Infarto agudo de miocardio – fisiopatologia

El infarto de miocardio (también conocido como ataque de corazón o infarto miocárdico agudo), es una cardiopatía que se debe a la interrupción del flujo de sangre a una parte del corazón.

El infarto provoca:

  • Daños irreversible
  • Muerte de las células en aquella zona del corazón

Los ataques de corazón son una de las principales causas de muerte en los hombres y en las mujeres de todo el mundo.

Diferencia entre isquemia miocárdica e infarto agudo de miocardio

Isquemia miocárdica Infarto agudo de miocardio
Alteración localizada e irreversible Alteración localizada e irreversible
Sin necrosis del miocardio Signos de necrosis en el miocardio
Función mitocondrial intacta Función mitocondrial alterada
Disfunción ventricular reversible Disfunción ventricular irreversible

 

 

Fisiopatología del infarto agudo de miocardio

El infarto se produce cuando:

  • Se forma un trombo
  • Crece una placa ateromatosa (de colesterol), en este caso puede formarse un trombo

El tiempo en que tarda en desarrollarse una placa ateromatosa puede ser variable y puede tardar años o décadas.

La placa puede romperse provocando una lesión en el endotelio y esto puede provocar la formación de un trombo en esa misma placa.
Esto ocurre en caso de infarto de miocardio debido a que las coronarias están sometidas al desarrollo de una enfermedad aterosclerótica.

arteria sana, aterosclerosis
El aumento del tamaño de la placa puede estar causado por la formación de pequeños vasos sanguíneos que se originan en la túnica adventicia.
Esta neovascularización puede provocar la rotura de la placa (debido a la presión sanguínea, que es bastante alta en las arterias).

Sin embargo, en la autopsia no siempre se puede observar un trombo oclusivo en una de las arterias coronarias que llevan la sangre hacia la zona en donde se produce la isquemia.
Raramente, las arterias coronarias se muestran normales. En estos casos, los científicos creen que la causa pueda ser un vasoespasmo (contracción de la arteria, que reduce el espacio interna).

Circulación coronaria
Las arterias coronarias son los primeros vasos sanguíneos que se originan en la aorta y llevan la sangre al corazón.
En reposo, aproximadamente el 5% del gasto cardíaco (250 ml/min aprox.) llega a las coronarias.
Los principales vasos sanguíneo de la circulación coronaria son:

  1. Coronaria izquierda, que se divide en dos ramificaciones:
    • Coronaria anterior
    • Coronaria circunfleja
  2. Coronaria derecha

Estos vasos se dividen en arterias más pequeñas que irrigan el miocardio.

La enfermedad isquémica coronaria provoca el crecimiento de vasos paralelos (angiogénesis) que llevan la sangre al miocardio (circulación colateral).

La compresión extravascular durante el movimiento de sístole, altera considerablemente el flujo sanguíneo en las coronarias. Por lo tanto, la circulación coronaria se produce sobre todo durante el movimiento de diástole del corazón.

La cantidad de oxígeno extraía por los tejidos en la circulación coronaria es mayor (80%) respecto a la de otras arterias (60% como máximo).

Así como las otras arterias, las coronarias también pueden estar afectadas por:

  1. Arteriosclerosis
  2. Calcificaciones en las paredes musculares

Las placas ateromatosas reducen el calibre de las arterias, además, pueden provocar trombos (coágulos de sangre) que empeoran la situación.

Arteria coronaria Frecuencia (%)
Descendente anterior izquierda 40-50
Derecha 30-40
Circunfleja 15-20

 

Arterias coronarias más afectadas

Las ramificaciones más afectadas son las de la coronaria izquierda, especialmente:

  • La primera parte de la arteria circunfleja
  • El primer segmento, el segundo segmento y el segmento intermedio de la coronaria descendente anterior, que es el vaso más importante

La gravedad y la magnitud del daño en el miocardio debido a la obstrucción coronaria depende de:

  1. Región irrigada por los vasos sanguíneos afectados
  2. Porcentaje de la arteria que se encuentra obstruida
  3. Extensión de la circulación colateral
  4. Demanda de sangre por parte del miocardio

Por lo general, el aporte de oxígeno y de nutrientes necesarios para las células del corazón se ven afectados considerablemente si el área de la sección transversal de una coronaria está reducida de por lo menos 75%.

El infarto afecta principalmente al Ventrículo izquierdo, per el daño puede extenderse al ventrículo derecho o a la aurícula.

Aproximadamente la mitad de los pacientes que han padecido un infarto inferoposterior sufre de una disfunción (leve o grave) del ventrículo derecho, mientras que el 10-15% de estas personas presentan trastornos hemodinámicos (por ejemplo trastornos de la circulación o de coagulación de la sangre).
Todos los pacientes que han padecido un infarto inferoposterior pueden presentar una disfunción del ventrículo derecho que se manifiesta con:

  1. Presión yugular venosa elevada
  2. Hipotensión o choque

Por lo general, el infarto anterior está causado por una oclusión de una rama de la coronaria izquierda, sobre todo de la descendente anterior, mientras que los infartos inferoposteriorees se caracterizan por una oclusión de la coronaria derecha o de una arteria circunfleja izquierda dominante.

Aunque existen varias causas de infarto miocárdico, una de las principales es la oclusión parcial o total de las arterias coronarias.
Esto ocurre principalmente debido a la ruptura de una placa ateroesclerótica.

Si la cantidad de sangre que llega al corazón disminuye durante un período bastante largo, esto desencadena un proceso que se conoce como cascada isquémica. Este proceso causa la muerte de las células musculares cardíacas por hipoxia (falta de oxígeno).

El infarto repentino es más frecuente en las mujeres, mientras que los hombres pueden percibir síntomas de alarma incluso una semana antes.

 

 

Tipos de infarto de miocardio