Desprendimiento de retina: tipos, causas y síntomas

El desprendimiento de retina implica que el tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo se ha separado del tejido que la soporta, es decir la coroides.

La retina es la capa de tejido fotosensible que recubre el interior del ojo y envía mensajes visuales al cerebro a través del nervio óptico.

¿Cómo se produce el desprendimiento de retina?

  • En interior del ojo, casi todo el espacio lo ocupa el cuerpo vítreo, una masa gelatinosa y transparente que se encuentra entre la retina y el cristalino.
  • El cuerpo vítreo está fuertemente unido a la retina, por lo que un desprendimiento del cuerpo vítreo puede desencadenar la rotura de la retina en las zonas más frágiles.
  • Los fluidos que encuentran dentro del ojo pueden pasar a través de la lesión y provocar el desprendimiento de la retina.

El desprendimiento de retina no suele ser bilateral. Esto es más probable en caso de enfermedades sistémicas (que afectan a todo el cuerpo) o congénitas (de nacimiento).

 

desprendimiento de retina, vítreo, visión, manchas, rélampagos

Deprendimiento de la retina

Tipos de desprendimiento de retina

1. El desprendimiento de retina regmatógeno se produce como consecuencia de una ruptura (generalmente un desgarramiento o perforación) en la retina que permite que el líquido se acumule en el espacio que se encuentra debajo de la retina.

Las roturas o perforaciones en la retina pueden producirse sin manifestar ningún síntoma.
Por lo tanto, es importante someterse a revisiones periódicas del ojo, especialmente si el paciente es miope o practica deportes de contacto que pueden provocar traumatismos oculares.
Además, una persona miope tiene más posibilidades de padecer una degeneración retiniana periférica, lo que puede aumentar el riesgo de desprendimiento de retina.
El desprendimiento de retina regmatógeno es el tipo más frecuente.

Los pacientes que se han operado los ojos se encuentran en riesgo, especialmente los que se han sometido a una operación de cataratas.

2. El desprendimiento de retina exudativo puede producirse por una inflamación, un infortunio o una enfermedad vascular que provoca la acumulación de líquidos debajo de la retina sin la presencia de un agujero retiniano ni de laceración.

3. El desprendimiento de retina traccional se puede manifestar cuando se forma tejido fibroso y fibrovascular en la retina como consecuencia de una lesión, una enfermedad inflamatoria o por la presencia de neovascularización, como sucede en caso de retinopatía diabética.
El tejido cicatricial hala la retina, despegándola de la capa pigmentada subyacente a la que está conectada, provocando el desprendimiento de retina traccional.
El desprendimiento de retina tiene a menudo forma de “herradura”.

 

Causas del desprendimiento de retina y factores de riesgo

Un desprendimiento de retina puede producirse a cualquier edad, si bien es más frecuente en personas mayores de 40 años.
Afecta más a los hombres que a las mujeres.
Un desprendimiento de retina es más común en personas:

  1. Con mucha miopía
  2. Que han tenido un desprendimiento de retina en el otro ojo
  3. Que tienen antecedentes familiares de desprendimiento de retina
  4. Que se han sometido a la cirugía de cataratas
  5. Que padecen otras enfermedades o trastornos de los ojos, tales como retinosquisis, uveítis, miopía degenerativa o degeneración del retículo
  6. Que ha tenido una lesión en el ojo
  7. Diabéticas
  8. Que padecen enfermedades genéticas como el síndrome de Marfan y el síndrome de Ehlers Danlos

En los niños, las causas más frecuentes del desprendimiento de retina son:

  • Enfermedades congénitas como el síndrome de Marfan, de Stickler y de Wagner
  • Traumatismos
  • Cirugía ocular previa

Según algunos estudios, las altas temperaturas pueden aumentar el riesgo de desprendimiento de retina.
El calor provoca la deshidratación de los tejidos y puede alterar el cuerpo vítreo.
La consecuencia es una tracción que puede provocar un desprendimiento de la retina.

 

Síntomas del desprendimiento de retina

Algunos signos y síntomas pueden alertar a una persona de un posible desprendimiento de retina, como por ejemplo:

  • Cuerpos flotantes en el ojo (moscas volantes o miodesopsia)
  • Destellos luminosos (fotopsia)
  • Reducción de la vista
  • Sombras o puntos ciegos en el campo visual

El desprendimiento de retina no es doloroso.

 

Desprendimiento de retina: diagnóstico, tratamiento y pronóstico