Cáncer de pulmón: diagnóstico, tratamiento y pronóstico

Diagnóstico del cáncer de pulmón

El médico revisa el historial médico y lleva a cabo un examen físico en que comprueba el estado de los pulmones y los ganglios linfáticos laterocervicales (parte lateral del cuello) y por encima de la clavícula. Estos ganglios están hinchados solo en la etapa avanzada del cáncer, en el 20% de los casos.

Exámenes instrumentales
El examen principal para el diagnóstico del cáncer de pulmón es la radiografía de tórax.

La radiografía puede mostrar la presencia de:

  • Opacidad en los pulmones
  • Atelectasia (colapso pulmonar)
  • Derrame pleural, se ve una gran mancha blanca y eventualmente la desviación de los bronquios

Exámenes de laboratorio

  • Exámenes de sangre
  • Marcadores tumorales, no permiten hacer el diagnóstico, aunque en ciertos tipos de neoplasias están presentes o aumentan. Son útiles para monitorear la enfermedad. Los principales son el CEA (antígeno carcinoembrionario), más específico en el adenocarcinoma, NSE (enolasa neurospecifica) y la cromogranina para el carcinoma pulmonar de células pequeñas y tumores neuroendocrinos y el CYFRA 21 (una citoqueratina) para el carcinoma escamoso.
  • Análisis citológico (de las células) e histológico (de los tejidos) del esputo (secreciones). Se necesitan 3 muestras tomadas en 3 días diferentes. Puede dar un resultado falso negativo en caso de tumor periférico (en la parte exterior). Muy útil para el carcinoma de células escamosas que provoca un mayor grado de descamación.

Biopsia
La biopsia consiste en analizar una muestra de tejido tumoral.
A través de la biopsia, el patólogo analiza una muestra de tejido para determinar el tipo de tumor y la gravedad de la enfermedad.

La biopsia se puede realizar durante otros exámenes invasivos, como:

  • Videobroncoscopia o fibrobroncoscopia en la que se introduce de un broncoscopio (tubo con cámara) que recorre las vías respiratorias hasta los bronquios. Durante este examen se pueden tomar muestras de tejido para ser analizadas.
  • Punción aspirativa transtorácica con guía radiológica: para este examen se requiere una anestesia local. Bajo la guía de una TAC, el médico inserta una aguja dentro del pulmón y toma una muestra.
  • Toracocentesis: Es la muestra del líquido pleural a través del tórax. En el caso de derrame pleural, el análisis citológico del líquido extraído puede mostrar la presencia de células cancerosas. Esto significa que el tumor está en una etapa avanzada. Si ha alcanzado la pleura es inoperable. Especialmente el adenocarcinoma causa la presencia de células tumorales en el derrame pleural. En cualquier caso, en más de la mitad de los casos puede no ser diagnosticado.
  • Biopsia quirúrgica toracoscópica: este examen se realiza bajo anestesia general. El cirujano hace tres pequeñas incisiones y en una inserta el toracoscopio, un tubo de fibras ópticas que permite el estudio de los pulmones y de la cavidad pleural. Durante este examen, el cirujano toma la muestra de tejido para analizarlo. Este procedimiento es más invasivo y requiere hospitalización.

Exámenes instrumentales por imágenes
El paciente también puede someterse a otros exámenes para conocer la extensión del tumor:

  • TAC
  • RMN (Resonancia Magnética)
  • Cintigrafía PET (tomografía de emisión de positrones)

 

Estadificación del tumor en el pulmón

La estadificación del cáncer de pulmón es un importante campo de estudio porque ayuda a los médicos a determinar cuánto ha crecido el tumor. Dependiendo de la madurez y de la gravedad, el médico determina:

  • El pronóstico del cáncer
  • El tratamiento

Estadificación del tumor de células pequeñas
La estadificación del tumor en el pulmón de células pequeñas se divide en dos etapas:

  • Enfermedad Limitada (LD): El tumor está localizado sólo en el pulmón
  • Enfermedad extendida (ED): El tumor ha desarrollado metástasis a distancia

Estadificación del tumor de células no pequeñas
La estaficación del cáncer de pulmón de células no pequeñas es la estándar:

Etapa I
La masa tumoral está en la etapa inicial:

  • Inferior a 3 cm de diámetro
  • Todavía no se ha propagado

Como resultado, se puede extirpar fácilmente mediante cirugía.

Etapa II
En esta etapa el tumor se está propagando lentamente a las partes cercanas.
Esta etapa se divide en:
Etapa 2A:

  • El tumor mide de 3 a 4 cm
  • Los ganglios linfáticos adyacentes se ven afectados

Etapa 2B:

  • El tumor mide de 4 a 7 cm
  • Los ganglios linfáticos adyacentes se ven afectados
  • El tumor puede haberse diseminado a:
    • Diafragma
    • Pared pulmonar
    • Pared torácica
    • Pared externa del corazón (pericardio)

Tasa de supervivencia del tumor pulmonar en las etapas 1-2
La supervivencia a los 5 años es del 65-80%.

Etapa III
En esta etapa el tumor se desarrolla más y puede extenderse a los vasos sanguíneos que conectan los pulmones con el corazón. Esta es una fase muy peligrosa e irreversible.

Tumor al pulmon

La etapa 3 se divide en dos subtipos.
En la primera fase llamada 3A, el tumor se limita a una parte del cuerpo.

  • El tumor mide entre 3 y 7 cm de diámetro
  • Los ganglios linfáticos adyacentes y los del tórax se ven afectados
  • El cáncer se ha extendido a la pared torácica, al diafragma y al pericardio

En la segunda etapa 3B, el tumor

  • Se propaga agresivamente: también ataca al corazón, la tráquea, al esófago
  • Todos ganglios linfáticos del tórax están afectados

Tratamiento para el cáncer de pulmón en la etapa III
Para la mayoría de los pacientes, el tumor en la etapa 3B es difícil de extirpar quirúrgicamente y el tratamiento se limita a la radioterapia y a la quimioterapia.

Tasa de supervivencia del tumor pulmonar en la etapa 3
La tasa de supervivencia del cáncer de pulmón en la tercera etapa depende del tratamiento y del estado de salud del paciente.
Sin embargo, la supervivencia media varía del 7 al 17%.
El pronóstico para el cáncer de pulmón suele ser desfavorable, debido al estilo de vida de la mayoría de los pacientes después del diagnóstico.

Sólo el 5-10% de los pacientes con cáncer de pulmón en la etapa 3B sobrevive hasta 5 años después del diagnóstico.
Los pacientes que se someten a la quimioterapia pueden tener una supervivencia mayor si mantienen un estilo de vida saludable.
El pronóstico del cáncer de pulmón es más favorable para las personas que se someten a quimioterapia porque la tasa de supervivencia a los 5 años es del 15-20%.

Estas estadísticas no son muy significativas porque no consideran:

  • La genética
  • El estilo de vida de los pacientes

 

Tumor pulmonar en la cuarta etapa

Es la etapa más grave ya que no hay cura.
El cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo y la única solución es la limitación:

  • De los daños
  • De los síntomas

La etapa final o el cáncer de pulmón en la cuarta etapa es una enfermedad irreversible en la que las células cancerosas se propagan a otros órganos sanos en el cuerpo (metástasis a distancia).

Los síntomas del cáncer de pulmón en la etapa 4 dependen de la localización del tumor primario y de las metástasis.
La estadificación se basa en la extensión del tumor a los órganos del cuerpo.

Después de realizar todas las pruebas diagnósticas, el médico establece el pronóstico del cáncer de pulmón en la cuarta etapa y la terapia más adecuada.

En la etapa final, el cáncer se ha extendido desde el pecho hasta otros órganos del cuerpo (metástasis pulmonar).

El tratamiento de los síntomas desde el momento del diagnóstico es esencial para el tratamiento del cáncer.

Tratamiento para el cáncer de pulmón en la IV etapa
El paciente debe someterse a quimioterapia o radioterapia para destruir las células cancerosas y ralentizar el desarrollo de las mismas.
En la cuarta etapa no es eficaz extirpar quirúrgicamente la parte enferma.

 

¿Cuánto se vive con un cáncer de pulmón? Pronóstico y esperanza de vida

La tasa de supervivencia depende de la condición física de la persona y del tratamiento que está realizando.
En la mayoría de los casos, la tercera etapa del cáncer de pulmón lleva a la etapa 4, que es mortal.
Hay que tener en cuenta varios factores para el pronóstico y para la esperanza de vida.

Es importante saber:

  • Edad del paciente
  • Género del paciente
  • Estado de salud del paciente
  • Extensión del tumor
  • Respuesta del paciente al tratamiento administrado, etc.

Estos factores juegan un papel clave en el pronóstico de la última etapa.
Los tumores que tienen un mejor pronóstico, por lo tanto con una supervivencia más larga, son los que se encuentran en los pacientes:

  • Asintomáticos
  • Con síntomas relacionados sólo con el cáncer primario

Tienen un pronóstico más desfavorable los pacientes que tienen síntomas sistémicos como:

  • Pérdida de apetito (anorexia, 35%)
  • Pérdida de peso (40-50%)
  • Astenia (30%)
  • Síntomas relacionados con las metástasis 

Por lo general, los pacientes que no tienen alteraciones clínicas objetivas o de laboratorio tienen menos posibilidades de presentar metástasis:

  • Cerebrales
  • Óseas
  • Abdominales

La tasa de supervivencia en la cuarta etapa es muy baja.
Sólo el 5-10% de las personas afectadas por el cáncer de pulmón sobreviven hasta 5 años después del diagnóstico.
En los tumores de células no pequeñas, sólo el 10-15% de las personas vive hasta 5 años más.
En comparación con otros tipos de cáncer, el pronóstico del cáncer de pulmón en la etapa 4 es más desfavorable.

El diagnóstico tardío es un factor importante que determina la baja tasa de supervivencia en las personas afectadas por cáncer de pulmón.

 

Cáncer de pulmón: tipos y causas

Cáncer de pulmón: síntomas y complicaciones