Amigdalitis: tratamiento, remedios y pronóstico

Tratamiento para la amigdalitis

La mayoría de los casos de amigdalitis leve no requieren ningún tipo de intervención médica. Los tratamientos caseros ayudan a reducir el tiempo de recuperación.

El descanso es fundamental para la curación.

Humidificador
El aire seco puede empeorar los síntomas, por lo que se aconseja usar un humidificador en la habitación.
Una opción alternativa consiste en poner un hervidor de agua caliente en la habitación, pues el vapor de agua ayuda a mantener el aire húmedo.

Se aconseja evitar la exposición a:

Estas sustancias irritan la garganta y pueden empeorar el trastorno.

Fármacos y antibióticosamígdalas, hinchadas, inflamadas

Si la amigdalitis tiene su origen en una infección bacteriana, el médico receta un ciclo de antibióticos, por lo general penicilina por vía oral durante 10 días.
Si el niño es alérgico a la penicilina, el médico puede recetar un medicamento alternativo.
Si la amigdalitis tiene su origen en el estreptococo piógeno, lo más apropiado es la amoxicilina (Augmentine).
El niño debe tomarse la dosis completa de antibióticos prescritos, aunque los síntomas desaparezcan por completo.
Si no se completa el ciclo de antibióticos, se puede producir:

  • Un empeoramiento de la infección
  • Difusión del microbio a otras partes del cuerpo

Si no se completa el ciclo de antibióticos, aumenta el riesgo de:

  • Fiebre reumática
  • Inflamaciones renales graves

Sin embargo, estas complicaciones ocurren casi únicamente en los países en vía de desarrollo.

Junto con los antibióticos, el médico puede recetar antiinflamatorios no esteroideos contra el dolor, como por ejemplo Orudis.

Intervención quirúrgica

La operación quirúrgica para extirpar las amígdalas (amigdalectomía) se realiza en pacientes que padecen amigdalitis recurrentes, amigdalitis crónica (por lo menos desde un mes) o amigdalitis bacteriana que no obedece al tratamiento antibiótico.
La amigdalectomía también se efectúa si las amígdalas ocasionan complicaciones difíciles de tratar, como por ejemplo:

  • Apnea del sueño obstructiva
  • Dificultades respiratorias
  • Amigdalitis hemorrágica
  • Dificultades para deglutir, sobre todo carne y otras comidas de gran tamaño
  • Absceso que no mejora a pesar del tratamiento antibiótico

La amigdalectomía se realiza en el hospital de día, excepto si se trata de un niño muy pequeño, lo que significa que el lactante o el niño debería poder volver a casa el mismo día de la intervención quirúrgica.
El tiempo de recuperación es de 7-14 días.

 

Remedios naturales para las amígdalas
hinchadas

  • Gárgaras con una sustancia antiséptica sirve para debilitar las bacterias.
    Pueden hacerse gárgaras con una bebida gaseosa (Pepsi o Coca Cola).
    Hacer gárgaras con agua salada es eficaz contra la amigdalitis aguda o crónica.
    Repetir este tratamiento varias veces al día ayuda a reducir el dolor de garganta al deglutir.
    Añadir 2 cucharadas de semillas de alholva en un litro de agua y calentar durante 30 minutos. Enfriar y hacer gárgaras con este líquido. Este remedio ha demostrado ser muy eficaz.
  • Limón y miel – Exprimir un limón en un vaso de agua, añadir 4 cucharaditas de miel y una pizca de sal. Beber esta solución de un solo trago.
  • Otra opción es el zumo de verduras. Se puede mezclar el extracto de pepino, remolacha y zanahoria. El zumo de zanahoria debería ser de 300 ml, mientras que el de remolacha y pepino deberían ser de 100 ml cada uno. Se pueden beber estos zumos individualmente.
  • Hervir 12 gramos de flores de Banafsha (viola odorata) en una taza de infusión de jengibre y beber por la noche. La infusión debe filtrarse y beberse caliente.

 

Dieta y alimentación para la amigdalitis

En caso de cualquier tipo de infección, se recomienda comer poco y únicamente alimentos naturales.

El organismo se recupera rápidamente cuando no debe desperdiciar energía en la digestión de los alimentos.
Según la medicina natural:

  • El ayuno por pocos días (1-3 días) puede ser el tratamiento más eficaz.
  • Otra alternativa es una seguir durante algunos días una alimentación a base de frutas y verduras, esto puede ser suficiente para curar la amigdalitis.

Muchas personas piensan que tomarse un caldo caliente de pollo puede ser beneficioso, mientras que en realidad el líquido del caldo absorbe las toxinas presentes en los músculos del animal.

Otro error común es el de tomar leche de vaca como si fuera un medicamento, mientras que esta bebida puede empeorar la situación ya que no es apta para el hombre.

 

¿Cuánto dura la amigdalitis y cuándo sana? Pronóstico

La amigdalitis aguda dura unos 4-5 días, pero si se convierte en crónica puede durar por lo menos un mes.

 

Amigdalitis: causas, síntomas y complicaciones

Amigdalitis: Tipos (crónica y linguales etc.)