Aneurisma de aorta abdominal o torácica: cirugía

La aorta es el vaso sanguíneo más grande del cuerpo.
La dilatación anormal de esta arteria se conoce como aneurisma y es bastante común.
Por lo general, esta deformación afecta únicamente a una sección de la aorta.

Un aneurisma se produce cuando una sección del vaso sanguíneo:

  • Se debilita
  • Se dilata

Por lo general, inicialmente la dilatación es leve, pero puede aumentar con el tiempo.
Los aneurismas son peligrosos debido a que pueden romperse provocando hemorragias internas.

 

aneurisma, presión alta, ruptura, arteria, sangre

Diagnóstico del aneurisma aórtico

Por lo general, el aneurisma se diagnostica por casualidad durante los exámenes o pruebas que se hacen por otras razones.
Los expertos recomiendan la revisión médica para aneurismas abdominales a los hombres con las siguientes características:

  • Fumadores entre 65-75 años
  • Mayores de 60 años que tengan un pariente de sangre (por ejemplo, el padre o el hermano) con un aneurisma. Estas personas tienen un factor de riesgo para el aneurisma más alto respecto a las mujeres o a los hombres no fumadores.

Exámenes para el aneurisma de aorta
Los exámenes que se realizan para detectar la posición, el tamaño y la velocidad del crecimiento del aneurisma son:

1) Ecografía abdominal
La ecografía abdominal se realiza para conocer el tamaño del aneurisma.
Dependiendo de la dilatación, puede ser necesaria una ecografía:

  • Cada 6 o 12 meses
  • Cada 2 o 3 años

2) Tomografía axial computarizada (TAC) y angiografía por resonancia magnética (ARM), se realizan cuando es necesario un análisis detallado de la ecografía.
Esto es importante para obtener mayor información acerca de la relación entre el aneurisma y los vasos sanguíneos de los riñones o de otros órganos.
El médico necesita conocer esta información, sobre todo antes de la cirugía.

3) Ecocardiograma, es un examen que se realiza por ecografía para conocer la condición de salud del corazón.
Un ecocardiograma transtorácico (ETT) o transesofágico (ETE) puede ser necesario para diagnosticar el aneurisma de la aorta torácica.

4) Angiografía. La angiografía permite observar:

  • El tamaño del aneurisma
  • La presencia de una disección aórtica o de coágulos de sangre
  • Otras alteraciones de los vasos sanguíneos

 

Tratamiento para el aneurisma de aorta

El aneurisma de la aorta abdominal puede ser una enfermedad que afecta a la salud del paciente. A menudo se trata mediante cirugía.
El tratamiento de esta enfermedad depende de tres factores:

  1. Tamaño
  2. Localización
  3. Estado de salud del paciente

 ¿Cuándo operar?
Si la hinchazón de la arteria es leve, el médico examina periódicamente al paciente.
Cuando el tamaño del aneurisma aumenta se puede romper la pared de la arteria.
La mejor opción es la cirugía para reparar el vaso sanguíneo.

 

Cirugía para el aneurisma de aorta

La cirugía consiste en introducir una prótesis (tubo) dentro de la aorta en la zona en donde se encuentra el aneurisma pero la sangre aún puede circular sin que pueda causar una ruptura.
En la cirugía para el aneurisma se utilizan prótesis de un material sintético, por ejemplo de dacron.

Esta prótesis se introduce en la arteria y, por medio de un stent (malla metálica que proporciona sostén), se fija a la sección superior e inferior, las parte en que la arteria no ha sido afectada,.

El stent puede ser de dos tipos:

  • Autoexpanidble
  • Dilatable a través de un globo que se infla

Las paredes de la aorta no estarán sujetas a la presión de la sangre y se impide que el aneurisma se extienda.

La cirugía endovascular:

  • Es menos invasiva que la cirugía torácica abierta con menores pérdidas de sangre.
  • El tiempo de recuperación es corto y no se requiere hospitalación por mucho tiempo en la unidad de cuidados intensivos.

Indicaciones

Las indicaciones para la cirugía de aneurisma de aorta ascendente (torácica) son:

Sin alteraciones cardíacas o vasculares 5,5mm
Con válvula aórtica bicúspide 50mm
Con síndrome di Marfan 45mm

 

Tipos de cirugía para el aneurisma de aorta

El tratamiento consiste en una intervención quirúrgica:

  • Cirugía abierta de tórax
  • Endoscopia – sin incisión abdominal o torácica

En la cirugía clásica, el cirujano:

  • Realiza una incisión en el tórax y/o en el abdomen
  • Reemplaza una parte de la aorta
  • Sutura la arteria

Para implantar una endoprótesis se necesitan puntos de apoyo ya que se trata de un pequeño tubo dentro un catéter que debe apoyarse a dos partes sanas de la aorta:

  • Porción proximal
  • Porción distal

La cirugía de implantación de endoprótesis no reemplaza la cirugía tradicional.
Además, la prótesis no se fija con puntos de sutura, por lo tanto es menos estable y el 15%-20% de los pacientes puede requerir una cirugía adicional.

Requisitos para la cirugía endovascular

  1. Presencia de porciones sanas de la aorta en la parte superior e inferior respecto al aneurisma
  2. Vasos sanguíneos que permitan la introducción de los catéteres
  3. Ausencia de un exceso de calcificaciones y de ángulos

Solamente el 30-50% de los pacientes tiene estos requisitos.

Ventajas y desventajas de la cirugía por endoscopia

  • Ventajas:
  • Desventajas:
    • Empleo de radiaciones
    • Necesidad de controles médicos
    • 1% de ruptura en los siguientes 3 años
    • 6-9% de los casos requieren una cirugía adicional

Descripción de la cirugía

 

Cirugía endovascular para el aneurisma de aorta

Fuente: Society for Vascular Surgery 

Esta cirugía puede realizarse con anestesia:

  • Local
  • General

En caso de aneurisma en el arco de la aorta, las incisiones se realizan en:

  • Ingle
  • Cuello

En caso de aneurisma de la aorta abdominal y de aneurisma de aorta descendente torácica, el cirujano realiza dos incisiones pequeñas en la ingle derecha e izquierda.

  • A través de las incisiones, se introduce un tubo delgado (catéter) hasta que llegue a la zona en la que se encuentra el aneurisma.
  • Para observar las arterias dentro del cuerpo, se realiza una angiografía.
  • Por medo del catéter, se implanta un injerto expandible, o stent, es decir, una malla de metal recubierta de tejido.
  • Cuando el stent se encuentra en la posición ideal, el cirujano lo expande.
  • De esta manera el stent ejerce presión contra la pared sana de la aorta impidiendo que esta se mueva.
  • Al final de la cirugía, la sangre fluye hacia el stent y no puede entrar en el aneurisma.

Este procedimiento médico es apto para los aneurismas que se encuentran debajo de las arterial renales.
En caso contrario, existen injertos con aperturas que permiten que el injerot se adhiera y se alinee con las arterias que se originan en la aorta.
La cirugía para el aneurisma de aorta dura aproximadamente entre una hora y media y dos horas y media.

 

Cirugía tradicional o abierta para el aneurisma de aorta

La cirugía para la aorta ascendente y para el aneurisma en el arco de la aorta se realiza con una máquina de circulación extracorpórea, mientras que en caso de aneurisma en la aorta ascendente y abdominal no siempre se utiliza.
La cirugía se realiza con anestesia general o total.

Cirugía para el aneurisma de aorta ascendente o del arco de la aorta

  • El cirujano realiza una incisión vertical en el tórax y separa el esternón en dos partes.
  • Después, accede a la aorta y reemplaza la parte deformada por una prótesis artificial
  • Durante la cirugía para el aneurisma del arco de la aorta es necesario volver a implantar las arterias que transportan la sangre a:
    • Extremidades superiores
    • Cerebro

Cirugía para el aneurisma de la aorta ascendente y abdominal

  • El cirujano realiza una incisión en la parte izquierda del tórax, pero si el aneurisma se extiende hasta la aorta abdominal, la incisión se realiza hasta el abdomen.
  • Después, reemplaza completamente con una prótesis sintética la porción de la aorta en la que se encuentra el aneurisma.
  • El cirujano debe volver a implantar las arterias que se originan en la aorta, es decir, las arterias que transportan la sangre a:
    • Médula espinal
    • Riñones
    • Órganos del sistema digestivo

 

Complicaciones/riesgos de la cirugía para el aneurisma de aorta

La aorta es un vaso sanguíneo muy grande y con una grande cantidad de ramificaciones.

La prótesis cierra las ramificaciones, especialmente las arterias medulares como la arteria espinal anterior.
Sin embargo, estudios muestran que las arterias hipogástricas, al igual que las arterias lumbares también tienen varias ramificaciones.
Por lo tanto, así se cierren las arterias intercostales, las otras arterias pueden compensar el flujo de sangre de manera adecuada.
Hoy en día, el riesgo de paraplejia es del 2 al 3%.

 

Recuperación tras la cirugía para el aneurisma de aorta

Cirugía por endoscopia

  • La hospitalización suele durar entre dos y tres días, tras la cirugía
  • Una recuperación completa puede tardar semanas o incluso meses
  • Aproximadamente el 98% de las personas se recupera completamente

Cirugía tradicional o abierta

  • Por lo general, el paciente permanece hospitalizando entre 7 y 10 días tras la cirugía
  • La recuperación tarda algunas semanas o meses
  • Aproximadamente el 95-97% de las personas se recupera completamente

¿Cuáles son las expectativas? El pronóstico para el paciente con aneurisma aórtico

Cuando un aneurisma abdominal se rompe es una emergencia.
Menos del 20% de los pacientes sobreviven a una rotura de aneurisma.