Tratamiento de Parafina para Manos

Los baños de parafina son un buen tratamiento para la inflamación de las articulaciones; pertenece a la familia de las termoterapias y se basa en las características particulares de esta sustancia.
La parafina es un derivado del petróleo, está formada por hidrocarburos.
A temperatura ambiente es sólida, la temperatura de fusión es de alrededor de 53° grados.
Se aplica en la piel en estado líquido, cuando está caliente causando un marcado incremento de la temperatura de la mano por conducción.


Las indicaciones de los baños de parafina son las mismas que la termoterapia:

  • Relaja las contracturas musculares;
  • Mejora la elasticidad de los tejidos conectivos;

movilización pulgar, mano y muñeca, dolor, inflamación

  • Favorece la circulación;
  • Favorece un mayor aporte de sustancias nutritivas y una eliminación más rápida de los desechos metabólicos;
  • Tiene un efecto analgésico gracias a la eliminación de sustancias algógenas (histamina, ácido láctico, etc.) y al aumento del umbral del dolor.
  • Dentro de un breve período de tiempo la parafina se vuelve sólida, a partir de la capa en contacto con la piel.
  • Cuando la parafina se solidifica, disminuye su volumen y comprime la superficie de la mano, de este modo tiene un efecto anti-edema.
  • Tiene una acción de obstrucción de los poros de la piel, esto da como resultado la acumulación de sudor en la piel.

Hay varias maneras de aplicar la parafina: pincelación o embrocación, espuma, inmersión y guante.
La técnica del guante permite prolongar en el tiempo los efectos de esta terapia, ya que permite mantener la temperatura de la parafina alta durante más tiempo.
Sumergir y sacar la mano en la parafina caliente 3 veces.

 

Introducir la mano en la parafina
Poner y sacar la mano en la parafina 3 veces
Dorso de la mano, parafina, papel film
Introducir la mano en la parafina

Cuando la cera se encuentra en estado líquido, se introduce la mano o el pie en el calentador de parafina, luego se extrae esperando que la parafina deje de gotear. Se repite este proceso para 3/4 veces.

Palma de la mano con el guante de parafina
Palma de la mano con el guante de parafina
Dorso de la mano con el guante de parafina
Dorso de la mano con el guante de parafina

La parafina se adhiere a la mano o al pie y forma una capa sólida.

Mano en el guante de plástico
Mano en el guante de plástico

Insertar inmediatamente la mano en el guante de plástico para mantener la temperatura de la parafina.

Mano con guante de plástico que se introduce en el guante térmico
Mano con guante de plástico que se introduce en el guante térmico

Cubrir con un guante térmico para retener el calor tiempo durate más tiempo.
Al cabo de 15-20 minutos se saca la mano de los guantes y se quita la capa de parafina.


Se realizan ciclos de 8/10 sesiones consecutivas. Los baños de parafina están indicados para el tratamiento de: edemas, inflamaciones o flogosis, consecuencias de traumatismos, artrosis, enfermedades reumáticas inflamatorias, condropatías.

Deja un comentario