Fibroadenoma de mama benigno: causas y síntomas

El fibroadenoma es un tumor benigno de mama formado por:

  1. Tejido glandular mamario
  2. Tejido estromal (conectivo)

Este tumor es benigno, por lo tanto:

  1. No está vascularizado
  2. No es proliferativo, además no hay células cancerosas en los ganglios linfáticos centinela axilares

Es más común en las chicas de entre 20 y 30 años, pero puede desarrollarse en las mujeres de cualquier edad.
Los fibroadenomas que se producen durante la adolescencia se conocen como fibroadenomas juveniles.

La ingesta de la píldora anticonceptiva puede reducir el riesgo de fibroadenoma, pero puede aumentar el riesgo de tumores malignos de mama, especialmente en las mujeres propensas a desarrollar este tipo de tumor (por ejemplo las que tienen antecedentes familiares de cáncer).

El tejido mamario normal está presente tanto en los hombres como en las mujeres de todas las edades.
Este tejido responde a los cambios hormonales y, como resultado, el tamaño de algunos nódulos puede aumentar o disminuir durante las fases del ciclo menstrual y durante el embarazo.

Entre los varios tipos de cáncer femenino, el fibroma y el leiomioma son los más comunes, mientras que el fibroadenoma es más raro.
El fibroadenoma de mama es una enfermedad juvenil, de hecho se observa sobre todo en las chicas, por lo general en los 20 años después de la pubertad.

fibroadenoma, grande, tumor benigno

 

¿Cómo reconocer un fibroadenoma?

Algunos fibroadenomas son tan pequeños que no se detectan con la autoexploración mamaria y no provocan síntomas.
Al detectar un bulto, se siente que es muy diferente respecto a los tejidos circundantes.

  • Seno hinchado en un punto específico
  • Bordes bien definidos
  • Tumor de forma redondeada

El fibroadenoma:

  1. Se mueve bajo la piel
  2. Generalmente es indoloro

A menudo, estos tumores se presentan como nódulos sólidos de consistencia dura o elástica.
Pueden formarse en cualquier parte del cuerpo, incluso cerca del pezón.

 

¿De qué tamaño son los fibroadenomas?

El tamaño del fibroadenoma puede variar de 1 a 5 cm.
El fibroadenoma gigante puede ser del tamaño de un limón, aproximadamente 10-15 cm.

 

Tipos de fibroadenoma

Existen varios tipos de fibroadenoma:

  1. Fibroadenoma único o múltiple – puede presentarse como un solo nódulo (único) o como varios nódulos (múltiple).
  2. Fibroadenoma unilateral o bilateral – pueden desarrollarse en ambos senos (20% de los casos).
  3. Fibroadenoma simple. Los tumores simples no aumentan el riesgo de tumor de mama (cáncer) y al observarlos bajo el microscopio su apariencia es similar.
  4. Fibroadenoma complejo. Contiene otros componentes, como:
    • Macroquistes (bolsas llenas de líquido, lo suficientemente grandes para ser percibidas y vistas sin microscopio)
    • Lóbulos agrandados
    • Calcificaciones (depósitos de calcio)
    • Hiperplasia o papiloma

Los tumores complejos pueden aumentar levemente el riesgo de cáncer de mama. La Sociedad Americana del Cáncer afirma que las mujeres con fibroadenoma tienen un riesgo de aproximadamente 1-1,5 veces mayor de desarrollar un cáncer de mama con respecto a las mujeres que no tienen nódulos.

  • Tumor filoide – se trata de un tipo de um tumor benigno de mama que se forma raramente (2 – 3% de los casos).
    Este tumor es un poco diferente respecto al fibroadenoma común, debido a que:

    • No tiene una consistencia homogénea
    • No es móvil
    • Crece rápidamente y su tamaño y volumen es mayor
      El tumor filoide puede ser benigno o maligno (cistosarcoma filoides), aunque es menos agresivo respecto a un carcinoma. Por lo tanto, siempre debe ser extirpado quirúrgicamente.

 

El fibroadenoma puede aumentar el riesgo de neoplasias

Algunos tipos de tumor benigno pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama, sobre todo:

  • Hiperplasia atípica, células anormales, pero no cancerosas que se multiplican
  • Tumor filoides – se trata de una masa fibroepitelial – el tumor mide en promedio 4 cm, pero puede llegar a ser más grande.

Es raro que un carcinoma ductal (o lobular) de mama coexista con un tumor filoides.

Fibroadenoma y carcinoma de mama
Dentro de un fibroadenoma puede desarrollarse un carcinoma, pero esto ocurre raramente.
El carcinoma lobular es el tipo más frecuente que se observa dentro del fibroadenoma.
El pronóstico es favorable; por lo general las formaciones neoplásicas se diagnostican al principio.

¿Qué aumenta el riesgo de tumores benignos de mama?

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de tumores benignos de mama, por ejemplo:

  • Terapia de reemplazo hormonal en la menopausia (uso de hormonas posmenopáusicas)
  • Antecedentes familiares de cáncer o de los tumores benignos de mama

Hay algunos factores del estilo de vida que pueden ser importantes en cuanto al riesgo de tumores benignos de mama.
Por ejemplo, el exceso de alcohol en los adultos y durante la adolescencia puede aumentar el riesgo.

 

Causas del fibroadenoma

La causa del fibroadenoma es desconocida.
Sin embargo, el desarrollo del fibroadenoma puede estar relacionado con las hormonas reproductivas.

Los fibroadenomas:

  1. Se forman sobre todo durante la edad fértil
  2. Su tamaño puede aumentar durante el embarazo o durante el tratamiento con estrógeno
  3. Su tamaño puede disminuir o permanecer invariado después de la menopausia, cuando la estimulación de los estrógenos disminuye.

 

Síntomas del fibroadenoma

Los fibroadenomas suelen ser nódulos individuales, pero alrededor del 10-15% de las mujeres tiene varios bultos que pueden afectar ambas mamas.
El nódulo puede:

  • Moverse con facilidad debajo de la piel, a diferencia del cáncer de mama que es inmóvil
  • Ser sólido
  • Ser indoloro
  • Ser elástico
  • Los nódulos tienen bordes bien definidos y suaves. Pueden volverse más grandes, especialmente durante el embarazo

Como se puede ver, los síntomas del cáncer de mama son diferentes de los del fibroadenoma.
Un fibroadenoma se parece a una canica dentro de la mama, si se detecta con la autoexploración mamaria.

Los quistes de mama y los fibroadenomas pueden ser dolorosos.
En caso de cáncer de mama, raramente hay dolor, aunque esto no excluye la posibilidad de que se trate de un cáncer de mama.
El dolor de mama puede indicar una infección cuando va acompañado por:

Hay que recordar que el dolor de mama que no procede del seno puede estar causado por:

 

Fibroadenoma: diagnóstico, tratamiento y pronóstico