Estrabismo infantil: causas y síntomas

El estrabismo es un problema visual en el que los ojos no están alineados correctamente y apuntan a direcciones diferentes.
No se trata solo de un problema estético, sino que puede provocar síntomas en los ojos.
Un ojo puede estar alineado y el otro dirigirse hacia:

  • Adentro
  • Afuera
  • Arriba
  • Abajo

Para evitar la visión doble debida al estrabismo congénito o infantil, el cerebro ignora las señales visuales emitidas por el ojo desalineado y, por lo general, provoca ambliopía (“ojo vago“) en ese ojo.

El estrabismo puede persistir en la edad adulta si:

  1. No se trata
  2. En caso de recaída debido, por ejemplo, al abandono de las medidas preventivas cuando aparece la presbicia. Dado que el estrabismo es permanente, no se puede interrumpir el tratamiento.

El estrabismo puede ser constante o intermitente, lo que significa que la desviación se manifiesta solo en algunas ocasiones, por ejemplo en condiciones de estrés debido a una enfermedad.

 

Tipos de estrabismo

Heteroforia: estrabismo latente, presente solo en ciertas condiciones. La desviación se mantiene latente (no se manifiesta en condiciones normales) por el mecanismo de fusión (proceso de formación de las imágenes) y puede ser controlada mediante las contracciones musculares.
Heterotopía: estrabismo manifiesto, presente de forma intermitente o constante.

Clasificación en función del ángulo de visión

Estrabismo concomitante: la desviación del ojo se mantiene constante independientemente de la dirección de la mirada. Este trastorno se divide en:

  • Esotropia esencial infantil o congénita (estrabismo convergente) es el tipo más frecuente de estrabismo en los niños y se produce cuando el ojo está desviado hacia adentro. Se manifiesta desde el nacimiento o a los pocos meses. En los niños con esotropia, la parte de cerebro que controla la habilidad de utilizar los ojos de forma conjunta no se ha desarrollado perfectamente.
  • Esotropia acomodativa es la forma más frecuente de esotropia y se manifiesta principalmente en los niños de dos o más años con hipermetropía.
    Este tipo de estrabismo suele estar provocado por el esfuerzo realizado al enfocar una imagen: cuando el niño fuerza los ojos para ver con claridad, los ojos se desvían hacia adentro.
  • Exotropía (estrabismo divergente) o desviación de un ojo hacia afuera es otro tipo común de estrabismo.
    La exotropía se produce con mayor frecuencia cuando un niño enfoca objetos distantes.
    Esta forma de estrabismo puede ocurrir solo de vez en cuando, especialmente cuando un niño sueña con los ojos abiertos, está cansado o enfermo.

El estrabismo no es concomitante si la desviación se modifica dependiendo de la dirección de la mirada.

Estrabismo paralítico: el estrabismo también puede describirse en función de su causa.
Los nervios craneales responsables de los movimientos de los ojos son III, IV y VI. Si son débiles o están paralizados pueden provocar estrabismo.
Algunos ejemplos de estrabismo paralítico son la parálisis del tercer nervio craneal y la parálisis del músculo oblicuo superior.

Estrabismo restrictivo: un obstáculo bloquea el movimiento.

músculos del ojo

Otras clasificaciones de estrabismo

  • Unilateral, si afecta siempre al mismo ojo
  • Alterno, si a veces el ojo desviado es el derecho y otras el izquierdo

Estrabismo vertical
Los términos hipertropia e hipotropia se utilizan para describir el desalineamiento vertical permanente de los ojos.

  • Hipertropia, es la desviación del ojo hacia arriba.
  • Hipotropia, es la desviación del ojo hacia abajo. La causa es un problema en la función del músculo oculomotor.

¿Cuáles son las causas del estrabismo?

El estrabismo puede deberse a problemas con los músculos oculares, los nervios que transmiten la información a los músculos o el centro de control del cerebro que dirige los movimientos oculares.
También se puede desarrollar a raíz de:

  •  Lesiones en los ojos. Un traumatismo puede provocar estrabismo debido a:
    • Daños en el cerebro, que alteran el control del movimiento ocular.
    • Daños en los nervios que controlan los músculos oculares.
    • Daños directamente en los músculos del ojo o debidos a un traumatismo en la órbita del ojo.
  • Ambliopía (ojo vago).
  • Enfermedades neurológicas (ictus, traumatismo cerebral, paresia y parálisis cerebral, parálisis de los músculos del ojo).

El estrabismo en los bebés es fisiológico y temporal. Puede durar hasta los seis meses debido a:

  • Falta de control de los músculos del ojo
  • Cansancio ocular

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para el desarrollo del estrabismo?

  1. Historia familiar – las personas con padres o hermanos estrábicos tienen mayores probabilidades de desarrollar la enfermedad.
  2. Defectos refractivos – las personas que tienen un grado considerable de hipermetropía, miopía o astigmatismo sin corregir pueden desarrollar estrabismo debido que requieren un mayor esfuerzo para para enfocar los objetos cercanos.
  3. Enfermedades – personas con enfermedades, como el síndrome de Down.

Otros factores de riesgo

  • Nacimiento prematuro o bajo peso al nacer
  • Retinopatía de la prematuridad
  • Enfermedades oculares, tales como cataratas, ptosis severa y cicatrices corneales

El estrabismo idiopático (por causas desconocidas) es el tipo más frecuente.

Otras enfermedades que pueden provocar estrabismo son:

 

Síntomas del estrabismo

Los síntomas del estrabismo pueden ser permanentes o temporales. Entre éstos se encuentran:

 

Estrabismo: tratamiento y operación