Arritmia cardíaca: tratamiento, alimentación y remedios

Tratamiento para la arritmia cardíaca

Para algunas arritmias no se necesitan tratamientos. En cambio, otros tipos requieren tratamientos urgentes para evitar la insuficiencia cardíaca.

Entre los tratamientos se encuentran:

Ejercicios físicos
Existen varios ejercicios físicos (fisiocinesiterapia) que aumentan los estímulos del sistema nervioso parasimpático (la parte del sistema nervioso que estimula la tranquilidad, la digestión, la recuperación de la energía y el descanso).
Las técnicas centradas en el nervio vago (maniobras vagales) influyen en el sistema nervioso parasimpático y favorecen una mejor salud del corazón.

 

Tratamiento para el ritmo cardíaco acelerado

Cardioversión: si la taquicardia tiene su origen en las extremidades (por ejemplo en caso de fibrilación auricular), el médico puede aplicar la cardioversión, una descarga eléctrica que sirve para regularizar el ritmo del corazón. En general, este procedimiento se realiza en ambiente controlado y no provoca dolor.
La cardioversión de urgencia (desfibrilación) también se utiliza en caso de fibrilación y taquicardia ventricular.

Ablación: en este procedimiento, se inserta un catéter a través de los vasos sanguíneos del corazón y se coloca en las partes del corazón que provocan la arritmia. Los electrodos en la punta del catéter se calientan con la energía de la radiofrecuencia.
Otro método prevé el enfriamiento mediante el catéter para congelar el tejido que no funciona correctamente. Ambos métodos destruyen (ablación) un pequeño trozo de tejido cardíaco, creando un bloqueo eléctrico a lo largo del recorrido que produce la arritmia.

Aparatos implantables

Estimulador cardíaco: el marcapasos es un producto implantable que ayuda a regular el ritmo cardíaco lento (bradicardia).

marcapasos, electrodod, estimulador eléctrico, arritmia, bradicardia, corazónSe coloca un pequeño aparato debajo de la piel, cerca de la clavícula. El aparato se conecta al corazón por medio de un hilo eléctrico aislado que se fija de forma permanente.
Si el marcapasos percibe una frecuencia cardíaca demasiado lenta o ausencia de latido, emite impulsos eléctricos que estimulan al corazón para que acelere el latido o vuelva a latir. La mayoría de marcapasos disponen de un aparato de detección que:

  1. Se apaga cuando el latido cardíaco es superior a un nivel determinado
  2. Vuelve a encenderse cuando la frecuencia disminuye

Desfibrilador cardioversor implantable (DCI)
El médico puede recomendar este aparato si el paciente presenta un alto riesgo de arritmia maligna y potencialmente mortal: taquicardia ventricular o fibrilación ventricular.
Un DCI es un aparato a pilas que se coloca debajo de la piel, cerca de la clavícula izquierda. Está conectado al corazón a través de las venas por medio de uno o más cables con electrodos. El DCI monitorea continuamente el ritmo cardíaco.
Si detecta que el ritmo es demasiado lento, impone otro ritmo al corazón igual que un marcapasos.
En el caso de fibrilación o de taquicardia ventricular envía impulsos de baja energía para establecer un ritmo cardíaco normal.

Intervención quirúrgica para la arritmia cardíaca

En algunos casos, se recomienda la cirugía como tratamiento para las arritmias del corazón:

Técnica de laberinto
El cirujano realiza una serie de incisiones quirúrgicas en las aurículas. Estas lesiones se curan formando cicatrices de tejido fibroso que son aislantes.
De esta manera, obligan a que los impulsos eléctricos viajen correctamente para conseguir un latido del corazón eficiente.

Para realizar las cicatrices, el cirujano puede utilizar:

  • Un instrumento para congelar el tejido
  • Una sonda de radiofrecuencia
  • Un bisturí para crear las cicatrices

Intervención de bypass coronario
En caso de grave enfermedad de la arteria coronaria y de taquicardia ventricular frecuente, el médico puede recomendar un bypass coronario.
Esta intervención puede:

  1. Mejorar el flujo sanguíneo que llega al corazón
  2. Reducir la frecuencia de la taquicardia ventricular

 

Tratamiento farmacológico para la arritmia

Existen muchos medicamentos para hacer frente a los síntomas de la arritmia cardíaca, entre los que se encuentran los siguientes.

Medicamentos antiarrítmicos
Estos medicamentos son útiles para reducir los síntomas de la taquicardia. Entre los medicamentos prescritos para este trastorno se encuentran:

  1. Amiodarona (Trangorex)
  2. Dronedarona (Multaq)
  3. Flecainida (Apocard) 

Bloqueadores de canales de calcio
Estos medicamentos impiden la absorción de calcio en las células del corazón y los vasos sanguíneos. La consecuencia es que los vasos sanguíneos se relajan y la presión arterial se reduce. Los calcioantagonistas prescritos para la arritmia cardíaca incluyen:

  1. Amlodipino (Norvas)
  2. Diltiazem (Angiodrox)
  3. Nifedipino (Adalat)

Betabloqueantes
Estos medicamentos bloquean los efectos de la adrenalina para reducir la hipertensión y el gasto cardíaco. Los betabloqueantes que se prescriben más a menudo son:

  1. Metoprolol (Beloken)
  2. Nebivolol (Lobivon) 

Anticoagulantes
Estos fármacos son conocidos por diluir la sangre e impedir la formación de coágulos.
El uso de estos medicamentos es importante para prevenir las complicaciones y los riesgos de la arritmia cardíaca.

  1. Warfarina
  2. Aspirina

medicamentos antiarrítmicos, clase

Dieta y alimentación para la arritmia cardíaca

En cuanto a la alimentación, no se recomienda el uso de sustancias excitantes, como por ejemplo café y chocolate, porque pueden influir en la frecuencia cardíaca.

La arritmia puede ser la consecuencia de un bloqueo de la digestión, por lo tanto, se recomienda evitar las comidas pesadas y las combinaciones alimentarias incorrectas, por ejemplo:

  1. Carbohidratos y proteínas (pan y carne)
  2. Proteínas y grasas (pescado y aceite)
  3. Fruta después de las comidas
  4. Beber líquidos después de las comidas, debido a que diluye los jugos gástricos y ralentiza la digestión

 

Remedios naturales para la arritmia

Entre los tratamientos fitoterápicos eficaces en caso de arritmia se encuentran el espino y la tila que ayudan a reducir la taquicardia y las palpitaciones.

Maniobra de Valsava
esta técnica antigua puede ayudar a normalizar el ritmo cardíaco demasiado alto.
La maniobra estimula el décimo nervio craneal (nervio vago).
Esto disminuye la frecuencia cardíaca.
Realización de la maniobra:

  1. Taparse la nariz con una mano
  2. Cerrar la boca
  3. Expulsa el aire fuertemente

Esta maniobra acelera la frecuencia cardíaca, pero después se produce una disminución del ritmo cardíaco.

Tos
Toser fuertemente durante algunos minutos puede ayudar a detener las palpitaciones.
Toser causa una presión en el pecho que ayuda a restablecer el ritmo cardíaco normal.
Intentar este remedio en caso de palpitaciones.

 

Arritmia cardíaca: causas y síntomas