Hepatitis A: causas , síntomas y contagio

La hepatitis A es una infección del hígado altamente contagiosa provocada por el virus VHA.

La hepatitis A causa una inflamación del hígado. A diferencia de la hepatitis B y C, la hepatitis A no da lugar a una enfermedad hepática crónica y en muy raras ocasiones es mortal, si bien puede ocasionar síntomas debilitantes y hepatitis fulminante.

 

Causas de la hepatitis A

El virus de la hepatitis A se encuentra en las heces y sangre de una persona infectada aproximadamente entre 15 y 45 días antes de que los síntomas se manifiesten, así como durante la primera semana de la enfermedad.

Se puede contraer la hepatitis A:

  • Al comer o beber alimentos contaminados por el virus
  • Al entrar en contacto con heces o sangre de una persona infectada
  • Al participar en prácticas sexuales que implican un contacto oral-anal

Entre los factores de riesgo se incluyen:

  • Viajes internacionales
  • Consumo de drogas
  • Vivir en una residencia de ancianos o en un centro de rehabilitación
  • Trabajar en asistencia sanitaria, ayuda alimentaria o en la industria de aguas residuales

Otras infecciones virales del hígado pueden ser la hepatitis B y la hepatitis C. La hepatitis A es la menos grave de estas enfermedades, ya que es la única que no se convierte en crónica.

 

Riesgos para los viajeros

La hepatitis A puede afectar fácilmente a los viajeros. El riesgo es mayor entre las personas que visitan áreas geográficas donde la hepatitis A es endémica.
El riesgo de infección por hepatitis A es más alto entre los viajeros que:

  • Visitan áreas rurales
  • Comen y beben en lugares con poca higiene
  • Beben agua sin tratar, comen alimentos crudos (por ejemplo crustáceos) o alimentos preparados en condiciones insalubres

Los viajeros que visitan zonas donde la hepatitis A es endémica, incluso durante períodos cortos, también sufren riesgo de contaminación.

 

Síntomas de la hepatitis A

A partir del contacto con el virus pasan entre 2 y 6 semanas de incubación antes de que aparezcan los síntomas iniciales (el período de incubación medio dura cuatro semanas).
Los primeros síntomas de hepatitis A son similares a los de la gripe e incluyen:

Al cabo de 10 días desde el inicio de los primeros síntomas, pueden aparecer los síntomas relacionados directamente con el hígado (fase de ictericia).
Los síntomas de la fase de ictericia son:

Los síntomas suelen desaparecer al cabo de un par de meses, si bien un pequeño número de personas experimenta una recaída con síntomas persistentes hasta los 6 meses.
Una vez recuperado del virus, el paciente queda inmunizado.

 

virus-hepatite-a

Contagio de la hepatitis A

Entre las modalidades de transmisión de la hepatitis A se encuentran:

  • Beber agua no tratada
  • Comer alimentos crudos contaminados (por ejemplo, crustáceos)
  • Comer alimentos preparados en condiciones insalubres, por ejemplo arándanos y frutas del bosque importadas.
  • De una persona a otra, cuando se practica una pobre higiene fecal (por ejemplo los niños o durante ciertas prácticas sexuales). No es posible que una persona sea portadora sana de hepatitis A, ya que es una enfermedad aguda y no puede llegar a ser crónica como la hepatitis B.

La hepatitis A está presente en todo el mundo, aunque principalmente en regiones con falta de higiene.
Entre las regiones con mayor riesgo de contraer el virus se encuentran:

  • El sub-continente indio (especialmente India, Pakistán, Bangladesh y Nepal)
  • África
  • Oriente Próximo
  • Algunas zonas de Extremo Oriente (excepto Japón)
  • América central y meridional
  • México

 

Vacunación para la hepatitis A

Este tratamiento puede ser una buena idea para las personas que planean viajar a los lugares donde las normas sanitarias son deficientes.

La vacuna también se recomienda para algunos grupos de personas específicos, entre los que se incluyen:

  • Personas que trabajan con niños;
  • Hombres que practican relaciones homosexuales;
  • Personas con problemas hepáticos (por ejemplo, cirrosis hepática);
  • Cocineros y restauradores;
  • Personas que manejan o trabajan con agujas.

Número de dosis:

  1. Vacuna inactivada: dos, la más común
  2. Vacuna viva atenuada: una

Vacuna viva atenuada: una dosis
Programa de vacuna inactivada: dos dosis, la segunda dosis de refuerzo se realiza alrededor de 6 meses después de la primera inyección.
En individuos sanos, una dosis única parece ser igual de eficaz.
La inmunidad comienza entre 2 y 4 semanas después de la primera dosis.
La vacuna protege a los viajeros y se puede administrar hasta el día de salida para un viaje internacional.

La edad mínima para la vacunación contra la hepatitis A es 1 año.
No es posible vacunarse contra la hepatitis A durante el embarazo o la lactancia.

Los efectos secundarios de la vacunación contra la hepatitis A son:

Fuente: Organización Mundial de la Salud

 

Hepatitis A: diagnóstico, tratamiento y pronóstico