Dolor en la mandíbula: causas y medidas eficaces para aliviarlo

A continuación veremos qué puede provocar el dolor en la mandíbula y qué se puede hacer para aliviarlo rápidamente.
La mandíbula es el hueso que se encuentra en la parte inferior del cráneo y sirve para:

  1. Masticar
  2. Hablar
  3. Tragar

Algunas de las siguientes enfermedades causan dolor de mandíbula:

  • Artritis de la mandíbula
  • Artritis reumatoide (es peor por la mañana durante al menos una hora del despertar)
  • Problemas dentales
  • Absceso dental (diente infectado)
  • Periodontitis
  • Bruxismo (generalmente causa dolor bilateral), apretar la mandíbula o rechinar los dientes mientras se duerme (bruxismo) cansa los músculos de la boca.
  • Fibromialgia, la fibromialgia es un problema que causa dolores musculares en la mandíbula y en otras zonas del cuerpo.
  • Traumatismo facial (por ejemplo una bofetada, un puño o un balonazo), Una lesión en la mandíbula causada por un golpe en la cara o por una intervención quirúrgica causa dolor severo.
  • Osteomielitis
  • Migraña o cefalea en racimos
  • Enfermedades vasculares (arteritis de células gigantes y disecciónde la arteria carótida)
  • Ganglios linfáticos hinchados en el cuello (causan dolor debajo de la mandíbula)
  • Estrés y trastornos del sueño
  • Disfunción de la articulación temporomandibular (ATM)
  • Síndrome de dolor miofascial, es un dolor muscular en la mandíbula y en otras zonas del cuerpo que puede ser tratado mediante el tratamiento en puntos específicos (puntos gatillos).
  • Un coágulo de sangre que bloquea el flujo de sangre en el corazón es la causa más común de infarto de miocardio.
    Un ataque al corazón causa una sensación de opresión en el pecho, calambres por todo el tórax y dolor que se irradia al brazo izquierdo.
    El dolor repentino se puede extender también al cuello, a la mandíbula, al hombro o a lo largo del brazo.
  • Neuralgia. La neuralgia del trigémino puede causar fuertes punzadas en un lado de la cara en las siguientes zonas:
    • Ojos
    • Sienes
    • Pómulo
    • Quijada
    • Mandíbula

 

craneo, dolor en la mandibula

Causas del dolor en la mandíbula al masticar

  • Rechinar los dientes
  • Traumatismo
  • Artritis
  • Luxación de la mandíbula
  • Fractura de la mandíbula
  • Cálculos salivales
  • Abscesos dentales
  • Caries profundas
  • Parotiditis
  • Tumores en las glándulas salivales

 

dolor en la mandibula

Causas del dolor en la mandíbula y de oído

Rechinar los dientes (bruxismo)
A menudo, esta enfermedad causa dolor de oído y en la mandíbula en los niños.

Problemas temporomandibulares
Estos problemas causan dolor en la mandíbula y en los tejidos circundantes con limitación del movimiento de la boca.

Tumor
El cáncer de las glándulas salivales presentes en la garganta, cuello y boca puede causar dolor de oídos y en la mandíbula.
Las glándulas salivales se encuentran delante de los oídos.
Este tumor no es muy común.

Alveolitis post extracción
Se trata de un dolor que se manifiesta tras la extracción de un diente y que se vuelve más fuerte en el primer y el tercer día después de la cirugía.
El dolor va acompañado de la destrucción parcial o total del coágulo sangre dentro de la cavidad del diente y también puede haber halitosis (Blum – 2002).

El dolor puede irradiarse a otras partes de la cabeza como:

  • Sienes
  • Oídos
  • Cello
  • Ojos

Sinusitis
La sinusitis causa dolor. El dolor se puede irradiar hasta el oído y la mandíbula.

Dolor muscular
Si se contraen los músculos de la mandíbula, se puede sentir dolor.

 

Dolor en la mandíbula al abrir la boca

Infección de la muela del juicio
Una de las causas más frecuentes del dolor en la mandíbula es la infección de las muelas del juicio.

Disfunción de la ATM
Una de las causa del dolor en la mandíbula podría ser un problema de la articulación temporomandibular, esto afecta al 33% de la población (Wright – 2009).
Cerca del 7% de la población de entre 12 y 18 años de edad padece de una disfunción de la mandíbula que provoca dolor.
La disfunción de la articulación temporomandibular es más frecuente en las mujeres. No ha sido posible establecer una relación directa entre las anomalías de la oclusión dentaria y los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM) (Roda 2007).
Las causas pueden ser muchas, por ejemplo:

  • Traumatismo
  • Estrés (Augusto – 2016)
  • Cambios hormonales

Durante el embarazo, la ATM mejora, sobre todo durante el segundo y tercer trimestre de gestación, debido a los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo de la mujer. Sin embargo, el dolor aumenta después del parto (LeResche – 2005).

Problemas musculares
Un problema muscular podría causar dolor en la mandíbula durante los movimientos y al tacto, si los músculos de la mandíbula están muy contraídos y causan dolor al abrir y cerrar la boca, como cuando se come.
Entre las causas se encuentran los traumatismos, un golpe de aire o el frío.

craneo

Otras causas del dolor en la mandíbula al abrir la boca

  • Tétano
  • Intoxicación
  • Amigdalitis
  • Parotiditis
  • Estomatitis gangrenosa
  • Absceso periamigdalino
  • Esclerodermia

 

Causas de dolor severo en la mandíbula después de una cirugía dental

Obturación dental
En este tratamiento, la causa más común del dolor en la mandíbula es la duración del período durante el cual la boca permanece abierta.
Esto cansa la mandíbula y provoca dolor al cerrar la boca.

Endodoncia
El dolor en la mandíbula es frecuente después de una endodoncia.
La causa más frecuente del dolor es la duración de la operación.
La boca queda abierta durante varios minutos durante el procedimiento.

Extracción del diente
Entre las complicaciones de la extracción del diente se encuentra la osteomielitis que provoca un fuerte dolor de mandíbula.
También puede formarse un absceso y una fístula.

 

dolor en la mandibula

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción temporomandibular (DTM)?

Las personas con DTM sienten dolor que puede ser temporal o puede durar muchos años.
Las mujeres son más propensas que los hombres y es más común entre los 20 y los 40 años (Warren – 2001).

Los síntomas de la DTM son:

  • Dolor en la mandíbula, de cuello
  • Dolor al masticar, hablar o abrir mucho la boca (por ejemplo al bostezar)
  • Mandíbula que se “bloquea” al tener la boca abierta o cerrada
  • Algunas actividades (masticar, escupir y tragar) provocan un ruido o un chasquido en una articulación de la mandíbula (derecha o izquierda) al abrir o cerrar la boca (incluso sin dolor)
  • Dolor de muelas
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de cuello
  • Vértigo
  • Dolor de oídos
  • Problemas de audición
  • Dolor en el hombro
  • Zumbido en los oídos (acúfenos)
  • Desviación de la mandíbula al abrir la boca
  • Limitación de la apertura de la boca (tendrían que entrar 3 dedos en la boca en sentido vertical)
  • Cansancio de los músculos faciales

El paciente no suele acudir al médico debido a los chasquidos sino cuando tiene dolor. Además, el tratamiento es más eficaz para elminar el dolor que para eliminar los chasquidos que se escuchan al mover la mandíbula (Wassell – 2006).

 

¿Qué hacer? Tratamiento para la disfunción temporomandibular

Inicialmente, se aconseja consultar al médico de cabecera o al dentista.
Los pacientes me preguntan si es mejor el calor o el frío, lo mejor es aplicar una compresa de hielo durante las primeras 24 horas tras la aparición del dolor agudo, pero después es mejor aplicar calor.

Medicamentos
Los analgésicos como el paracetamol, el ibuprofeno o la codeína alivian el dolor.

Inyecciones de corticoides
Si la disfunción de la articulación temporomandibular está causada por una enfermedad como la artritis. Una infiltración de cortisona en la mandíbula puede reducir el dolor y la hinchazón.
Por lo general, las personas sienten menos dolor en las primeras 24 horas.
El dolor mejora durante unas pocas semanas o durante varios meses, en algunos casos, la inyección cura completamente el problema.

Fisioterapia y quiropráctica
El médico puede prescribir el tratamiento con láser para reducir la
inflamación de la articulación de la mandíbula.
La osteopatía puede ser útil, ya que vuelve a colocar la mandíbula en la posición correcta.
En estudio realizado en 14 pacientes con dolor en la columna vertebral y en la mandíbula se han obtenido excelentes resultados ya que los pacientes han mostrado una reducción de los síntomas (Pavia – 2015).

Operación quirúrgica
Si las intervenciones conservadoras no funcionan, se puede optar por un tratamiento quirúrgico para resolver el problema.
La cirugía de mandíbula corrige las irregularidades del hueso y la desalineación de la articulación y de los dientes para mejor el funcionamiento de la mandíbula.
A muy pocas personas se les coloca una prótesis temporomandibular.
Estas personas tienen síntomas graves que duran mucho tiempo y afectan la función de la mandíbula.

La cirugía puede tener efectos secundarios y el médico debe mantener informado al paciente sobre la evolución del postoperatorio.

 

5 medidas para aliviar el dolor en la mandíbula

1. Ejercicios

Existen ejercicios que pueden ser beneficiosos para fortalecer los músculos de la mandíbula y mejorar la coordinación.
Estos ejercicios ayudan a corregir la alineación de la mandíbula al realizar movimientos.

Ejercicio de coordinación

  • Con la boca cerrada, empujar la punta de la lengua contra el paladar, por detrás de los dientes superiores
  • Abrir la boca tanto como sea posible
  • Repetir 10 veces este ejercicio

ejercicio para la mandíbula moviendo la lengua

Movimiento de retracción cervical

  1. Sentarse con la espalda recta
  2. Desplazar hacia atrás la quijada tanto como sea posible
  3. Relajar los músculos del cuello, de esta manera se regresa a la posición inicial automáticamente
  4. Repetir 10 veces este ejercicio

ejercicio de retracción del cuello

Fortalecimiento de los músculos

Movimiento lateral de la mandíbula con resistencia

  • Abrir un poco la boca, los labios pueden permeanecer cerrados
  • Colocar una mano en el lado derecho de la mandíbula
  • Desplazar la mandíbula hacia la derecha mientras la mano bloquea el movimiento
  • La mandíbula debe seguir empujando durante 6 segundos
  • Regresar a la mandíbula a la posición inicial
  • Repetir 10 veces este ejercicio
  • Repetir el mismo ejercicio pero hacia la izquierda

fortalecimiento de los músculos laterales de la mandíbula

Apertura de la mandíbula ejerciendo resistencia

  1. Colocar la yema de los dedos pulgares debajo de la barbilla, donde está el hueso
  2. Abrir la boca mientras los pulgares empujan la mandíbula hacia arriba
  3. Continuar empujando durante 6 segundos
  4. Regresar a la posición inicial

ejercicio para fortalecer los músculos de la mandíbula

 

2. Terapia manual

El fisioterapeuta puede desactivar un punto gatillo que provoca dolor en la mandíbula.
Los puntos gatillos más importantes se encuentran en los siguientes músculos:

  1. Pterigoideo externo, se encuentra en la parte posterior y externa del último molar.
    Con el dedo dentro de la boca del paciente, llevar el dedo hacia el pómulo e introducirlo detrás de este.
    El punto gatillo de este músculo es muy doloroso.
    Presionar durante 90 segundos aproximadamente o hasta que el músculo se relaje.
  2. Masetero, se trata de un músculo en la parte externa de la mandíbula.
    En la parte central de este músculo hay un punto gatillo doloroso que provoca dolor que se irradia hasta la boca.
    Presiónar el punto durante 90 segundos hasta que se desactive el punto gatillo.
  3. Temporal, sobre la sien.
    En caso de dolor, presionar en la parte central del músculo.
    En este caso el dolor también se irradia a la boca.
    Después de presionar durante 90 segundos, el punto gatillo suele desactivarse, de lo contrario hay que desactivar otros puntos conectados a este.

 

3. Tratamiento casero

Cuando la mandíbula chasquea al abrir la boca y si no tiene un movimiento simétrico, puede ser beneficioso realizar en casa una maniobra sincilla y eficaz.
Abrir la boca mirándose al espejo.
Al abrir la boca, se observa que la mandíbula se desvía hacia un lado.
Por lo tanto, hay que tratar la mandíbula en ese lado.

Técnica:

  1. Colocar la palma de la mano (eminencia hipotenar – cerca de la  muñeca) sobre la articulación que une la mandíbula con el hueso temporal.
    Esta articulación se encuentra delante de la oreja y debajo de la protuberacia ósea que puede sentirse al tacto bajo de la sien.
  2. Ejercer presión hacia la nariz mientras se realiza la maniobra
  3. Abrir la boca tanto como sea posible y después cerrarla
    Si esta maniobra no alivia el dolor al mover la mandíbula, entonces no está indicada.
  4. Repetir esta maniobra 30 veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

 

4. Remedios naturales para el dolor en la mandíbula

Cambiar el estilo de vida
Se recomienda:

  • Comer alimentos blandos
  • Mantener caliente la mandíbula durante 10-20 minutos
    Otra opción consiste en colocar una compresa fría, esto puede ser más eficaz para algunas personas
  • Masajear los músculos alrededor de la articulación

Protector dental
Los protectores dentales (dispositivos de plástico que se colocan sobre los dientes) se utilizan para evitar rechinar los dientes.
Estos cubren los dientes por la noche para reducir el cierre de la boca y el bruxismo.
El dentista realiza el protector dental a la medida del paciente.

 

5. Dieta y alimentación para el dolor en la mandíbula

El dolor musculoesquelético sin causa aparente puede estar causado, o puede ser empeorado, por una alimentación incorrecta.
Muchas personas piensan que los alimentos no están relacionados con el dolor de huesos y de los músculos, pero se equivocan.
En particular, hay que reducir o evitar el consumo de alimentos que contienen una gran cantidad de carbohidratos y azúcar, como:

  1. Cereales
  2. Fruta (se puede comer en la mañana y en pequeñs cantidades)
  3. Alimentos dulces
  4. Goma de mascar
  5. Suplementos deportivos

Hay que quemar los carbohidratos y el azúcar realizando actividad física durante el día, de lo contrario, aumenta la glucemia y esto puede provocar enfermedades graves.

 

¿Qué hay que evitar en caso de dolor de mandíbula?

Para no emperar el dolor:

  • No se debe mascar chicle
  • No hay que mastticar la comida con los dientes anteriores
  • No hay que morderse las uñas
  • No se debe apoyar la quijada sobre las manos

 

¿Cuánto dura? Pronóstico del paciente con dolor en la mandíbula

Muchos pacientes con DTM mejoran con el tiempo: la mayoría de las personas no necesita cirugía.
Los síntomas suelen mejorar con los tratamientos conservadores.

 

Bibliografía

  1. Ribeiro RF, Tallents RH, Katzberg RW, Murphy WC, Moss ME, Magalhaes AC, Tavano O. The prevalence of disc displacement in symptomatic and asymptomatic volunteers aged 6 to 25 years. J Orofac Pain. 1997 Winter; 11(1):37-47.
  2. Wassell RW, Adams N, Kelly PJ. The treatment of temporomandibular disorders with stabilizing splints in general dental practice: one-year follow-up. J Am Dent Assoc. 2006 Aug; 137(8):1089-98; quiz 1168-9.
  3. Wright EF. Manual of Temporomandibular Disorders. Ames, IA: Blackwell; 2005.
  4. Edward F. Wright, DDS, MSa, and Sarah L. North, PT, MPT. Management and Treatment of Temporomandibular Disorders: A Clinical Perspective. J Man Manip Ther. 2009; 17(4): 247–254.
  5. Poveda Roda R1, Bagan JV, Díaz Fernández JM, Hernández Bazán S, Jiménez Soriano Y. Review of temporomandibular joint pathology. Part I: classification, epidemiology and risk factors. Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2007 Aug 1;12(4):E292-8.
  6. Viviane Gontijo Augusto, Keity Cristina Bueno Perina, Daniel Silva Gontijo Penha, Daiane Carolina Alves dos Santos, and Valéria Aparecida Souza Oliveira. Temporomandibular dysfunction, stress and common mental disorder in university students. Acta Ortop Bras. 2016 Nov-Dec; 24(6): 330–333.
  7. Steven Pavia, DC,a Rebecca Fischer, DC,b and Richard Roy, DC, PhDc, Chiropractic Treatment of Temporomandibular Dysfunction: A Retrospective Case Series. J Chiropr Med. 2015 Dec; 14(4): 279–284.
  8. Murphy E. Managing Orofacial Pain in Practice. Chicago: Quintessence; 2008.
  9. Rossetti LM, Pereira de Araujo Cdos R, Rossetti PH, Conti PC. Association between rhythmic masticatory muscle activity during sleep and masticatory myofascial pain: a polysomnographic study. J Orofac Pain. 2008 Summer; 22(3):190-200.
  10. Blum IR. Contemporary views on dry socket (alveolar osteitis): a clinical appraisal of standardization, aetiopathogenesis and management: a critical review. International Journal of Oral and Maxillofacial Surgery. 2002;31(3):309–317.
  11. Warren MP1, Fried JL. Temporomandibular disorders and hormones in women. Cells Tissues Organs. 2001;169(3):187-92.
  12. LeResche L1, Sherman JJ, Huggins K, Saunders K, Mancl LA, Lentz G, Dworkin SF. Musculoskeletal orofacial pain and other signs and symptoms of temporomandibular disorders during pregnancy: a prospective study. J Orofac Pain. 2005 Summer;19(3):193-201.
  13. B. Lorè, M. Gargari, E. Ventucci, A. Cagioli, G. Nicolai, and L. Calabrese. A complication following tooth extraction: chronic suppurative osteomyelitis. Oral Implantol (Rome). 2013 Feb; 6(2): 43–47.