Extracción del diente

La extracción dental se puede hacer de dos formas distintas: simple y compleja.
Generalmente se extraen los molares y los premolares, rara vez se realiza esta cirugía en un canino o incisivo.
Hay varias razones por las que las personas se extraen dientes, por ejemplo:

  • Caries profunda (1)
  • Absceso
  • Piorrea (1)
  • Apiñamiento dental
  • Diente roto, debido a un golpe
  • Muelas del juicio
  • Petición del paciente (2)
  • Sistema inmune comprometido (por ejemplo cuando el paciente se somete a quimoterapia o tras un trasplante de órgano), el riesgo de que se desarrolle una infección en el diente puede ser una razón válida para extraerlo.

 

Extracción de diente simple

Consiste en extraer el diente del alvéolo dentario en el que está insertado.
Durante este procedimiento, el dentista coloca anestesia local en la zona en la que se debe extraer el diente.
Para este tipo de cirugía, se utilizan dos instrumentos llamados elevador y pinza.
El dentista afloja el diente con un instrumento dental llamado elevador.
Una estructura especial llamada ligamento periodontal mantiene el diente en la cavidad del hueso alveolar.
Durante el proceso de aflojamiento, se separan las fibras alrededor del diente y el diente permanece anclado a la raíz.
A continuación, el dentista extrae el diente junto con la raíz con la ayuda de la pinza.
Esto produce un sangrado leve.
En el caso de la extracción dental para montar un implante, el médico inserta un diente provisional para evitar la degeneración del hueso subyacente.
La boca comienza a hincharse y la hinchazñon dura aproximadamente 48 horas.
El proceso de recuperación tarda cerca de 7-10 días. Al cabo de este tiempo, el paciente puede comer alimentos sólidos.

 

Extracción quirúrgica de diente

Este es un procedimiento complejo se realiza por ejemplo en caso de muela del juicio superior o inferior (tercer molar).

El dentista hace una pequeña incisión en la encía utilizando un cincel y un martillo dental.
A veces, se eliminan algunos huesos alrededor del diente o se corta el diente por la mitad de la extracción. Luego se extrae el diente con la ayuda de pinza y elevador.
Este procedimiento se realiza con anestesia local.
Las personas con enfermedades y los niños pueden necesitar anestesia general. A pesar de que durante el procedimiento no se siente dolor, se puede sentir un poco de presión.

Como medida de precaución, el dentista hace descansar a la persona en la clínica durante unos 15-20 minutos.
Asimismo, introduce un algodón en la cavidad que acaba de formarse para detener el sangrado y también prescribe un analgésico.
Dado que la anestesia y los analgésicos interactúan con ciertos medicamentos, es necesario informar al dentista de todo el historial médico y los medicamentos tomados durante ese tiempo.

 

Extracción de las muelas del juicio

Hay varias razones por las que un dentista recomienda la extracción de una muela del juicio:

  • Cuando se tiene una mandíbula pequeña que no es capaz de albergar estas muelas del juicio, a menudo el dentista recomienda la extracción.
  • A menudo, la muela del juicio sale con ángulos inusuales, es incluido (o anquilosando) o presiona sobre los dientes adyacentes.
  • Infecciones frecuentes de los tejidos que se encuentran debajo del último diente
  • Quistes
  • Tumores
  • Enfermedades de las encías
  • Caries profundas

 

Proceso de extracción de las muelas del juicio

A menudo, el proceso de extracción de las muelas del juicio es un procedimiento quirúrgico. Se administra un anestésico local para que el área sea insensible al dolor. En el caso de que se saquen todas las muelas del juicio al mismo tiempo, también puede administrarse un anestésico general y puede ser necesaria una hospitalización de un día.

Generalmente, el dentista realiza una primera radiografía para saber qué dientes se ven afectados.
Después, durante el procedimiento, el dentista elimina el tejido de la encía que rodea al hueso y que puede cubrir el diente.
Cuando el diente está separado de la encía y el hueso, se extrae.
A veces, el dentista también puede romper la muela del juicio en pedazos más pequeños para facilitar la extracción.

Después de extirpar el diente es necesario colocar puntos de sutura.
Estos puntos pueden ser:

  • Absorbibles (son absorbidos por el cuerpo)
  • Los que deben ser removidos por el dentista al cabo de una semana

El dentista también coloca un algodón sobre el diente eliminado. Esto ayuda a detener el sangrado.

 

Complicaciones durante el procedimiento de extracción de muelas

En algunos casos, durante el procedimiento de extracción, el diente podría sufrir una fractura.
Esta fractura hace más complicado el proceso de extracción.
Aunque no se produce con frecuencia, durante la extracción en algunos pacientes los dientes vecinos pueden dañarse.

Las coronas o los implantes dentales cercanos al diente extraído también pueden deteriorarse.
En algunos casos, un pequeño pedazo de la raíz del diente extraído se queda atascado en la cavidad. En algunos pacientes, los dentistas pueden eliminar esta pieza; mientras que en otros puede ser dejado en la cavidad, para evitar daños en el nervio que se encuentra en las proximidades.

Otra complicación es un daño a los nervios, que puede ocurrir durante el procedimiento.
Esto se considera una de las complicaciones más frecuentes de la extracción de la muela del juicio, pero puede ocurrir durante la extracción de cualquier otro diente, siempre y cuando el diente se encuentre muy cerca de la raíz del diente.
En el caso de extracción de los dientes de la mandíbula inferior, el nervio alveolar inferior puede sufrir daños.
En estos casos, el paciente puede experimentar un adormecimiento del labio inferior y la barbilla.
El daño a los nervios también incluye una lesión en el nervio lingual.
Por lo general, el daño del nervio se produce al levantar los dientes o mientras se utiliza el taladro quirúrgico.
El nervio puede tardar unas semanas o meses en recuperarse, pero en algunas personas puede haber un daño permanente.

Durante la extracción del diente, en las personas con un hueso mandibular débil puede producirse una fractura de la mandíbula.

Otra complicación es una lesión del seno paranasal, que se produce en el caso de una extracción de los dientes superiores.
En algunos casos la cavidad del seno (que se encuentra por encima de los premolares o molares) puede quedar expuesta.
Esto ocurre cuando la estructura ósea que divide la cavidad del diente de la cavidad del seno se perfora o se extrae (con el diente) durante la extracción de los dientes.
Generalmente esta situación se cura por sí sola.
De lo contrario, es necesaria una cirugía correctiva.
Es necesario extraer los fragmentos para evitar complicaciones.

Complicaciones tras la extracción de muelas

Alveolitis seca después de la extracción de un diente
El mal olor que emana la zona de extracción y el dolor moderado severo que se irradia provocando dolor en el ojo y/o el oído son síntomas asociados con la alveolitis seca.
Al realizar un control médico de la zona de extracción el dentista puede observar que el hueso de la cavidad está vacío y expuesto, debido a la ausencia de un coágulo de sangre.

Infección debida a la extracción de un diente
Aunque no es común, un tratamiento inadecuado después de la cirugía puede causar una infección.

 

Síntomas de la infección debida a la extracción de un diente

Otra complicación que puede desarrollarse tras el procedimiento de extracción es una hemorragia prolongada, que el dentista puede detener con mucha facilidad.
La hinchazón es un efecto secundario frecuente de la extracción del diente, que puede desaparecer dentro de las 24 horas.
En raras ocasiones, si la extracción sale mal, puede producirse un granuloma dental.

 

dientes-lengua-dolor-de-muelas¿Es seguro realizar una extracción de muelas durante el embarazo?

Sí, es seguro, pero no hay necesidad de correr un riesgos, así sean mínimos.
Si se puede posponer la extracción del diente o si se puede hacer antes de quedarse embarazada, entonces conlleva menos riesgos.

Se debe realizar una extracción de un diente sólo si se trata de una emergencia.

Los medicamentos recetados después de la extracción pueden tener algunos efectos secundarios en el feto, por lo tanto, se recomienda elegir los medicamentos que están etiquetados como “Categoría B”, ya que son seguros durante el embarazo.
Algunas personas creen que los rayos X pueden perjudicar al bebé, pero se ha demostrado que los efectos en el bebé son insignificantes.
Para evitar los efectos menores, en el momento de la radiografía con fines diagnóstico se suele darle un delantal de plomo a la mujer para proteger al útero.
Es necesario administrar la anestesia con mucha cuidado, ya que una dosis alta puede ser perjudicial durante el embarazo.
Hay que evitar completamente la extracción del diente en las primeras etapas, ya que esto puede aumentar el riesgo de un aborto involuntario.

 

Alimentación tras la extracción del diente

Es importante saber lo que se puede comer después de la extracción de la muela.

Se pueden comer alimentos blandos y los que son fáciles de digerir.
En otras palabras, se trata de alimentos que no requieren la masticación y pueden ser ingeridos directamente.
Así que es fundamental comer alimentos nutrientes y blandos.
A continuación se mencionan algunos ejemplos de alimentos que se pueden comer después de una extracción dental.

Una de las comidas más adecuadas es la sopa fría. Dado que las sopas son líquidos densos y, por lo tanto, son fáciles de tragar.
Cuando se añaden verduras o pollo, hay que mezclar bien los ingredientes en la licuadora.

Otra opción con respecto a los alimentos blandos es el batido de leche, ya que es muy fácil de beber.
Sin embargo, no es recomendable tomar el batido con una pajita. En cambio, es mejor utilizar una cuchara o beber directamente del vaso.

Además del batido de leche, otro alimento recomendado por los médicos es el helado. En lugar del helado normal, es más fácil decomer helado derretido.

El puré frío de patatas es otro ejemplo de alimentos blandos.
Aparte de los alimentos mencionados anteriormente, otros alimentos blandos que se pueden comer son:

  • Zumos de fruta
  • Yogurt
  • Batido (sin leche)

Los alimentos para los niños también son una buena opción.

 

Diente, implante, extraer

Recuperación tras la extracción de un diente

En primer lugar, seguir las instrucciones mencionadas anteriormente para detener el sangrado.
Para aliviar el dolor, el dentista puede recetar un analgésico como el paracetamol (Tylenol).
El tratamiento farmacológico incluye antibióticos para prevenir la formación de una infección.

Mantener limpia la zona de la operación quirúrgica
Para una recuperación rápida de la zona, si no ha habido una incisión quirúrgica se recomienda hacer gárgaras con agua tibia con sal por lo menos ocho veces al día.
Mezclar media cucharadita de sal en una taza con un litro de agua y usar esto para hacer gárgaras; no usar agua caliente.
Éste es uno de los remedios naturales más eficaces para mantener limpia la zona.

La mañana siguiente se pueden cepillar los dientes evitando pasar el cepillo sobre el área de la extracción. El cepillado debe ser suave porque los movimientos rápidos pueden desgarrar el tejido que acaba de suturarse.
Es necesario eliminar los restos de alimentos para lograr una recuperación adecuada.
Estos restos de alimentos favorecen el crecimiento de bacterias que causan la infección.

Después de la extracción el área se hincha.
Además, la hinchazón depende del tipo de cirugía.
Cuanto más invasiva es la operación, más hinchazón se produce.
El primer día después de la extracción del diente, el paciente puede tener la cara hinchada y es probable que la hinchazón alcance su punto máximo el segundo día.
Si la zona operada permanece hinchada después del segundo día, es necesario acudir al dentista, ya que puede ser el síntoma de una infección dental.

 

¿Cómo se abreviar el tiempo de recuperación tras la extracción de un diente?

A partir del segundo día, hay que hacer gárgaras con agua tibia con sal para prevenir la infección en la cavidad oral.
Después de la extracción del diente, durante el día, se recomienda aplicar compresas de hielo en la mejilla para:

  • Favorecer el estrechamiento de los vasos sanguíneos
  • Prevenir la formación de la hinchazón

Esto reduce el tiempo de recuperación de la extracción del diente.

Recomendaciones del dentista

  • En los primeros días tras la extracción del diente, hay que evitar:
    • Alimentos que requieren una masticación difícil como: golosinas pegajosas o gomas de mascar
    • Alimentos duros y crocantes, como: patatas, galletitas saladas, fruta seca y semillas
    • Alimentos picantes
  • No fumar durante por lo menos dos días después de una extracción, ya que  fumar puede ser un factor que obstaculiza la sanación de la herida.
  • No beber alcohol durante 48 horas.
  • Después de la extracción no hay que cepillarse los dientes con demasiada fuerza, ya que esto puede eliminar el coágulo de sangre.

Si después de la extracción de un diente del paciente se encuentra mal o tiene sangrado excesivo, debe decírcelo al dentista.
Ambos pueden ser signos de la eliminación del coágulo que pueden provocar un dolor intenso.

 

Proceso de recuperación tras la extracción de un diente

Aunque el tiempo de recuperación puede variar dependiendo de la persona, durante las primeras 24 horas después de la extracción es normal experimentar:

  • Fastidio
  • Hemorragia
  • Hinchazón

La hinchazón puede durar 48 horas, pero por lo general la curación completa tarda de 1 a 2 semanas.
Sin embargo, el tratamiento que se realiza después de la extracción de un diente es crucial para la recuperación.
El tiempo de recuperación tras la extracción de un diente también depende del procedimiento de extracción utilizado.

¿Cuánto dura el dolor?
Generalmente el paciente experimenta dolor durante los primeros dos días, desde el tercer día la inflamación y la hinchazón se reducen, por tanto el paciente tiene menos dolor.

 

Etapas del proceso de recuperación

Tiempo  Desarrollo
Primer día Se forma el coágulo de sangre
2 o 3 días después Hinchazón de:

  • Encías
  • Mejillas
  • Boca
7° día Se retiran los puntos
De 7 a 10 días después Desaparecen:

  • Rigidez de la mandíbula
  • Dolor
2 semanas después Desaparece el hematoma

 

Coste de la extracción de un diente

He aquí una breve descripción de las estimaciones de los gastos para la extracción de un diente de acuerdo con las descripciones de un procedimiento en Europa:

  • Diente simple: extracción simple donde el diente está completamente afuera con las conexiones de las raíces poco profundas, tiene un coste de entre aproximadamente 100 y 150 euros.
    En algunos sitios, esta extracción incluso puede costar 75 euros.
  • Extracción quirúrgica del diente: a veces solo la miad del diente que se debe está afuera de la encía, o puede estar roto o puede tener otras complicaciones, por ejemplo puede estar cubierto por el hueso.
    En el caso de un diente roto, el coste para la eliminación es de entre 150 y 300 euros.
    El coste de la extracción de un diente incluido varía desde 200 hasta 350 euros.
  • Muela del juicio: si ha salido completamente, el coste de la extracción es de entre 100 y 150 euros.
    Si la muela del juicio está incluida o si solo la mitad de la muela ha salido, la extracción puede costar entre 350 y 650 euros.  La recuperación tras la extracción de las muelas del juicio tarda mucho más tiempo que la extracción simple.

 

Bibliografía

1) Hull PS1, Worthington HV, Clerehugh V, Tsirba R, Davies RM, Clarkson JE. – The reasons for tooth extractions in adults and their validation – J Dent. 1997 May-Jul;25(3-4):233-7

2) W Richards, J Ameen, A M Coll & G Higgs – Reasons for tooth extraction in four general dental practices in South Wales – British Dental Journal 198, 275–278 (12 March 2005)