Fractura del maléolo peroneo

La fractura del maléolo peroneo es una lesión que ocurre relativamente con frecuencia, y se caracteriza por la lesión de la protuberancia ósea en la parte externa del tobillo, es decir el maléolo lateral.

 

La parte inferior de la pierna se compone de dos huesos largos, uno al lado del otro: la fíbula (o peroné) y la tibia.

 

El hueso del peroné se encuentra en la parte externa e inferior de la pierna y se articula con la tibia a la altura de la rodilla y del tobillo, y con el astrágalo más abajo.

maléolo externo o peroneo

maléolo externo o peroneo

En algunos movimientos, como por ejempo aterrizando después de saltar, y sobre todo en caso de esguince de tobillo, se ejerce una fuerza considerable en el maléolo peroneo (externo).

Cuando este traumatismo resulta muy fuerte, puede apreciarse una fractura del maléolo externo.

 

La fractura puede afectar tanto a las personas mayores como a los jóvenes.

A menudo, la lesión del maléolo peroneo se aprecia junto a un esguince de tobillo o a otras fracturas de:

  • Pie,
  • Tobillo,

Hay muchos tipos de fracturas del maléolo lateral:

  • Por avulsión,
  • Por estrés,
  • De Pott,
  • No desplazadas,
  • Desplazadas,
  • Incompletas,
  • Conminutas, etc.

 

Fractura bimaleolar y trimaleolar

Fractura bimaleolar quiere decir bilateral, es decir que tanto el maléolo peroneo como el tibial del tobillo resultan lesionados.

Fractura trimaleolar quiere decir que el maléolo externo y el interno resultan lesionados, junto al tercer maléolo tibial posterior.

En la mayoría de los casos de fractura bimaleolar y trimaleolar el tobillo resulta inestable.

En este caso también los ligamentos en el interior del tobillo resultan dañados.

Se recomienda una ecografía para averiguar si los ligamentos mediales resultan lesionados.

Las fracturas bimaleolares y trimaleolares pueden ocurrir junto a la dislocación.

 

Lesiones relacionadas con la fractura del maléolo peroneo

 

  1. Lesión de la superficie articular del tobillo,
  2. Lesión de la sindesmosis,
  3. Proceso lateral del astrágalo,
  4. Fractura de la base del quinto metatarso.

 

Causas de la fractura del maléolo peroneo

 

La fractura del maléolo peroneo ocurre con frecuencia junto a un esguince de tobillo, sobre todo la fuerza aplicada resulta considerable.

También puede deberse a:

  • Un torpe aterrizaje después de saltar,
  • Una caída,
  • Un choque deportivo directo.

 

Signos y síntomas de la fractura del maléolo peroneo

 

Los pacientes que padecen de esta lesión sienten un repentino dolor punzante en la parte externa del tobillo cuando sufren un traumatismo.

Debido a la lesión del maléolo, el paciente cojea porque no consigue cargar el peso en la pierna lesionada.

La molestia es muy fuerte durante la noche o por la mañana al despertarse.

La fractura del maléolo lateral causa:

  • Hinchazón,
  • Hematomas,
  • Dolor durante la palpación de la zona del hueso afectada.

El dolor aumenta con algunos movimientos del tobillo.

 

Diagnóstico de la fractura del maléolo peroneo

 

Un detallado examen subjetivo y objetivo del médico es esencial para diagnosticar la fractura del maléolo.

Radiografía de una fractura del maléolo peroneo

Radiografía de una fractura del maléolo peroneo

La radiografía es necesaria para confirmar el diagnóstico y evaluar la gravedad de la lesión.

En algunos casos podrían ser necesarias otras pruebas, tales como:

  • La resonancia magnética,
  • La TAC,
  • La gammagrafía ósea.

Se realizan para evaluar el estado de los tejidos blandos y para detectar las fracturas por estrés, que con la radiografía no se reconocen con facilidad.

 

Tratamiento para la fractura del maléolo peroneo

 

Tratamiento sin cirugía de la fractura aislada del peroné

Si el tobillo resulta estable la cirugía podría no ser necesaria, es decir si la fractura no resulta desplazada o resulta poco desplazada.

El tipo de tratamiento necesario depende del sitio en el que se aprecia la fractura.

Hay distintas maneras de proteger la fractura durante su recuperación.

Algunos médicos recomiendan una órtesis, otros la escayola pequeña, algunos ortopedistas recomiendan cargar el peso en la pierna lesionada desde el principio, en cambio otros recomiendan esperar 6 semanas.

La terapia magnética se basa en la aplicación de campos magnéticos en el tobillo, de esta manera se reducen los tiempos de formación del callo óseo.

 

También se puede empezar este tratamiento llevando escayola, es esencial en el caso de fractura que no se ha consolidado.

Es necesario repetir la radiografía del tobillo para comprobar que los fragmentos de la fractura no se hayan desplazado durante la recuperación.

El pronóstico es de 40/50 días para caminar sin muletas y de 3 meses para volver a la actividad deportiva de manera gradual.

No es necesario que la fractura se haya consolidado completamente para cargar el peso en la pierna lesionada.

Algunas de las secuelas podrían ser rigidez moderada o grave y molestia que se siente sobre todo cuando hay cambios meteorológicos.

Los niños consiguen recuperarse mucho antes que los adultos.

 

Tratamiento no quirúrgico de las fracturas bimaleolares y trimaleolares

Estas lesiones se consideran inestables y normalmente se recomienda la cirugía.

Se puede tomar en consideración el tratamiento sin cirugía si el paciente padece de problemas de salud bastante graves, entonces el riesgo de la cirugía puede ser demasiado grande, o si el paciente no consigue caminar.

En general, el tratamiento inmediato incluye un cabestrillo para inmovilizar el tobillo hasta que la hinchazón desaparezca. Posteriormente se aplica una escayola pequeña del pie a la rodilla.

Se puede cambiar la escayola con frecuencia en cuanto la hinchazón se reduzca.

Es necesario atender al hospital con regularidad para repetir la radiografía y comprobar que el tobillo siga estable.

 

En la mayoría de los casos, no se permite al paciente cargar el peso en la pierna lesionada durante las primeras 6 semanas. Después de este tiempo, se puede proteger el tobillo con una órtesis removible durante la recuperación.

 

Tratamiento quirúrgico para la fractura del maléolo peroneo. ¿Cuándo operar?

 

Tratamiento quirúrgico de la fractura aislada del maléolo peroneo

 

Si la fractura resulta desplazada o el tobillo resulta inestable, la fractura se puede tratar con la cirugía.

Este tipo de tratamiento (reducción de la fractura) consiste en alinear los fragmentos óseos de manera correcta.

Los fragmentos se unen con tornillos especiales y placas metálicas conectadas con la superficie externa del hueso durante la formación del callo óseo.

En general, después de año se extraen la placa metálica y los tornillos con una cirugía simple.

Radiografía de operación de fractura bimaleolar

Radiografía de operación de fractura bimaleolar

 

 

Tratamiento quirúrgico de la fractura bimaleolar y trimaleolar

En general, se recomienda el tratamiento quirúrgico, porque estas fracturas vuelven el tobillo inestable.

Las fracturas del maléolo lateral y medial se tratan con las mismas técnicas quirúrgicas descritas para el peroné.

 

Rehabilitación después de la cirugía para la fractura del maléolo peroneo

 

La terapia física es esencial independientemente de si la fractura resulta desplazada o no desplazada.

Este tratamiento es necesario para recuperar:

  • La fuerza,
  • La amplitud de movimiento,
  • El equilibrio.

flexión dorsal, fisioterapia pasiva, fisioterapia, rehabilitación, dolor, fractura, pierna, una para

Los ejercicios de rehabilitación se parecen a los del esguince del tobillo y reducen mucho los tiempos de recuperación.

Al principio es necesaria la movilización pasiva, posteriormente se pasa a los movimientos activos.

 

Para aprender a caminar sin muletas es necesario reducir el dolor de tobillo y reforzar la pantorrilla.

Cuando los síntomas lo permiten es necesario estar de pie cargando el peso solo en la pierna lesionada.