Dolor de rodilla en la parte frontal

Dolor de rodilla en la parte frontal

El dolor de rodilla (o gonalgia) es una enfermedad extremadamente común en todas las edades y puede estar causada por varios factores.
Es muy importante realizar una valoración con precisión para detectar la causa de los síntomas y así optar por el tratamiento más adecuado.

 

Causas

1) Bursitis de rodilla

Algunas lesiones en la parte anterior de la rodilla pueden causar una inflamación de las bolsas serosas, es decir, pequeños sacos llenos de líquido que favorecen el movimiento de los tendones y de la piel de la parte externa de la articulación de la rodilla.
Los movimientos repetitivos de la rodilla o mantener la rodilla en la misma posición durante mucho tiempo pueden provocar una acumulación de líquido en la articulación. Esto se conoce como bursitis de rodilla o “rodilla de la lavandera”.

 

2) Enfermedad de Hoffa

La grasa de Hoffa es una estructura de la rodilla formada por tejido adiposo que se encuentra debajo de la rótula, justo detrás del tendón rotuliano (McCarthy – 2004).
En esta posición, amortigua los posibles impactos en la parte anterior de la rodilla.
La grasa de Hoffa puede inflamarse en caso de un traumatismo directo en la rótula (Valtuille et Al. – 2002) y puede quedar comprimido (pellizcado) entre los cóndilos femorales y la rótula.
El dolor empeora cuando se extiende (enderezamiento) la articulación de la rodilla.

Los pacientes pueden tener una historia de hipertensión de la rodilla (llamado genu recurvatum)

Síntomas

  • Dolor o hinchazón de la rodilla, debajo de la rótula.
  • Prueba positiva para Hoffa (el paciente se encuentra acostado bocarriba con las rodillas dobladas, el médico ejerce presión con ambos pulgares en los lados del tendón rotuliano mientras que el paciente extiende la pierna).

Si el paciente siente dolor, es un signo positivo para la inflamación de la grasa de Hoffa.

El examen más indicado para realizar el diagnóstico de este trastorno es la resonancia magnética. Los pacientes con edema (hinchazón) o anomalías de la grasa de Hoffa suelen manifestar síntomas. Sin embargo, el edema y las alteraciones estructurales suelen desarrollarse en los pacientes que no tienen dolor u otros síntomas (Draghi et Al. – 2016).

Tratamiento

  • Reposo
  • Evitar las actividades físicas que empeoran la situación, como por ejemplo correr, pero puede practicarse el ciclismo
  • Hielo o crioterapia para reducir el dolor y la inflamación
  • Fisioterapia instrumental como la laserterapia o la Tecarterapia

El tiempo de recuperación es de dos semanas, si se siguen las indicaciones que el médico prescribe.

 

3) Luxación de la rótula

Es una lesión común, causada por un traumatismo directo o por una extensión violenta de la pierna que puede ocurrir, por ejemplo, al jugar tenis o voleibol.
Generalmente, la luxación de la rótula afecta a las mujeres, a las personas obesas y a los jinetes.

Signos y síntomas: en caso de este accidente, se observa que la rótula no se encuentra en su lugar, la rodilla está hinchada y hay dolor.

Tratamiento: el médico vuelve a colocar la rótula en su lugar (reducción de la luxación).
Aunque la rótula vuelve a su lugar por sí sola, hay que realizar una radiografía para observar si hay una fractura.
Después de la reducción de la rótula, si no hay fracturas, los médicos comienzan a tratar la lesión inmovilizando la rodilla con una rodillera durante tres semanas para permitir la recuperación de los tejidos blandos alrededor de la rótula. Después, el paciente debe realizar ejercicios de refuerzo para mantener la rótula alineada.
La recuperación tarda de 30 a 40 días.

 

 

4) Síndrome de dolor femoropatelar

El síndrome de dolor femorrotuliano es un término genérico que se refiere al dolor que se siente entre la rótula y el fémur, en la parte frontal de la articulación.
El síndrome de dolor femoropatelar es una enfermedad común en los atletas, especialmente en los jóvenes que tienen la rótula desalineada con respecto a los cóndilos femorales.
Generalmente, la rótula está desplazada hacia el exterior y esto provoca que el cartílago se desgaste más por un lado que por otro.

Síndrome femoropatelar

 

 

5) Enfermedad de Osgood-Schlatter

tac, rodilla, adolescente, enfermedad, osgood, schlatter

Enfermedad de Osgood-Schlatter

Esta enfermedad es una de las causas del dolor y la hinchazón de la rodilla. La enfermedad afecta a los adolescentes, sobre todo los que corren mucho y los que practican fútbol, baloncesto o voleibol.

La enfermedad de Osgood-Schlatter provoca hinchazón y entumecimiento en la protuberancia ósea que se encuentra bajo la rótula.

 

 

6)  Condromalacia rotuliana

La condromalacia se refiere a un adelgazamiento del cartílago en la parte posterior de la rótula.
Es una de las causas más comunes del dolor profundo y de la rigidez de la rodilla.
Los síntomas se manifiestan cuando la persona ha permanecido sentada durante mucho tiempo, después de caminar, al subir las escaleras o en bicicleta cuando se pedalea en una cuesta.
El tratamiento a corto plazo incluye medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el diclofenaco (Voltaren®), bolsas con hielo y reposo.
Para el tratamiento a largo plazo se recomienda realizar ejercicios de refuerzo para el cuádriceps, es decir, el músculo de la parte anterior del muslo.

 

7) Tendinitis rotuliana

dolor de rodilla

La tendinitis de la rodilla es un proceso degenerativo e inflamatorio del tendón rotuliano que une el músculo del cuádriceps con la tibia en la parte anterior del muslo.
Los tendones son bandas de tejido fibroso que unen los músculos con los huesos.
Corredores, esquiadores, ciclistas y otros deportistas que realizan muchos saltos pueden desarrollar una tendinitis muy fácilmente.

 

8) Artritis

La artritis es una inflamación de una o varias articulaciones.
Los síntomas principales son:

  1. Dolor difundido en la rodilla, sobre todo en la parte interna y en la parte posterior
  2. Hinchazón
  3. Rigidez

La artritis puede afectar a todas las articulaciones del cuerpo, pero a menudo afecta a la rodilla.
La artritis de rodilla puede dificultar la realización de las actividades de la vida diaria, como caminar o subir las escaleras.
En muchos casos, puede provocar una discapacidad grave.

 

Lee también:

 

Bibliografía

  1. McCarthy CL, McNally EG. The MRI appearance of cystic lesions around the knee. Skeletal Radiol. 2004 Apr; 33(4):187-209.
  2. García-Valtuille R et Al. Anatomy and MR imaging appearances of synovial plicae of the knee. Radiographics. 2002 Jul-Aug; 22(4):775-84.
  3. F. Draghi, G. Ferrozzi, L. Urciuoli, C. Bortolotto, and S. Bianchi. Hoffa’s fat pad abnormalities, knee pain and magnetic resonance imaging in daily practice. Insights Imaging. 2016 Jun; 7(3): 373–383.