Prótesis de rodilla – recuperación y rehabilitación

Rate this post

Tiempo de recuperación y pronóstico de operación de prótesis de rodilla

Los resultados de una intervención de prótesis total de rodilla suelen ser excelentes.
Después de la cirugía, nueve de cada diez pacientes experimentan menos dolor y una mayor movilidad.
Hay que someterse a revisiones periódicas de la rodilla y la rehabilitación con ejercicios de fisioterapia.
La mayoría de personas no necesita ayuda para caminar tras una recuperación completa.

¿Cuánto suele durar una prótesis de rodilla?

La prótesis de rodilla tiene una duración de unos 10-15 años. Algunas pueden durar hasta 20-25 años antes de volver a reemplazarse.

 

Rehabilitación tras la operación de prótesis de rodilla

ejercicios terapeuticos

Ejercicio terapéutico y movilidad funcional

  • Ejercicios (sentados y tumbados) pasivos, activos con ayuda del fisioterapeuta y activos
  • Movilización pasiva de la rodilla
  • Masoterapia de los tejidos blandos
  • Contracción isométrica (ausencia de movimiento) de los músculos
  • Levantar la pierna recta (elevación)
  • Ampliación del rango de movimiento y fortalecimiento muscular
  • Ejercicios de cadena cinética cerrada (con el pie apoyado) solo si la articulación duele poco y dispone de buena fuerza muscular
  • Volver a aprender a caminar en superficies planas y escaleras
  • Entrenamiento a los cambios de postura


Reanudar las actividades normales
Después del alta hospitalaria se debe continuar la actividad física.
Puede que haya “días buenos” y “días malos”, pero se debería notar una mejora gradual y un aumento progresivo de la fuerza muscular en los 6-12 meses siguientes.

Ejercicios de fisioterapia – Se deben seguir realizando los ejercicios prescritos durante al menos dos meses después de la cirugía. La bicicleta estática puede ayudar a mantener un buen tono muscular y favorece la flexibilidad de la rodilla.
Hay que tratar de alcanzar el máximo grado de flexión y extensión posible.

Conducir – Si la rodilla operada es la izquierda y el paciente dispone de un coche con transmisión automática, puede volver a conducir aproximadamente en una semana, si bien es necesario terminar el tratamiento con analgésicos.
Si la rodilla operada es la derecha, hay que evitar conducir durante seis-ocho semanas.
Se recuerda que los reflejos puede que no sean tan buenos como antes de la operación.

Detectores de metales en los aeropuertos – El pitido al pasar por el detector de metales depende de la sensibilidad del aparato y es poco probable que la prótesis haga saltar la alarma.
Hay que llevar un informe médico que certifique la presencia de una rodilla de metal.

Actividad sexual – Se puede volver a mantener relaciones sexuales al cabo de 4-6 semanas después de la cirugía.

Posiciones para dormir – Se puede dormir boca arriba, boca abajo y de lado.

Vuelta al trabajo – La vuelta al trabajo depende del tipo de trabajo. Pueden pasar de seis a ocho semanas antes de volver al trabajo.

Otras actividades – Se puede caminar sin problemas, pero hay que tener en cuenta que caminar no sustituye los ejercicios indicados por el médico y por el fisioterapeuta.
Se recomienda nadar.
Se puede comenzar en cuanto se retiren los puntos. La herida tarda en curarse aproximadamente 6-8 semanas después de la cirugía.
Las actividades aconsejadas son bailar, jugar al golf y montar en bicicleta en superficies planas.
Hay que evitar el tenis, la escalada, los deportes de contacto (como el fútbol, ​​el béisbol, el fútbol americano y el rugby), el squash, el esquí o correr.
No debe realizar ningún trabajo pesado (con desplazamiento de más de 18 kg) o levantamiento de pesas.

Protocolo de rehabilitación

Fase I – fase postoperatoria (días 0-3):

Los objetivos de la intervención de fisioterapia durante la fase postoperatoria precoz son los siguientes:

  • Disminuir la hinchazón
  • Aumentar la amplitud de movimiento
  • Mejorar la fuerza muscular
  • Maximizar la autonomía del paciente

Fase II – fase de movimiento (día 3 – semana 6):
Ejercicios terapéuticos:

  • Estiramiento con flexión y extensión
  • Bicicleta estática: se empieza con movimientos circulares parciales (una cuarto de círculo), luego se alcanzan amplitudes mayores hasta llegar a una vuelta completa
  • Movilización de rótula y rodilla
  • Continuar con los ejercicios isométricos de cuádriceps, bíceps femoral y glúteos
  • Movimientos con la pierna estirada en los 4 planos (flexión, abducción, aducción, extensión)

Semanas 4-6:

  • Continuar con los ejercicios anteriores y con la actividad isométrica (contracciones en ausencia de movimiento)
  • Empezar los ejercicios isotónicos (el movimiento isotónico implica una contracción del músculo mientras que la pierna se mueve)
  • Step frontal y lateral
  • Estocadas frontales a 1/4
  • Uso de la posición sentada para aumentar la flexión de la rodilla durante las pausas
  • Continuar con la bicicleta estática para aumentar el rango de movimiento
  • Empezar un programa de rehabilitación en la piscina si la lesión de la piel se ha curado


Fase III – fase intermedia (semanas 7-12):
Ejercicios terapéuticos:

  • Continuar con los ejercicios que figuran en la Fase II aumentando la resistencia y las repeticiones. Se recomienda evaluar la estabilidad de las articulaciones de la cadera y de la rodilla y explicar a los pacientes cómo realizar los ejercicios
  • Continuar con la movilización de las articulaciones de la rótula y de la rodilla
  • Empezar un programa de entrenamiento en fatiga, caminando o nadando
  • Empezar los ejercicios para recuperar el equilibrio de acuerdo con la edad del paciente

Fase IV – fortalecimiento avanzado (semanas 12-16):

Ejercicios terapéuticos:

  • Continuar con los ejercicios descritos antes aumentando la resistencia y las repeticiones
  • Aumentar la duración de las actividades de resistencia
  • Comenzar la vuelta a actividades específicas/recreativas: correr, tenis, golf, etc.
Prótesis de rodilla – recuperación y rehabilitación ultima modifica: 2017-11-21T11:02:15+00:00 da Serena