Dolor de la articulación sacroilíaca, causas y sintomas

¿Cuáles son las articulaciones sacroilíacas (SI)?

El sacro es el hueso triangular en la parte inferior de la columna, debajo de la columna lumbar.
La mayoría de las vértebras de la columna vertebral son móviles, pero el sacro está formado por cinco vértebras fusionadas que no se mueven.
Los huesos ilíacos son dos grandes huesos que forman la pelvis.
Las articulaciones SI unen la columna vertebral a la pelvis.
El sacro y el hueso ilíaco están unidos por unos ligamentos fuertes.

 

dolor en el hueso sacro

¿Cuáles son las causas de la disfunción de la articulación sacroilíaca?

Como la mayoría de las otras articulaciones del cuerpo, las SI tienen una capa de cartílago que cubre el hueso.

Cuando el cartílago se desgasta, los huesos empiezan a frotar entre ellas.
Esto provoca una artritis degenerativa (artrosis).

La artritis degenerativa es frecuente en las SI, como en las otras articulaciones del cuerpo.
Otra causa frecuente de disfunción de la SI es el embarazo.
Durante el período de gestación, el cuerpo de la mujer libera hormonas que relajan los ligamentos.
Esto prepara el cuerpo de la mujer al embarazo.
La relajación de los ligamentos permite un mayor movimiento de las articulaciones y puede causar desgaste anormal.
El aumento de peso y el cambio en la manera de caminar causan un estrés adicional en estas estructuras.

Cada enfermedad que cambia la manera normal de caminar provoca un aumento del estrés de las articulaciones.
Esto incluye dismetría de las extremidades (una pierna más larga que la otra), dolor de cadera, rodilla, tobillo o pie. Frecuentemente los pacientes con fuerte dolor de las extremidades inferiores tienen problemas con la espalda (columna lumbar) o las SI.

Hay muchas enfermedades que causan la inflamación de las articulaciones SI.
A continuación se exponen las principales:

  • Artritis reumatoide,
  • Artritis psoriásica,
  • Espondilitis anquilosante.

Estas enfermedades son artritis que pueden afectar a todas las articulaciones del cuerpo.

 

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción de la sacroilíaca?

El síntoma más común es el dolor. Los pacientes sienten dolor en la espalda baja o la parte posterior de las caderas.
El dolor también se puede sentir en la ingle y los muslos.
El dolor se va agravando al permanecer de pie y caminar y mejora al estar acostado.

 

¿Cómo se diagnostica la disfunción de la articulación sacroilíaca?

El diagnóstico empieza con el historial médico y un examen físico.
Posteriormente se recomienda hacer una radiografía.
El paciente debe realizar la radiografía de la pelvis, las caderas, la columna vertebral por indicación del médico.
Una TAC proporciona información detallada sobre las articulaciones y los huesos.
Tanto la radiografía como la TAC detectan una sacroileítis.
Esto aparece como una esclerosis de las articulaciones: el médico observa el desgaste del hueso alrededor de las articulaciones.