Clasificación de la urticaria: aguda y crónica

Clasificación de la urticaria

Existen dos tipos diferentes de urticaria: aguda y crónica.

La urticaria aguda suele tener su origen en:

  • Alergia alimentaria
  • Picadura de mosquitos
  • Contacto con una sustancia (por ejemplo el níquel) o en un medicamento (por ejemplo el paracetamol)

Puede durar desde unas horas hasta seis semanas como máximo.

Urticaria crónica
Si la urticaria dura más de seis semanas se define como urticaria crónica. La urticaria crónica puede aparecer cuando el sistema inmunológico ataca a sus propios tejidos, provocando una reacción autoinmune.
Los anticuerpos (proteínas que normalmente combaten las bacterias y los virus) provocan la liberación de histamina, una sustancia que causa urticaria.

La erupción cutánea puede ser localizada o aparecer en cualquier parte del cuerpo, desde el cuello hasta las rodillas.
En muy pocas ocasiones afecta a las manos, los pies y la cara, a diferencia del angioedema.

En caso de urticaria crónica, puede desarrollarse un angioedema provocando el Síndrome urticaria-angioedema.
Además de las ronchas en la piel, puede haber hinchazón (edema) en:

  • Párpados
  • Labios
  • Laringe

El síndrome urticaria-angioedema requiere la atención de un médico debido a que puede provocar problemas respiratorios y asfixia.

Se estima que entre un tercio y la mitad de todos los casos de urticaria crónica son de origen autoinmune.
La causa de la urticaria autoinmune es desconocida; sin embargo, suele aparecer junto con otras enfermedades autoinmunes, como por ejemplo:

  1. Artritis reumatoide – el sistema inmunológico ataca a las articulaciones
  2. Lupus – el sistema inmunológico ataca a las articulaciones y a la piel provocando cansancio
  3. Enfermedad celíaca – intolerancia al gluten

En algunos casos, la urticaria crónica también puede aparecer por:

La urticaria crónica suele desaparecer y reaparecer.

Otros tipos de urticaria

1. Urticaria facticia (también conocida como dermografismo): se caracteriza por llagas y picor que pueden aparecer tras una ligera presión, frotamiento o rascado de la piel.

2. Urticaria gigante: se produce cuando la zona afectada es muy amplia.

3. Urticaria pigmentosa: suele aparecer en niños y afecta principalmente a las extremidades superiores e inferiores y al tronco. Entre otros síntomas, provoca:

4. Urticaria vasculitis (UV): o vasculitis urticarial se trata de un subtipo caracterizado por ronchas de forma extraña que duran varios días. Otros síntomas de la vasculitis urticarial son:

5. Urticaria física acuagénica: se trata de una forma rara provocada por la exposición al agua a cualquier temperatura.
El sudor, las lágrimas y el agua del mar pueden dar lugar a la formación de ronchas.

6. Urticaria colinérgica: La urticaria colinérgica es un subtipo de urticaria provocado por una reacción del cuerpo al calor o a la secreción de sudor.
Los síntomas también pueden aparecer tras:

  • Ducha caliente
  • Comida picante
  • Esfuerzo
  • Estrés

Las personas que padecen esta enfermedad tienen una erupción cutánea debida a estas razones y no presentan otros síntomas.

Urticaria y picor en los niñosCausas de la urticaria colinérgica
Cuando el hipotálamo en el cerebro detecta un aumento de la temperatura corporal, envía un impulso a las neuronas, que activan las glándulas sudoríparas.
Las neuronas liberan un neurotransmisor llamado acetilcolina que estimula la liberación de histamina y heparina por parte de los mastocitos de la piel (desgranulación de los mastocitos).
Esta rápida desgranulación conduce a la liberación generalizada de histamina en el cuerpo, cerca de las glándulas sudoríparas.
La histamina activa una respuesta inflamatoria en los tejidos circundantes provocando:

Cuando las glándulas sudoríparas liberan el sudor (algo difícil para una persona que sufre de urticaria colinérgica) la reacción cutánea se interrumpe.

7. Urticaria por estrés

El estrés crónico y el nerviosismo pueden desencadenar un brote de urticaria psicosomática. Cuando nos encontramos bajo estrés crónico o ansiedad, el cuerpo secreta niveles más elevados de cortisol y adrenalina (hormonas del estrés).
Esto ayuda a controlar una situación estresante.
Ahora bien, si el cuerpo se encuentra constantemente en estado de estrés y libera continuamente estas hormonas en el flujo sanguíneo, se produce un desequilibrio hormonal.
La adrenalina y el cortisol se combinan con los mastocitos de la piel para producir histamina.
El cuerpo reacciona al estrés constante mediante la producción de histamina, provocando un episodio de urticaria.
Los niveles elevados de cortisol en el cuerpo provocan una reacción alérgica de la piel como la urticaria y también pueden retrasar la curación.

¿Cómo tratar la urticaria provocada por el estrés?

  • La mejor forma de tratar la urticaria por estrés es aprender algunas técnicas de relajación que ayudan a reducir el estrés.
  • El yoga, la meditación y la práctica regular de algún ejercicio físico contribuyen a reducir el estrés.
  • Muchas personas asocian las vacaciones a la ausencia de estrés, aunque a veces sucede lo contrario: la organización de las vacaciones y las actividades programadas pueden aumentar la tensión emocional.
    En algunos casos sería más conveniente emplear el dinero de las vacaciones en solicitar ayuda a otras personas para reducir las actividades a lo largo del año (por ejemplo las tareas domésticas).
  • Los fármacos antihistamínicos y la calamina en polvo contribuyen a reducir la hinchazón y el picor que suelen caracterizar a la urticaria.

 

Urticaria y picor en los niños: causas y síntomas