La tercera parte de la técnica es la relajación de la tensión, tiene que ser muy lenta para mejorar la circulación y la nutrición del cartílago, es la fase más importante en la artritis y en la degeneración de la articulación.

Esta fase también sirve para relajar la fascia del tejido conectivo presente en cualquier área del cuerpo, es fundamental, ya que se estima que aproximadamente el 70% del volumen de cuerpo está compuesto de tejido conectivo.

De acuerdo con la inclinación de la cabeza y del cuello se puede concentrar la tracción en las primeras vértebras cervicales (C1 y C2) o en las inferiores (C5-C6 y C7).

 

Para tener una mayor tracción en las articulaciones facetarias posteriores, hay que inclinar o girar la cabeza en el lado opuesto a aquel en el que se quiere actuar.

La técnica de bombeo del cuello puede aportar beneficios también al resto de la espalda, en algunos casos, elimina el dolor y limitación del movimiento en pacientes con lumbalgia o dolor de espalda.

Deja un comentario