Bruxismo dental en los niños: causas y síntomas

 

foto: bruxismo, dolor de cabeza, dolor

 

 

La definición de bruxismo es el rechinar de dientes apretando la mandíbula. Muchos niños tienen el hábito de apretar los dientes por la noche, esto puede causar dolor en la quijada.

No sólo los niños sino también los adultos aprietan los dientes cuando se enojan o cuando están estresados.

Los niños pueden desarrollar el hábito de rechinar los dientes inconscientemente.

La pareja se entera del bruxismo porque siente el ruido durante la noche, si el rechinamiento es leve, puede ser silencioso.

La rama de la odontología que estudia los problemas de la masticación es la gnatología y el especialista a quien acudir es el gnatólogo.

 

 

 

Causas del bruxismo o rechinar los dientes

Las causas del bruxismo son las siguientes:

Estrés

El sueño puede ser interrumpido cuando una persona está bajo estrés. El individuo podría apretar los dientes de manera inconsciente e intermitente.

También la ansiedad, la tensión y el estrés emocional podrían ser los factores desencadenantes del bruxismo.

Las personas que suprimen la ira y la frustración a menudo muestran los signos de la enfermedad a lo largo del día.

Estos individuos no “descargan” su ira y rechinan los dientes por la frustración acumulada.

 

Personalidad agresiva

Las personas muy competitivas o agresivas en el lugar de trabajo tienden a rechinar los dientes y apretar su puño. Esta actitud es especialmente pronunciada cuando estos individuos están enojados o frustrados.

 

 

Maloclusión

La desalineación de los dientes superiores e inferiores puede causar esta enfermedad.

Cuando la oclusión de los dientes no es correcta, es natural apretar los dientes superiores contra los inferiores para que se encajen entre sí.

 

Alteraciones del sueño

Las alteraciones del sueño son múltiples:

  • Roncar,
  • Apnea obstructiva del sueño,
  • Hablar en el sueño,
  • Parálisis del sueño,
  • Alucinaciones hipnopómpicas
  • Comportamientos violentos durante el sueño.

Las personas que tienen estos problemas pueden sufrir de bruxismo.

Los individuos pueden balbucear o rechinar los dientes durante las fases de la apnea.

 

Estilo de vida

La enfermedad puede depender del uso de principios activos:

  • Sustancias psicoactivas,
  • Tabaco,
  • Medicamentos para la ansiedad.

 

Enfermedad subyacente

Hay muchos problemas y enfermedades que causan el bruxismo. Estas enfermedades incluyen la enfermedad de Parkinson y la corea de Huntington. Estas enfermedades causan el rechinar de los dientes diurno e nocturno.

Algunas de las causas del bruxismo infantil se muestran en la siguiente lista:

  • Desalineación de los dientes (durante la caída de los dientes de leche),
  • Dolor (caries ),
  • Estrés,
  • Problemas psicológicos (por ejemplo, reprimir la ira después de un abuso).

 

Los siguientes factores de riesgo pueden favorecer la aparición de bruxismo:

  • Ingesta incorrecta de ciertos medicamentos que causan crisis epilépticas,
  • Una reacción alérgica puede causar el cierre de la mandíbula,
  • Lesiones en el cerebro,
  • Deformidades congénitas en la quijada,
  • Trastornos psicológicos como la ansiedad,
  • Altos niveles de alcohol en la sangre
  • Consumo excesivo de anfetaminas,
  • Gusanos (oxiuros) y parásitos intestinales (causan irritabilidad)
  • Trauma (un accidente de coche puede causar el latigazo cervical).

 

Causas del bruxismo nocturno en los niños:

  • Crecimiento de las quijadas,
  • Desalineación de los dientes,
  • Implante de coronas y obturaciones mal hechas,
  • Problemas de la articulación temporomandibular,
  • Estrés,
  • Niveles de calcio en el cuerpo inadecuados.

 

 

 

Síntomas del bruxismo y efectos en el organismo

El bruxismo es difícil de prevenir porque a menudo se produce durante el sueño. Rechinar los dientes provoca una tensión en los músculos, en los tejidos y en otras estructuras alrededor de la quijada. Esto provoca problemas en la articulación temporomandibular. Algunas personas nunca sienten dolor, incluso si rechinan regularmente los dientes durante el sueño.

El bruxismo leve no es un problema.

Muchas personas no son conscientes de que el bruxismo causa los siguientes síntomas y consecuencias:

 

  • Entumecimiento o dolor en la zona de la quijada, mandíbula, pómulos y sienes,
  • Ansiedad,
  • Estrés,
  • Insomnio (dificultad para dormir),
  • Depresión,
  • Nerviosismo,
  • Dolor de cabeza (migraña),
  • Dolor en los músculos del cuello, en este caso también se pueden sentir vértigos o mareos causados por las contracturas en el nivel de la cervical alta,
  • Dolor de espalda en la parte superior (dorsal)
  • Lesiones en el interior de las mejillas,
  • Deformidad de la lengua,
  • Dolor agudo en la cara,
  • Hipersensibilidad al calor, frío o al dulce en los dientes,
  • Dientes consumidos,
  • Dolor de muelas,
  • Pérdida de dientes,
  • Encías inflamadas e hinchadas,
  • Hinchazón de la cara en las mejillas,
  • Zumbido en los oídos o acúfeno
  • Dolor en un oído, (las estructuras de la articulación temporomandibular están cerca del canal auditivo)
  • Sensación de oídos tapados,
  • Reducción del oído,
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello (debido al esfuerzo muscular excesivo de los músculos del cuello).

 

Otros síntomas que varían debido a los siguientes factores:

  • Estrés,
  • Postura durante el sueño,
  • Dieta,
  • Alineación correcta de los dientes,
  • Duración del bruxismo,
  • Contracciones musculares en los músculos de la masticación y en los cervicales (adelante y atrás del cuello).

 

 

Síntomas musculares

Los pacientes se sienten cansados por la mañana a causa del rechinar continuo de los dientes por la noche.

Uno de los síntomas del bruxismo se produce durante todo el día, a partir de la mañana: la persona experimenta dolores musculares en la zona de la cara y de la quijada.

Este dolor puede también irradiar y el individuo percibe el dolor en otras partes de la cara. La persona puede sufrir de un fuerte dolor de cabeza por la mañana.

Otros síntomas

Otros síntomas incluyen aquellos que son un resultado directo o indirecto, apretando los dientes.

El cierre involuntario de los dientes puede causar daños a las estructuras en la cavidad oral.

Si se muerde una mejilla se podrían causar lesiones en la superficie interior de la boca.