Artritis y dolor

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones y causa síntomas que incluyen dolores articulares y limitación funcional.

El reumatólogo es un médico especializado en artritis. Un diagnóstico rápido y preciso ayuda a prevenir discapacidades y daños irreversibles causados por la enfermedad.
La artritis afecta, en igual medida, a hombres y mujeres, a niños y a adultos.

 

¿Qué es la artritis? ¿cuáles son las causas de la artritis?

artritis e inflamación

La artritis es una enfermedad muy común caracterizada por la inflamación de las articulaciones.
La articulación es una zona del cuerpo donde se unen dos huesos y su función es permitir el movimiento de las partes del cuerpo.
La artritis significa literalmente inflamación de una o varias articulaciones.
La artritis suele ir acompañada por dolor en las articulaciones, esto se conoce como artralgia.

Existen varios tipos de artritis (más de 100 reconocidos).
La tipos de artritis pueden variar dependiendo de si están relacionadas con el desgaste del cartílago (como la artrosis) o de si están causados por un sistema inmunológico hiperactivo (como la artritis reumatoide).

La artritis, y sus varios tipos, es la enfermedad crónica más común en los Estados Unidos.
Las causas de la artritis dependen de varios factores, por ejemplo:

  • Lesiones (que provocan artrosis)
  • Anomalías metabólicas (como la gota y pseudogota)
  • Factores hereditarios
  • Efecto directo e indirecto de infecciones (bacterianas y virales)
  • Falla del sistema inmunológico (por ejemplo la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico)

La artritis está clasificada como una enfermedad reumática.
Dependiendo de la persona afectada, esta enfermedad puede tener características y síntomas diferentes y puede requierir tratamientos diferentes, de la misma manera, las complicaciones y el pronóstico pueden variar.
Los varios tipos de artritis son similares entre sí, porque tienen la tendencia a afectar articulaciones, músculos, ligamentos, cartílago y tendones, y oor lo general tienen el potencial de afectar a otras áreas internas del cuerpo.

 

¿Quién se ve afectado por la artritis?

La artritis puede afectar a hombres y mujeres, a niños y adultos.
Alrededor de 350 millones de personas en todo el mundo padecen artritis. Casi 40 millones de personas en los Estados Unidos se ven afectadas por artritis, ¡Incluyendo más de 250.000 niños!

Más de 27 millones de estadounidenses tienen artrosis. Aproximadamente 1,3 millones de estadounidenses sufren de artritis reumatoide.
Más de la mitad de las personas con artritis son menores de 65 años de edad. Casi el 60% de los estadounidenses con artritis son mujeres.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para la artritis?

El principal factor de riesgo para la mayoría de las formas de artritis son los genes heredados de los antepasados. Las artritis debida a traumas está relacionadas con el riesgo de lesiones causadas por actividades específicas.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de la artritis?

Los síntomas de la artritis incluyen dolor y limitación funcional de las articulaciones.

artritis, reumatoide, inflamación, deformación, enrojecimiento, calorías, rigidez, daño, dolor

Artritis reumatoide en las manos
Alila / bigstockphoto.com

La inflamación de las articulaciones debida a la artritis se caracteriza por:

Los músculos que actúan sobre la articulación inflamada pueden estar debilitados.

Muchas formas de artritis pueden causar síntomas que afectan a diferentes órganos del cuerpo y no implican solo las articulaciones porque son enfermedades reumáticas.
Por lo tanto, los síntomas en algunos pacientes con ciertas formas de artritis pueden ser:

 

¿Cómo se diagnostica la artritis, y por qué es importante un diagnóstico?

El primer paso para realizar el diagnóstico de artritis es el examen médico.
El médico debe revisar el historial médico, examinar las articulaciones buscando inflamación y deformidades, además debe hacer preguntas y examinar otras partes del cuerpo para ver si hay otros signos de enfermedades.
También debe realizar análisis de sangre, de orina, del líquido articular o una radiografía.
El diagnóstico se realiza según en los síntomas, la distribución de las articulaciones inflamadas y los resultados de los análisis de sangre y de radiografía. Para llegar a un diagnóstico correcto pueden ser necesarias varias visitas médicas.
El médico al que se debe acudir es el reumatólogo, quien tiene una formación específica en la artritis y en las enfermedades afines.

Muchas formas de artritis son el resultado de un problema más grave. Sin embargo, millones de personas sufren cada día de dolor y discapacidades causadas por artritis o por sus complicaciones.
Un diagnóstico precoz y preciso puede ayudar a prevenir la discapacidad y los daños irreversibles.
Las personas con artritis pueden obtener beneficios a largo plazo si se someten a un tratamiento adecuado que incluye programas de ejercicio físico, reposo, medicamentos, terapia física y posiblemente cirugía.

 

¿Cuál es el tratamiento de la artritis?

El tratamiento depende del tipo de artritis. Un diagnóstico preciso aumenta la probabilidad de éxito del tratamiento. Los posibles tratamientos incluyen: la terapia física, las férulas, aplicación de hielo, uso de guantes de parafina, medicamentos antiinflamatorios, medicamentos analgésicos que van desde el paracetamol (Efferalgan) hasta los narcóticos, medicamentos para el sistema inmunológico y operaciones quirúrgicas como la prótesis de cadera.

 

¿Hay una dieta específica para la artritis?

Para la mayoría de las formas de artritis, la alimentación desempañan influye solo mínimamente en el empeoramiento de la enfermedad. Sin embargo, ha quedado demostrado que los aceites de pescado tienen propiedades anti-inflamatorias. Los suplementos de ácidos grasos omega-3 han mejorado alguns tipos de artritis.

La gota es un tipo particular de artritis que está directamente relacionado con la alimentación. Los alimentos ricos en proteínas, especialmente las carnes rojas y crustáceos, pueden empeorar la enfermedad. Además, ciertos alimentos aumentan los niveles de ácido úrico, incluyendo el alcohol (especialmente cerveza) y aquellos alimentos que contienen altas cantidades de fructosa (como el jarabe de maíz presente en las bebidas no alcohólicas).
Para las personas que sufren de celiaquía, los alimentos que contienen gluten (trigo, cebada, centeno y otros) pueden empeorar los dolores en las articulaciones.

 

¿Cuál es el pronóstico de la artritis y cuáles son sus complicaciones?

El pronóstico para los pacientes con artritis depende de la gravedad, de las complicaciones y si existen o no manifestaciones no comunes de la enfermedad. Por ejemplo, la artritis reumatoide puede afectar a: pulmones, riñones, ojos, etc. La inflamación crónica de las articulaciones puede provocar daños permanentes de la articulación y pérdida de la función articular, lo que dificulta o impide el movimiento.

 

¿Se puede prevenir la artritis?

Dado que la mayoría de las formas de artritis son, en cierta medida, hereditarias, no hay ninguna manera real de prevenirlas.
Los tipos de artritis que causan lesiones en las articulaciones se pueden prevenir siguiendo las normas de seguridad y tratando de evitar la aparición de lesiones.
La artritis relacionada con infecciones (por ejemplo, artritis séptica, artritis reactiva, enfermedad de Whipple) se pueden prevenir tratando de no estar infectados por los organismos que las causan. La probabilidad de logralo varía dependiendo de la condición general de cada persona.

 

¿A qué médico se debe acudir? ¿Quién es el reumatólogo?

El reumatólogo es un médico especializado en el tratamiento no quirúrgico de las enfermedades reumáticas, especialmente la artritis.
Los reumatólogos están interesados concretamente en síntomas como erupciones cutáneas, fiebre, anemia, debilidad, pérdida de peso, cansancio, dolores musculares o de las articulaciones, enfermedad autoinmunes y anorexia. A menudo, pueden asesorar a otros médicos.

Los reumatólogos tienen conocimientos específicos en la evaluación de más de 100 formas de artritis como: artritis reumatoide, anquilosante, psoriásica, lupus eritematoso sistémico, síndrome antifosfolípidos, enfermedad de Still, dermatomiositis, síndrome Sjögren, vasculitis, esclerodermia, conectivopatías , sarcoidosis, enfermedad de Lyme, osteomielitis, osteoartritis, gota, pseudogota, enfermedad del suero, artritis reactiva, enfermedad de Kawasaki, fibromialgia, enfermedad de Raynaud y otras.

Los reumatólogos pediátricos son los médicos que se especializan en el tratamiento de las enfermedades reumáticas infantiles, especialmente la artritis.

 

Artículos Relacionados: