Cáncer de garganta: diagnóstico, tratamiento y pronóstico

Diagnóstico del cáncer de garganta

Las pruebas empleadas para la estadificación dependen del tipo de cáncer, y pueden ser:

Pruebas físicas
Las pruebas físicas se realizan para obtener mayor más información sobre el cáncer.
El médico examina al paciente observando y escuchando la garganta para ver si ésta presenta algo inusual.
El examen físico puede mostrar la posición y el tamaño del tumor y su difusión en los ganglios linfáticos u otros órganos.

Pruebas de diagnóstico por imágenes
Las pruebas instrumentales muestran imágenes de las zonas examinadas en el interior del cuerpo. Se trata de herramientas fundamentales en la fase de identificación de la enfermedad.
Los procedimientos que muestran la localización del cáncer, el tamaño y su difusión son:

Ecografía
Si el paciente experimenta dolor o hinchazón en el cuello, debe acudir al médico solicitando la realización de una ecografía.
Este examen puede detectar la inflamación de los ganglios linfáticos. Se utiliza ampliamente para evaluar la tiroides y poco para examinar la garganta.

Análisis de laboratorio
Entre los análisis de laboratorio se encuentran los de:

  • Sangre
  • Orina
  • Otros fluidos
  • Muestras de tejido del cuerpo (biopsia)

Por ejemplo, las pruebas para comprobar el funcionamiento del hígado y buscar los marcadores tumorales (sustancias que se encuentran en mayor concentración si hay cáncer) pueden proporcionar mayor información sobre el tumor.

Análisis de sangre
Los análisis de sangre pueden diagnosticar los tumores de la cavidad oral u orofaringe. El médico suele recomendar la realización de análisis de sangre de rutina para determinar el estado de salud general del paciente, especialmente antes del tratamiento, por ejemplo, antes de la intervención quirúrgica. Estas pruebas sirven para diagnosticar:

  • Malnutrición
  • Deficiencia de glóbulos rojos (anemia)
  • Enfermedades hepáticas
  • Enfermedades renales

Algunos años antes de la aparición de los síntomas, un análisis de sangre específico puede detectar la presencia de anticuerpos del virus del papiloma humano (VPH), que pueden provocar cáncer de garganta.

Estudios de patología
Los estudios de patología proporcionan mayor información acerca de:

  • Tamaño, la difusión del tumor en otros tejidos y órganos
  • Tipo de células cancerosas
  • Grado del tumor (la semejanza entre las células del tumor y las del tejido normal)

Se puede realizar una biopsia (extracción de células o tejidos para su examen al microscopio) para obtener la información necesaria sobre la patología tumoral.
Los exámenes citológicos (estudio de la célula) también describen los resultados obtenidos del análisis de las células en los fluidos corporales.

 

Tratamiento para el cáncer de garganta

estadios cáncer de garganta

El tratamiento depende de tamaño, tipo, localización y difusión del cáncer. Entre los tratamientos se encuentran:

  1. Intervención quirúrgica. El tumor se extirpa quirúrgicamente de la lengua (glosectomía), dependiendo de la posición y del tamaño del tumor. Puede realizarse la extirpación de:
    • Tejido parcial o total
    • Glándula
    • Laringe (laringectomía)
      Puede que sea necesario extirpar los ganglios linfáticos cercanos si el cáncer se ha propagado a su interior.
  2. El tratamiento de un tumor de garganta inoperable consiste en la quimioterapia y radioterapia.
  3. Radioterapia. Consiste en la emisión de rayos de radiación dirigidos con precisión hacia las células cancerosas para destruirlas.
  4. Quimioterapia. Se utilizan medicamentos para destruir las células cancerosas, con frecuencia en combinación con la radioterapia.
    La quimioterapia es de utilidad en el tratamiento de aquellos canceres que se han extendido a otras zonas (metástasis), ya que los medicamentos llegan a todo el organismo.
  5. Las metástasis del cáncer de garganta suelen encontrarse en los ganglios linfáticos.
  6. Tratamiento multimodal o adyuvante, como por ejemplo la combinación de cirugía y radioterapia o quimio-radioterapia, especialmente en el caso de tumores grandes.
  7. Alimentación. Siempre se recomienda a los pacientes seguir una dieta para el cáncer. Sin embargo, es necesario consultar a un médico (nutricionista) en caso de padecer otras enfermedades que puedan afectar a la alimentación.
  8. Seguimiento a largo plazo. Consiste en la realización periódica de exámenes y radiografías para asegurarse de que el cáncer no ha vuelto a aparecer.
  9. Rehabilitación. Puede requerir la ayuda de un dietista, logopeda y fisioterapeuta.
    Después de la traqueotomía, el paciente debe hacer muchos ejercicios de fonación y movimientos para recuperar la voz y volver a comer adecuadamente.
    Los asistentes sociales, consejeros y psicólogos clínicos pueden ayudar a los pacientes a aceptar los cambios postoperatorios relativos a:

    • Situación financiera
    • Vida social u profesional
    • Aspecto físico

 

¿Cuál es la tasa de supervivencia? (Pronóstico para los pacientes con cáncer de garganta)

El cáncer de garganta se puede curar en el 90% de los pacientes, si se detecta a tiempo.

  • Si el cáncer se ha propagado a los tejidos circundantes o a los ganglios linfáticos del cuello, se puede curar el 50-60% de los pacientes.
  • Si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo (metástasis) además de la cabeza y del cuello, no es curable.

El tratamiento ayuda a prolongar y mejorar la calidad de la vida.
Después del tratamiento, los pacientes necesitan rehabilitación para recuperar la capacidad de hablar y tragar.
Un pequeño porcentaje de pacientes (aproximadamente el 5%) no logra recuperar la capacidad de tragar y debe utilizar un tubo de alimentación.

Pronóstico para el cáncer de garganta y expectativa de vida según la etapa

Primera etapa
En caso de cáncer de laringe, la tasa de supervivencia a los cinco años en la etapa 1 es de 80-95%.
Esta tasa alcanza el 90-95% tras una intervención quirúrgica para el cáncer de garganta en la primera etapa.

Segunda etapa
La tasa de supervivencia a los cinco años para el cáncer de garganta en la segunda etapa es de 65-85% si el único tratamiento es la radioterapia.

La mortalidad por cáncer de garganta aumenta en las etapas superiores.

Tercera etapa
Durante esta etapa, los pacientes suelen presentar ganglios linfáticos engrosados en el cuello y otras partes del cuerpo.
Los tratamientos para el cáncer de garganta consisten en:

  • Radioterapia preoperatoria
  • Resección quirúrgica radical

Por lo tanto, los pacientes con cáncer de garganta en etapa avanzada tienen una tasa de supervivencia muy baja, que alcanza el 50-60%.

El médico recomienda una combinación de:

  • Radioterapia preoperatoria
  • Quimioterapia postoperatoria

La tasa de supervivencia a los 5 años para pacientes con cáncer de garganta en la cuarta etapa es del 30%.

 

Cáncer de garganta: síntomas y causas