Cáncer de garganta: síntomas y causas

cEl cáncer de garganta incluye las neoplasias que se desarrollan en:

  • Faringe
  • Laringe
  • Amígdalas

Los síntomas del cáncer de garganta varían dependiendo de la localización del tumor.

La garganta es un tubo muscular que comienza detrás de la nariz y termina en el cuello.
La laringe está situada justo debajo de la faringe.
Allí se puede desarrollar un cáncer de garganta.

La laringe está formada por:

  • Cartílago
  • Cuerdas vocales, que vibran para producir el sonido al hablar

Anatomía de la garganta

El cáncer de garganta también puede afectar al cartílago (epiglotis) que se encuentra por encima de la tráquea.
Otra forma de cáncer de garganta es el cáncer de las amígdalas (linfoma), situadas en la parte posterior de la garganta.

 

 

Causas del cáncer de garganta

Alcohol y tabaco
El exceso de alcohol y tabaco (incluyendo el tabaco no se fuma, a veces llamado “tabaco de mascar” o “rapé”) son los dos factores de riesgo más importantes para el desarrollo de tumores de cabeza y cuello, especialmente en:

  • Cavidad oral
  • Orofaringe
  • Hipofaringe
  • Laringe

Por lo menos el 75% de los tumores de cabeza y cuello tienen origen en el consumo de tabaco y alcohol.
Las personas que fuman y beben alcohol tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer respecto a las personas que no fuman.

Virus del papiloma humano
La infección por el virus del papiloma humano (VPH) puede provocar cáncer, especialmente algunos subtipos del virus, como por ejemplo el VPH-16.
El virus  del papiloma humano es un factor de riesgo para algunos tipos de tumores de cabeza y cuello, especialmente los tumores orofaríngeos que afectan a:

  • Amígdalas
  • Base de la lengua

En caso de sexo oral con una persona con el virus del papiloma humano, existe el riesgo de desarrollar cáncer de garganta.

Factores de riesgo para el cáncer de garganta

  • Paan (quid de betel), una comida asiática que puede contener tabaco
  • Consumo de bebidas demasiado calientes (a más de 65°), la temperatura alta deteriora la mucosa
  • Consumo de alimentos salados y con conservantes
  • Salud oral. La mala higiene oral y la falta de dientes son factores de riesgo para los cánceres de la cavidad oral
  • Exposición ocupacional. La exposición ocupacional al polvo de maderas, metales, vapores de barníz y de otros disolventes químicos es un factor de riesgo para el cáncer nasofaríngeo. La exposición al amianto y fibras sintéticas puede provocar cáncer de laringe. Sin embargo, el aumento del riesgo sigue siendo tema de debate
  • Exposición a radiaciones
  • Infección por el virus de Epstein-Barr
  • La ascendencia asiática, en particular la china, es un factor de riesgo para el cáncer de faringe, especialmente de nasofaringe

Estos factores de riesgo no conciernen a los niños, ya que no se ven afectados por esta grave enfermedad.
Por lo general, el cáncer de garganta afecta a las personas mayores de 40 años.

 

Síntomas iniciales del cáncer de garganta

A diferencia de muchos otros tipos de cáncer, los síntomas del cáncer benigno o maligno de garganta suelen ser visibles en la fase temprana.
En concreto:

  • Cuando el cáncer afecta a las cuerdas vocales (cáncer de laringe), se manifiesta una ronquera persistente.
    La ronquera es una señal de alerta temprana, y proviene directamente de las cuerdas vocales.
  • Manchas, lesiones precancerosas.
  • A veces, una herida o úlcera en la boca que no mejora es el primer síntoma del cáncer.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de garganta?

  • Los pacientes suelen experimentar dolor de garganta o la sensación de tener un cuerpo extraño en la garganta.
  • La sensación de tener un nudo en la garganta es un síntoma muy común.
    Los trastornos psicológicos y neurológicos son responsables de la mayoría de los casos.
    “Bolo histérico” es el término utilizado para este tipo de síntoma, que se caracteriza por la sensación del nudo en la garganta, pero no por la presencia de un nudo real o tumor.
    Sin embargo, el cáncer de garganta y el laríngeo-faríngeo también pueden provocar la sensación de tener un nudo en la garganta. Pero, en este caso se trata de un nódulo real.
  • Estos trastornos en la garganta son síntomas comunes del cáncer de garganta, pero se experimentan más a menudo en otras enfermedades benignas.
    La flema no es un síntoma de cáncer de laringe o faringe.

 

Síntomas de cáncer de garganta en etapa avanzada

  • En la etapa avanzada de la enfermedad, los pacientes experimentan dificultad para tragar y el deseo frecuente de aclararse la garganta.
  • En caso de que la ronquera, la dificultad para tragar o ambas al mismo tiempo duran más de cuatro semanas con o sin tratamiento, deben considerarse como síntomas de cáncer de faringe. En este caso, la evaluación de un otorrinolaringólogo es fundamental.
  • Con el desarrollo de los síntomas de cáncer, el tumor provoca dolor de garganta intenso, especialmente durante la deglución.
    A veces el dolor también puede extenderse al oído y a la cabeza.
    Un fuerte dolor de garganta puede dificultar el comer y la deglución.
  • La tos es un síntoma frecuente de cáncer de faringe: los pacientes suelen sufrir tos seca e irritante debido a la presencia de un cuerpo extraño o a la estimulación del cáncer de garganta.
  • Si el cáncer de garganta está ulcerado y sangra, puede haber tos con sangre (hemoptisis) o esputo purulento maloliente.
    Provocar la tos para despejar la garganta y la sensación de tener un cuerpo extraño pueden ser síntomas de cáncer de garganta.
  • Si el cáncer de faringe es grande, puede provocar un estridor laríngeo, es decir, un sonido agudo que se produce cuando se habla.
    Esto se debe a la obstrucción de la laringe o de las vías respiratorias producida por el cáncer de garganta.
  • En la etapa tardía, el cáncer de garganta puede provocar dificultad para respirar o incluso asfixia.

Síntomas de cáncer de garganta en la cuarta etapa
La cuarta etapa se caracteriza por la aparición de síntomas tales como:

Estos síntomas también aparecen en la fase terminal de otros tipos de cáncer.

 

Cáncer de garganta: diagnóstico, tratamiento y pronóstico