Cirurgia para la hernia de disco

Entre cada uno de los huesos de la columna vertebral (vértebras) hay un disco intervertebral.
Estos discos son como almohadillas que amortiguan las vertebras.

La hernia del disco consiste en una lesión de la parte externa (anillo fibroso) y en la parte central (núcleo pulposo que puede prvocar una compresión de las terminaciones nerviosas que pasan por las vértebras.

Por consiguiente, se produce una inflamación y una hinchazón de la raíz nerviosa, esto provoca:

Si el dolor en la pierna que procede de la hernia mejora al empezar los tratamientos no quirúrgicos, el paciente puede recuperarse en 6-12 semanas.

La intervención quirúrgica para la hernia de disco cada vez es menos común porque, en la mayoría de los casos, no soluciona el problema de la ciática o la cervicobraquialgia.

Las hernias de disco en la parte baja de la columna vertebral, ocurren sobre todo en la región:

  1. Lumbar (L4-L5, es decir, entre la cuarta y la quinta vértebra lumbar)
  2. Lumbosacra (L5-S1, es decir, entre la quinta vértebral lubar y el hueso sacro).

En la región cervical, los discos que más resultan afectados son:

  • C5-C6
  • C6-C7

Solo si el tratamiento tradicional para la hernia de disco (medicamentos, fisioterapia mckenzie, ozonoterapia, etc.) no soluciona el problema, el médico puede sugerir la cirugía.
Hay que evaluar las ventajas y las desventajas de la intervención. Las indicaciones son:

hernia de disco, L4-L5, extrusa

  • Ciática grave repentina acompañada por otros síntomas como la parálisis y la incontinencia urinaria.
  • Lumbago que no desaparece al cabo de 6 semanas, pese al tratamiento y a los medicamentos.
  • Dificultad para andar de talones (sin apoyar los dedos) debida a la inflamación del nervio ciático.

La intervención se realiza cuando un fragmento del disco se desplaza y ejerce presión:

  • Sobre el canal espinal
  • Sobre una raíz nerviosa

El médico al quien acudir es el neurocirujano que le explicará al paciente:

  • Cuál es el procedimiento quirúrgico
  • Qué hay que hacer después de la intervención

La anestesia depende del tipo de intervención:

  • Anestesia espinal, para la hernia del disco lumbar
  • Anestesia general, para la hernia del disco cervical y dorsal

 

Síntomas de la hernia de disco L4-L5 y L5-S1 

La compresión de la raíz nerviosa en el segmento vertebral L5 (en la región L4-L5) puede provocar:

  • Dolor de espalda que se irradia a lo largo de toda la región por la que pasa este nervio: la parte externa del glúteo, el muslo y la pierna, hasta llegar al dedo gordo del pie.
  • Falta de fuerza a la hora de extender el dedo gordo del pie y a la hora de realizar una flexión dorsal del tobillo (debilidad en la punta del pie).
  • La molestia puede extenderse hasta la parte externa del pie.

La compresión del nervio S1 (en la región L5-S1) puede producir:

  • Dolor de espalda y dolor en la parte posterior del arto inferior
  • Pérdida de los reflejos
  • Debilidad del tobillo

 

Opciones de cirugía para la hernia de disco

La operación quirúrgica de la hernia incluye las siguientes opciones:

 

Intervención de microdiscectomía para la hernia de disco lumbar

La microdiscectomía se realiza para quitar una parte del disco intervertebral y reducir la presión sobre la raíz nerviosa.
El médico sólo extirpa una pequeña parte del disco; la mayoría de la estructura intervertebral no resulta afectada.

pie equino, parálisis, ciática

Indicaciones para la intervención quirúrgica de microdiscectomía
Si la persona consigue realizar las actividades diarias normales y si el dolor es soportable, se recomienda aplazar la intervención para ver si el dolor desaparece.

Si el dolor en la pierna mejora con los tratamientos no quirúrgicos, la cirugía de microdiscectomía puede ser una solución indicada para:

  • Reducir la presión sobre la raíz nerviosa
  • Abreviar el tiempo de recuperación

Una cirugía de inmediato resulta necesaria sólo en caso de incontinencia fecal y urinaria (sídrome de cauda equina).

Los médicos consideran que la microdiscectomía también está indicada para los pacientes afectados por los siguientes síntomas:

  • Dolor en la pierna que dura por lo menos seis semanas
  • Pérdida paulatina de la fuerza, la sensibilidad y los reflejos
  • Dificultad o incapacida de pararse en punta de pies o en los talones
  • Dolor en la pierna, este es el síntoma principal
  • Síntomas estables después de un tratamiento no quirúrgico (como los que incluyen cortisona por vía oral, antiinflamatorios no esteroideos o fisioterapia)
  • Si la situación no mejora al cabo de tres meses de tratamiento no quirúrgicos, se puede pensar en la cirugía de microdiscectomía durante los tres-seis meses siguientes

Durante una intervención de microdiscectomía o microdescompresión de la columna vertebral, el cirujano extirpa:

  • Una porción del hueso que se encuentra por encima de la raíz nerviosa
  • La parte del disco intervertebral que ejerce presión sobre el nervio

intervención-hernia-de-disco-l5-s1
Normalmente, una recuperación completa del dolor en las raíces nerviosas tarda semanas o meses, pero la microcirugía le proporciona al paciente un alivio inmediato.

¿De qué manera se realiza la microdiscectomía?
La microdiscectomía se realiza a través de una pequeña incisión en el área central de la espalda, en la parte inferior.
El cirujano accede al disco a través del foramen intervertebral.
En primer lugar, el cirujano aparta los músculos de la espalda (erectores de la columna) del arco de la columna vertebral (lámina vertebral).
Como estos músculos son verticales, el médico puede desplazarlos en lugar de realizar una incisión.

El cirujano extirpa el tejido que se encuentra encima de las raíces nerviosas dentro de la columna vertebral lumbar.
El médico extirpa una pequeña parte del área interna de la superficie de las articulaciones para que sea más fácil entrar en la raíz nerviosa y reducir la presión sobre el nervio.

Después, el médico aparta la raíz y extirpa una parte del disco.
Como casi todas las articulaciones, los ligamentos y los músculos no suelen estar afectados por lesiones, la microdiscectomía no hace que la estructura mecánica de la columna vertebral inferior (maquis lumbar) cambie.
La intervención dura 40-45 minutos.

Recuperación tras la cirugía de microdiscectomía
Por lo general, el paciente permanece hospitalizado durante 36-48 horas después de la cirugía.
El médico es quien decide si el paciente puede ser dado de alta, dependiendo del estado de salud del mismo.
Puede recomendar una noche más en el hospital para monitorear mejor la evolución del estado de salud del paciente.
La ruperación en el post-operatorio es bastante rápida y el paciente consigue caminar al cabo de unas horas tras la cirugía.

Las técnicas percutáneas de cirugía mínimamente invasivas tienen un alto porcentaje de éxito, sin embargo, investigaciones científicas han demostrado que la microdiscectomía proprociona mejores resultados (Marron JC, 2002).

Características de la cirugía de microdiscectomía

Motivo Hernia de disco
Indicaciones

1) Dolor de pierna
2) Tratamientos conservadores no eficaces
3) Incontinencia urinaria o fecal

Anestesia Espinal
(y sedación leve)
Duración 45 minutos
Complicaciones 1) Dolor
2) Lesiones de la raíz nerviosa
3) Hemorragia
4) Infección
5) Neumonía
6) Trombosis venosa profunda
Hospitalización 36-48 horas
Ventaja Recuperación rápida

 

Discectomía con láser para la hernia de disco

La disectomía con láser es una cirugía que consiste en quemar (vaporizar) con el láser el núcleo pulposo del disco, en lugar de extirparlo.
Este tipo de intervención está indicada en caso de protrusión (sobre todo si es medial), es decir, en caso de hernia de disco no expulsa.
El cirujano usa un láser muy fuerte en la región afectada por la hernia. El disco absorbe la energía sin que se produzcan daños en los tejidos cercanos.
El láser hace que haya una vaporización y una retracción del tejido afectado por la hernia. Así pues, la compresión de la raíz nerviosa desaparece.
La intervención dura aproximadamente 30 minutos.

Se trata de una cirugía:

  1. Minimamente invasiva
  2. Económica
  3. Que suele provocar un dolor leve en el post-operatorio

Esta técnica está indicada para los pacientes que necesitan someterse a una cirugía para la protusión discal que provoca dolor de piernas, debido a la compresión de la raíz nerviosa.

Esta cirugía no está indicada para pacientes que padecen:

  • Estenosis lumbar
  • Hipertrofia de las fascias articulares y hernia con calcificada

Las contraindicaciones relativas son:

  1. Trastorno neurológico progresivo
  2. Intervención quirúrgica anteriormente en el mismo disco

Por lo general, la hernia debe corresponder al disco vertebral, es decir que no debe ser expulsa o migrada.
Esta intervención quirúrgica no se realiza en muchos países, debido a que solo está indicada en ciertos casos específicos.

 

¿La cirugía para la hernia de disco es peligrosa?

Complicaciones y riesgos de la microdiscectomía
Al igual que en todo tipo de intervención quirúrgica en la columna vertebral, hay muchos riesgos y complicaciones, como:

  • Lesión de la duramadre (salida de líquido cerebroespinal)
    Esta complicación se produce en el 1-7% de los casos (Kalevski S et al – 2010)
  • Lesión en la raíz del nervio
  • Incontinencia fecal o urinaria
  • Hemorragia
  • Acumulación de líquido en los pulmones que puede provocar neumonía
  • Trombosis venosa profunda, es decir que se forma un coágulo de sangre en las piernas
  • Dolor en el post-operatorio
  • Infección

No obstante, esas complicaciones no suelen ser comunes.

 

Tasa de éxito de la microdiscectomía para la hernia de disco

Aproximadamente el 84% (Dohrmann GJ – 2015) de las intervenciones en la columna vertebral tiene éxito.
En el 5-10% de los pacientes se desarrolla otra hernia de disco.

Puede producirse una recidiva de la hernia de disco poco tiempo después de la intervención o después de muchos años.
Después de la intervención, puede que se desarrollen otras hernias en las regiones superiores o inferiores.
Si se produce otra hernia, el paciente puede someterse a otra cirugía.

Tasa de éxito de otra microdiscectomía, adicional a la primera (Haglund MM – 1985)

  • 86% de los casos – reducción total o parcial de los síntomas
  • 88% de los casos – reducción total o parcial del dolor producido por la ciática
  • 85% de los casos – alivio total o parcial del dolor de espalda
  • 100% de los casos – regreso al trabajo al cabo de 7 semanas (en promedio)
  • 89% de los casos – satisfechos de los resultados de la segunda cirugía

Por lo general, en caso de parálisis (que implica la dificultad o la incapacidad de levantar la punta del pie o el talón), el paciente consigue mejorar su movilidad gracias a la cirugía.

Después de la cirugía, no se debe:

  1. Conducir el coche
  2. Permanecer sentado durante mucho tiempo
  3. Levantar objetos pesados
  4. Agacharse (justo después de la cirugía)

Hay que esperar dos semanas antes de volver al trabajo.
Además, no se deben levantar objetos pesados (de más de 2,5 kg) por lo menos durante un mes después de la cirugía.

cómo levantar correctamente un objeto pesado

Hay que esperar de 3 a 4 semanas antes de retomar las actividades deportivas.
La recuperación completa tarda aproximadamente seis semanas.

Otros tipos de cirugía para la hernia de disco

Laminectomía lumbar
Esta cirugía consiste en eliminar una parte de hueso llamada lámina vertebral.
La lámina crea una barrera que protege a la médula espinal y a las raíces nerviosas.
El cirujano elimina una parte de la lámina o la lámina completa para poder acceder a la hernia de disco.
Además, esto puede aliviar la presión ejercida sobre los nervios para reducir el dolor en las piernas.
La lámina vertebral puede ser extirpada durante la discectomía, pero también puede realizarse una cirugía a parte para extirparla.
La tasa de éxito de la cirugía es de 87% (White AH et Al. 1987).

Fusión vertebral
Después de realizar una discectomía, el cirujano puede unir dos vértebras en en mismo lado del disco para proporcionarle estabilidad a la columna vertebral.
Al unir las dos vértebras se impide el movimiento de los huesos, por lo tanto, esto previene el dolor.

La cirugía PLIF (Fusión Intersomática Lumbar Posterior) está indicada para la inestabilidad vertebral que puede ser tratada de manera eficaz gracias a este tipo de cirugía (Satoh I 2006)
La recuperación tras la cirugía de fusión vertebral suele tardar más tiempo respecto a otras cirugías de la columna.
Por lo general, los pacientes permanecen hospitalizados durante tres o cuatro días, pero algunos deben permanecer hospitalizados durante más tiempo.
Después de ser dados de alta, se recomienda que los pacientes sigan un programa de rehablitación.

 

¿Cuánto tarda la recuperación? Hospitalización y convalecencia después de la intervención para la hernia de disco

Después de la intervención, el paciente debe seguir las recomendaciones del médico (medicamentos, prendas para vestir, etc) para recuperarse más rápidamente.
Además, después de la intervención, hay que seguir algunas precauciones para reducir el riesgo de que el problema vuelva a aparecer.

 

Ejercicios de rehabilitación después de la intervención para la hernia del disco

Los ejercicios de gimnasia postural para la ciática suelen practicarse en los primeros días después de la intervención.

Ejercicio de fortalecimiento
Muchos ejercicios pueden ayudar a fortalecer la columna vertebral y le proporcionan mayor estabilidad.
La mayoría de estos movimientos se concentra en:

  • Parte baja de la espalda
  • Músculos abdominales
  • Glúteos
  • Músculos de la pelvis

Posición durante la extensión
Apoyar el tronco en los codos mientras las caderas permanecen en el suelo.
Mantener esta posición algunos segundos hasta que la espalda se relaje.
Levantar el tronco paulatinamente empujando hacia arriba con las manos.
Repetir 10 veces este ejercicio.

Abdominales isométricos
Este ejercicio puede realizarse al estar sentado, de pie o tumbado.
Hay que inspirar y contraer los músculos abdominales durante 10 segundos.
Repetir 10-12 veces al día.

Estirar la espalda y el glúteo
Para comenzar este ejercicio, el paciente dee estar tumbado, boca arriba, con las rodillas dobladas y los brazos relajados a los lados del cuerpo.
Hay que dejar que las rodillas caigan lentamente hacia un lado.
Se debe mantener esta posición durante algunos segundos para después volver a la posición inicial.
Hacer este ejercicio para el otro lado y repetir 10 veces para cada lado.

Extensión al estar boca abajo
La posición inicial debe ser acostado boca abajo con las piernas un poco separadas y las palmas de las manos en el suelo a la altura de los hombros.
Al empujar con los brazos, hay que levantar los hombros mientras las caderas permanecen en contacto con el suelo.
Hay que realizar 3 series de 10, como mínimo.

Ejercicio físico
Después de que se hayan retirado los puntos de sutura, el médico puede recomendar que el paciente pratique natación o cualquier otra actividad física que perita mantener un tono muscular adecuado.
La buena noticia para los corredores es que correr no es una contraindicación: si no existen problemas de apoyo en los pies, los músculos amortizan el impacto con el suelo. Por lo tanto, correr no produce problemas en la columna vertebral.

 

Bibliogrfía

  1. Maroon JC. Current concepts in minimally invasive discectomy. Neurosurgery. 2002 Nov;51(5 Suppl):S137-45.
  2. S.K Kalevski, N.A Peev, M.D., and D.G Haritonov. Incidental Dural Tears in lumbar decompressive surgery: Incidence, causes, treatment, results. Asian J Neurosurg. 2010 Jan-Jun; 5(1): 54–59.
  3. Dohrmann GJ1, Mansour N. Long-Term Results of Various Operations for Lumbar Disc Herniation: Analysis of over 39,000 Patients. Med Princ Pract. 2015;24(3):285-90.
  4. Haglund MM1, Moore AJ, Marsh H, Uttley D. Outcome after repeat lumbar microdiscectomy. Br J Neurosurg. 1995;9(4):487-95.
  5. White AH, von Rogov P, Zucherman J, Heiden D. Lumbar laminectomy for herniated disc: a prospective controlled comparison with internal fixation fusion. Spine (Phila Pa 1976). 1987 Apr;12(3):305-7.
  6. Satoh I1, Yonenobu K, Hosono N, Ohwada T, Fuji T, Yoshikawa H. Indication of posterior lumbar interbody fusion for lumbar disc herniation. J Spinal Disord Tech. 2006 Apr;19(2):104-8.