Muela de juicio

Las muelas del juicio o terceros molares (como se les conoce en términos médicos) son los ultimo dientes en salir de las encías. Suelen erupcionar cuando la persona tiene entre los 17 y los 25 años, los niños no las tienen.

Hay cuatro muelas del juicio, dos superiores (una derecho y otra izquierdo) y dos inferiores.

muela del juicio

 

Causas de la muela del juicio incluida

Un diente incluido es un diente que no consigue perforar las encías y emerge sólo parcialmente.
Normalmente, esto ocurre cuando no hay suficiente espacio para la salida de la muela del juicio.
Se queda atrapada, bloqueada por el diente que se encuentra en frente de la muela.
A menudo, la posición de la muela del juicio incluido es horizontal, pero puede ser vertical u oblicua.
A veces, la encía que está por encima puede ser la responsable de la inclusión del diente, por esta razón el diente puede permanecer bloqueado en la mandíbula.
Los dientes pueden curvarse, inclinarse cuando tratan de emerger.
Las muelas del juicio sanas y posicionadas correctamente no causan ningún problema al salir, pueden abrir fácilmente encías y emerger por completo.

 

Síntomas de la muela del juicio que está saliendo

  • Irritación: debido a la falta de espacio en la boca, a veces una muela del juicio queda atrapada y causa irritación.
  • Dolor: infección localizada alrededor del diente, esto se conoce como pericoronaritis y puede causar dolor en la zona afectada.
    Un dolor insoportable es el síntoma más frecuente de una infección en un diente.
  • Fiebre: muchas veces, debido a la infección la temperatura del cuerpo aumenta y se experimenta el cansancio.
  • Dificultad para tragar: la persona puede tener la mandíbula bloqueada, que provoca dificultad para abrir la boca, y dificultad para tragar.
  • Pus: a veces, una infección provoca la formación de pus la cavidad del diente o cerca de la encía.
  • Ganglios linfáticos agrandados: debido a una infección, puede haber una inflamación de los ganglios linfáticos debajo de la mandíbula que causa dolor de garganta.
  • Encías inflamadas y de color rojo: debido a la salida de los dientes la encía circundante alrededor de estos suele estar roja o inflamada.
  • Dificultades en el cepillado: los dientes en fase de salida dificultan el movimiento del cepillado y uso del hilo dental.
  • Mal aliento: la infección causa halitosis.

 

Complicaciones de las muelas del juicio incluídas

La muela incluida puede causar otros problemas tales como:

Daños en los otros dientes
La muela del juicio puede ejercer presión sobre el segundo molar provocando una lesión dental o aumentando el riesgo de infección.
Esta presión también puede causar apretamiento dental, que su vez, provoca maloclusión.

Caries
En las muelas del juicio parcialmente incluídas existe un mayor riesgo de caries, respecto a los demás dientes.
Las causas son:

  1. Dificultad para cepillarse los dientes
  2. Los restos de alimentos y las bacterias penetran fácilmente en las encías y en la muela del juicio.

Propagación de la infección
A veces, la infección puede propagarse desde la zona afectada hasta otras partes de la caeza y del cuello.

Pericoronaritis
Se trata de una infección de la encía que rodea el la muela del juicio retenida.

Fractura de la mandíbula
El diente del juicio favorece la fractura de los bordes de la mandíbula, debido a que el tercer molar crea una región menos resistente.
La muela reemplaza un pedazo de hueso, por lo tanto, hay una menor de hueso en la mandíbula y esto reduce la resistencia.

Quistes: muy raramente, se observan quistes alrededor del diente retenido. Un diente que aún no ha salido (que está incluido en la mandíbula) puede provocar la formación de un quiste.

quistes, dientes

 

Diagnóstico de la muela del juicio incuída

Por lo general, el dentista realiza una consulta y luego solicita una radiografía para observar la ubicación del tercer molar.
Si se trata de la muela del juico inferior, el dentista puede solicitar una TAC del arco dental inferior para evitar las complicaciones.

 

Intervención del dentista

¿Cuándo hay que extraer la muela del juicio?
Las muelas del juicio retenidas no deben ser extraídas si no provocan síntomas.
Esto de debe a que no se ha demostrado el beneficio de estraer la muela del juicio, además puede haber complicaciones.

El dentista puede recomendar la extracción si:

  1. Si se ha cariado
  2. En caso de absceso
  3. Si la muela del juicio es incluida o si crece horizontalmente y perjudica al diente cercano. En algunos casos, la muela del juicio favorece la formación de caries o la reabsorción de las raíces del segundo molar.
  4. Quistes o tumores asociados al la muela del juicio.
  5. Infecciones o enfermedades de las encías (enfermedad periodontal) en el tercer molar.

 

Procedimiento de extracción de las muelas del juicio incuídas

En primer lugar, el paciente se prepara para el procedimiento.
El dentista elige la tecnica más adecuada para el paciente, dependiendo de la condición del diente que se debe extraer.
A continuación, el cirujano administra una anestesia local para sedar la zona en que se encuentra la muela del juicio que debe ser extraída. A veces (especialmente si el paciente está muy nervioso y no coopera, o si hay una extracción simultánea de varias muelas del juicio) se puede realizar este procedimiento con anestesia general.

Cuando la zona está adormecida, se realiza una incisión para dejar expuesta la zona afectada y para observar mejor el diente. La incisión debe ser lo suficientemente amplia para permitir el la introducción de los instrumentos dentales.
Después de realizar la incisión, comienza el sangrado, por lo tanto, se utiliza algodón estéril para detener la hemorragia.
Si la muela del juicio está situada profundamente, puede ser necesario utilizar la fresa dental para abrir la mandíbula y crear espacio para extraer la muela.
El cirujano destroza el diente durante la extracción para no lesionar la mandíbula.

Para extraer la muela del juicio, el dentista realiza una osteotomía con la fresa dental, es decir que elimina una parte del hueso, para evitar la formación de quistes o de infecciones perigrosas.
Generalmente, la herida es lo bastante grande, debido a la incisión realizada, por lo tanto, en la mayoría de los casos se colocan puntos de sutura.
Estos puntos pueden ser auto-absorbentes, pero si son de este tipo, el paciente debe regresar al cabo de una semana aproximadamente para que le retiren los puntos.

 

Riesgos de la extracción de la muela del juicio

La alveolitis seca se produce cuando el coágulo de sangre (que es esencial para la cicatrización) no se desarrolla en el horificio del diente, o si el coágulo de sangre desaparece.
La alveolitis seca puede causar mucho dolor en el diente e incluso mal olor en la boca.

Otro riesgo es el adormecimiento que puede sucederle a cualquier persona, debido a daños en los nervios, sobre todo se ha cometido un error durante la cirugía.
Esto se conoce como parestesis, en esta enfermedad algunas zonas de la boca o incluso la barbilla pierden la sensibilidad debido a daños en los nervios.

Otra complicación poco común que puede surgir de esta extracción es una enfermedad llamada trismo, en el que el paciente tiene dificultad para abrir la boca.

La extracción de las muelas del juicio también puede causar sangrado dura por lo menos un día.

Durante la lactancia se puede aplicar anestesia para la extracción de un diente, pero hay que saltar el amamantamiento sucesivo para evitar el riesgo de que se transmita al bebé.

Infección postoperatoria
En casos raros, después de la extracción del diente, puede haber una infección bacteriana, pero el dentista receta antibióticos para prevenirla.
Los síntomas más comunes de esta infección son:

  • Hinchazón
  • Fiebre
  • Dolor de muelas
  • Mal sabor prolongado o salado en boca, con o sin secreción por el zona operada
  • Apertura de la mandíbula limitada.

Fractura de la mandíbula
Una fractura de la mandíbula se puede producir debido a la apertura más amplia de la boca durante la cirugía.
Dado que durante la operación la boca debe estar bien abierta, esto puede provocar una contractura de los músculos de la boca, causando malestar en la mandíbula y alrededor de esta.

Fractura-de-la-mandíbula

Daños a los nervios
El nervio alveolar inferior lleva la sensibilidad al labio inferior y a la barbilla, mientras que el nervio lingual da sensibilidad a la parte delantera de la lengua. Una muela del juicio incluida en el maxilar inferior está muy cerca de estos dos nervios, especialmente de la raificación del nervio alveolar inferior.
La extracción de la muela del juicio puede provocar lesiones al nervio en los siguientes casos:

  • El dentista no realiza la extracción de manera adecuada
  • La fresa dental lesiona el nervio

Se puede producir una parestesia permanente en los dientes del arco dental inferior y en la mitad del labio inferior (del mismo lado de la lesión).
La pérdida de sensibilidad en el labio inferior es el síntoma más molesto para los pacientes y adeás, hace que esa parte del labio se desvíe hacia abajo.
Aunque las fibras motoras del nervio no están lesionadas, no se produce el estímulo propioceptivo (sensorial) y esto haace que una parte del labio permanezca inmóvil.
Sin embargo, mirándose al espejo, el sistema visivo permite resolver este problema.
El nervio trigémino puede ser dañado durante la extracción de una muela del juicio inferior.

Embolia gaseosa
La embolia de gases es una de las complicaciones más graves. Esta es una complicación poco común que se produce si una mezcla de aire y agua a presión se abre paso desde la mandíbula llegando hasta las venas, y, finalmente, a los vasos sanguíneos más grandes que van al corazón.
Esto también puede causar un ataque cardíaco o la muerte, dependiendo del tamaño de las burbujas de aire.

Fuente: Magni G et Al. – Nonfatal cerebral air embolism after dental surgery

 

Coste de la extracción de la muela del juicio

El coste inicial de la extracción comienza con la consulta y la radiografía, que cuestan cerca de 300 euros, sin seguro médico dental.
El coste de la extracción de las muelas del juicio puede variar desde 600 a 1500 euros, incluyendo:

  • Consulta
  • Sedación
  • Radiografía
  • Posibilidad de operación quirúrgica oral
  • Medicamentos
  • Hospitalización

La extracción puede costar desde 128 a 380 euros por diente (excluyendo el coste de la consulta, los rayos X, los medicamentos, etc.) y la extracción de los cuatro dientes puede llegar a costar 975 euros.

  • Extracción simple: mínimo 128 euros
  • Extracción parcial: 180-300 euros
  • Extracción por medio de cirugía: 255-380 euros (precio con con anestesia general 325-620 euros; precio con el óxido de nitrógeno 60-220 euros).

 

Recuperación tras la extracción de la muela del juicio

Aquí están los pasos y las medidas que deben tomarse para la recuperación post-operatoria:

  • El sangrado dura por lo menos un día, después de la extracción. No hay que retirar el hisopo de algodón y hay que ejercer presión con los dientes en la zona de la extracción durante aproximadamente una hora, después de la eliminación. Esto ayuda a la coagulación de la sangre y a detener la hemorragia.
  • Durante las sigueints 48 horas después de la extracción, no se debe comer ningún alimento caliente o duro.
    De hecho, la mayoría de los dentistas recomiendan un movimiento mínimo de la mandíbula. Se pueden comer alimentos fríos y suaves como el helado.
  • No hacer gárgaras vigorosas durante las 24 horas sucesivas a la extracción del diente, ya que pueden dificultar la formación de coágulos de sangre y la hemorragia continúa.
  • Evitar cualquier tipo de contacto físico con la superficie de la encía afectad, por ejemplo con la lengua o los dedos.
  • Después de la operación, descansar tanto como sea posible.
  • El efecto de la anestesia tarda aproximadamente 4 horas en desaparecer. Cuando el efecto termina, se empieza a sentir dolor, aunque con una intensidad menor.

Se puede reemplazar periódicamente la gasa de algodón, colocando una nueva gasa sobre la encía de la zona afectada.

Después de 48 horas, se deben realizar gárgaras con agua salada para prevenir las infecciones.
Aplicar una compresa de hielo externamente sobre la zona afectada, esto puede ayudar a disminuir el dolor que puede aparecer en las primeras horas después de que se temrina el efecto de la anestesia.

Ciertamente, un analgésico recetado por el médico reduce mucho el dolor. Se deben tomar estos analgésicos y los antibióticos que recetados por el dentista.
Hay que mantener la cabeza elevada al dormir, de modo que el flujo de sangre hacia la zona afectada se reduzca para aliviar el dolor.

Al cabo de dos días tras la estracción del diente, el paciente puede comenzar comer cualquier tipo de alimento. Hay que ejercitar la mandíbula abriendo y cerrando la boca lentamente.
Al principio es doloroso.
Durante el cepillado de los dientes no sedebe cepillar la zona de la encía afectada, ya que esto detiene el proceso de recuperación que se ha logrado hasta el momento.
No se debe fumar durante aproximadamente 24 horas después de la cirugía, ya que pueden evitar la formación de coágulos y prolongar el tiempo necesario para la curación completa.

 

Remedios naturales para el dolor causado por la muela del juicio

  • Las hojas de menta piperita contienen aceites esenciales que pueden reducir el dolor y la inflamación. Hay que preparar un té de menta piperita y esperar a que se enfríe para realizar gárgaras con esta bebida.
  • Aplicar una bolsita de té negro cerca de la zona afectada para obtener un alivio temporal.
  • Es posible aplicar algodón empapado en aceite de clavo de olor para reducir el dolor.
  • Hacer gárgaras con agua tibia con sal para eliminar las bacterias.
  • Algunas personas mastican un diente de ajo recién cortado cubierto de sal gema.
  • Colocar un pequeño trozo de pepino sobre la muela que debe ser extraída puede er beneficioso.
  • Se puede reducir el dolor, evitando los alimentos muy calientes, picantes o dulces.