Diagnóstico radiológico de la neumonía

Papel de la radiología en el diagnóstico de la neumonía

En fase inicial e incluso en las sucesivas, la neumonía puede ser difícil de diagnosticar por medio de:

  • Auscultación (para comprobar cualquier ruido respiratorio)
  • Percusión

La radiografía de tórax es mucho más precisa.
El papel principal de la radiología en las infecciones pulmonares (de la comunidad, hospitalarias, etc.) es el siguiente:

  • Identificar la existencia de la infección pulmonar según las opacidades de la radiografía.
  • Identificar la localización y la extensión de la inflamación, por ejemplo permite entender si afecta un lóbulo, un pulmón completo o un segmento (parte de un lóbulo).
  • A veces hay signos radiográficos que señalan al médico la posible causa de neumonía.
  • Es útil para comprender cómo y dónde tomar una muestra de material biológico. En caso de una infección, puede ayudar el procedimiento de diagnóstico porque evita falsos negativos durante la broncoscopia. El neumólogo realiza la broncoscopia y el lavado bronquial (examen endoscópico de tráquea y bronquios), debe descender con el broncoscopio hasta el segmento infectado, inyecta la solución salina y recoge las secreciones del bronquio que ha sido indicado en la radiografía.
  • Se utiliza para monitorear la evolución y comprender si el paciente está sanando o si el tratamiento no es eficaz. Por ejemplo, las infecciones fúngicas tienen un aspecto radiológico muy similar a la neumonía bacteriana.

 

Diagnóstico radiológico de la neumonía

Se debe considerar la difusión lobar o segmentaria de la inflamación, es decir, si la infección afecta un lóbulo entero o todo un segmento.
Si la neumonía es lobar está delimitada por las fisuras interlobulares (surcos que dividen el pulmón en lóbulos).

La densificación pulmonar significa que los alvéolos pulmonares están llenos de líquido inflamatorio.
En la radiografía, la densificación pulmonar corresponde a una opacidad (área blanquecina).
Las opacidades tienen márgenes matizados porque son muchas, pequeñas (corresponden a los alvéolos) y están juntas.

Dado que la neumonía lobar afecta los alvéolos y no los bronquios, en la radiografía se puede ver:

  • El broncograma aéreo, es decir, en la radiografía se ve la parte más oscura cerca de la columna vertebral que corresponde a los bronquios. El aire contenido en los bronquios da este color a la radiografía, mientras que la parte lateral es más clara (opaca) porque los alvéolos están llenos de líquido.
  • El alveolograma aéreo corresponde a la fase de recuperación desde el punto de vista radiológico. Dado que los alvéolos están otra vez llenos de aire, lentamente la opacidad disminuye y en su lugar se forman opacidades que son negativas en comparación con las anteriores.

radiografia, diagnostico neumonia

A la derecha se ve una densificación pulmonar, es un signo radiológico clásico que indica una neumonía lobar.
Hay una opacidad extensa y limitada por las fisuras.
Se puede notar el broncograma aéreo, por lo tanto probablemente la causa es una bacteria.

Entre las opacidades se reconoce una gran área radiotransparente (que absorbe poco los rayos X y por lo tanto es negra), que es el signo de una cavitación o necrosis de colicuación (desintegración orgánica de los tejidos).
El paciente ha tenido:

  • Una necrosis (muerte del tejido pulmonar)
  • Luego una cavitación (formación de una burbuja) espontánea, que se hace cada vez más importante con el tiempo.

En este tipo de radiografía, se puede suponer que la bacteria responsable es una Gram negativa, pero no se puede decir con certeza.

neumonia, aspergillus

En la imagen de la izquierda en cambio se encuentra la expansión gradual del brote (área pequeña de la que se origina la inflamación) de necrosis en el área de la opacidad.
Esta situación y la formación de abscesos pulmonares son típicos de los toxicómanos.
La causa es la inmunodepresión de VIH y las infecciones recurrentes típicas de los toxicómanos.

Los émbolos infecciosos generalmente proceden de este marco radiológico.

También puede haber:

  • Opacidades en ambos pulmones,
  • Alrededor hay un área de ligero aumento de la densidad del tejido pulmonar.

De esta manera se ve todavía la figura pulmonar adyacente.
En radiología esto se llama opacidad de vidrio esmerilado u opacidad intersticial mínima y representa una cavidad, es radiotransparente.
El conjunto de estos dos signos puede indicar una neumonía fúngica, muy a menudo causada por Aspergillus en el inmunodeprimido, pero es siempre una suposición.

Incluso en la TAC, el mismo sujeto muestra opacidades con una forma nodular, más o menos extensa, con alrededor:

  • Áreas matizadas de vidrio esmerilado
  • Pequeñas densificaciones periféricas con cavidades.

neumonia, aspergillus

La muerte puede ocurrir en los pacientes hospitalizados en cuidados intensivos para enfermedades de cáncer o después de un trasplante de médula si toman este tipo de neumonía.
No es un evento raro.
Incluso si el paciente está encerrado en un cuarto estéril, esta enfermedad puede ocurrir y sin un tratamiento adecuado e inmediato, el paciente puede morir.
Por eso la radiografía es fundamental para reconocer rápidamente estos elementos diagnósticos.

 

Neumonía: diagnóstico y exámenes

Neumonía: exámenes de sangre y de laboratorio