Grado de las quemaduras (primero, segundo, tercero y cuarto)

Las quemaduras son lesiones que se clasifican en cuatro grados según la gravedad del daño a los tejidos.

Clasificación o grado de las quemaduras

Quemadura de primer grado
Las quemaduras menos graves son las que solamente afectan a la capa superficial de la piel.
Los signos de la quemadura de primer grado son:

Se debe considerar la quemadura de primer grado como una quemadura menor, a menos que afecte a una zona extensa de:

  • Manos
  • Pies
  • Cara
  • Ingle
  • Glúteos

En esos casos es necesaria una intervención médica de urgencia.

Quemadura de segundo grado
La lesión cutánea se denomina quemadura de segundo grado cuando tanto la primera capa cutánea (epidermis) como la segunda (dermis) sufren quemaduras.
Los signos de las quemaduras de segundo grado son:

Si la quemadura de segundo grado mide menos 7-8 centímetros de diámetro, se debe tratar como una quemadura menor.
Se debe considerar como una quemadura grave y es necesaria una intervención médica inmediata si la extensión de la zona quemada es mayor o si la quemadura se encuentra en:

  • Manos
  • Pies
  • Cara
  • Ingle
  • Glúteos
  • Una articulación principal

Quemadura de tercer grado
Las quemaduras más graves afectan a todas las capas de la piel y provocan daños permanentes en los tejidos.
Entre los tejidos afectados se encuentran:

  • Tejidos subcutáneos (la grasa)
  • Músculos

Quemadura de cuarto grado
Se trata de quemaduras muy graves y gruesas que se extienden a:

  • Músculos
  • Huesos

Las zonas quemadas pueden mostrarse negras carbonizadas o secas y blancas.

 

Regla de los nueves para las quemaduras (Wallace)

Para estimar la extensión de la quemadura y decidir el tratamiento adecuado se puede utilizar la regla de los nueves (o regla de Wallace).
Se trata de una subdivisión teórica del cuerpo en diferentes áreas que corresponden a una superficie específica.
El 9% corresponde a cada una de las siguientes zonas:

  • Cabeza y cuello
  • Extremidades superiores (ambos brazos)
  • Pecho
  • Dorso
  • Abdomen
  • Espalda (zona lumbar)
  • Parte anterior de la extremidad inferior (de una sola pierna)
  • Parte posterior de la extremidad inferior (de una sola pierna)

El pronóstico es bueno si la quemadura cubre menos del 25% de la superficie corporal. Más allá de este nivel pueden producirse complicaciones graves, como por ejemplo una infección.

 

¿Qué provoca una quemadura de primer grado y qué podemos hacer para evitarla?

La mayoría de las quemaduras de primer grado se pueden prevenir si se toman las precauciones adecuadas.
A continuación se mencionan algunas de las causas más comunes de las quemaduras superficiales.

Quemadura solar
Las quemaduras solares se producen cuando la piel se expone al sol durante mucho tiempo sin aplicar un protector solar adecuado.
El sol produce rayos ultravioleta (UV) que pueden penetrar en la capa externa de la piel y causar:

Se puede evitar usando un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar no inferior a 30.

Líquido caliente o vapor, por ejemplo:

  • Agua
  • Chorro de vapor de agua a una temperatura muy elevada

Los líquidos son una causa frecuente de quemaduras de primer y segundo grado en los niños, a menudo en los menores de 4 años.
El líquido caliente que se encuentra en una olla al fuego o el vapor emitido por un líquido caliente puede provocar quemaduras en:

  • Manos
  • Cara
  • Cuerpo

Electricidad
Los enchufes eléctricos, los cables o dispositivos eléctricos pueden ser atractivos a ojos de los niños, pero esconden un peligro sustancial debido a que pueden causar quemaduras eléctricas o las electrocuciones.

Metal caliente, vidrio y otros objetos
A veces, las mujeres que se depilan con cera muy caliente, o que halan con mucha fuerza las tiras para depilación, pueden arrancarse un poco de piel.
Las quemaduras químicas tienen su origen en algunas sustancias que pueden corroer los tejidos del cuerpo independientemente de la temperatura, por ejemplo:

  • Ácido sulfúrico y clorhídrico
  • Soda cáustica

Las quemaduras oculares pueden producirse si algunas gotas de estas sustancias químicas entran en contacto con los ojos. En este caso, se debe lavar el ojo (excepto si la sustancia es cal viva, pues causaría una reacción) y acudir inmediatamente a urgencias.

Radiaciones de rayos x o radioterapia para tratar el cáncer

Hielo
El hielo, el frío excesivo e incluso las temperaturas demasiado bajas también pueden provocar una quemadura. Un ejemplo lo encontramos en la aplicación de hielo en una articulación con artrosis sin una protección adecuada.

 

Síntomas de las quemaduras

Primer grado
El paciente percibe dolor:

  • Al tocarse la piel
  • Frotando o masajeando el cutis

Segundo grado

  1. Ampollas
  2. La quemadura puede provocar dolor severo o escozor en la piel. La intensidad del dolor no depende de la gravedad de la quemadura, de hecho las quemaduras más graves pueden ser indoloras. Esto ocurre debido a que los nervios que transmiten las señales del dolor se encuentran afectados.
  3. Desolladura
  4. Piel roja
  5. Hinchazón


Tercer y cuarto grado

  • Shock hipovolémico:
    • Pérdida de líquidos
    • Reducción de la circulación de sangre
    • Falta de oxígeno en la sangre (piel pálida, debilidad, labios y uñas azuladas y disminución de la vigilancia)
  • Piel carbonizada o blanca
  • Intoxicación por monóxido de carbono
  • Otros efectos tóxicos por inhalación de humo

Síntomas de una quemadura de las vías respiratorias (aparato respiratorio):

  1. Irritación y ardor en boca, nariz, garganta, tórax y labios
  2. Quemaduras en la cabeza, la cara y el cuello
  3. Falta de aliento
  4. Cambios en la voz
  5. Dificultad para respirar y tos
  6. Pelos de la nariz o cejas chamuscadas
  7. Mucosidad oscura y con manchas de carbón