Latigazo cervical o esguince

El latigazo cervical es un trauma que normalmente se produce durante un choque y consiste en un golpe violento hacia adelante o lateral del cuello seguido por un movimiento muy rápido en la dirección opuesta.

Hoy en día, el latigazo cervical es llamado también esguince cervical.
El choque provoca el clásico latigazo cervical, la cabeza es empujada hacia adelante y el cuello se inclina más allá de su límite fisiológico.

Valoración cervical, extensión, dolor, movimiento, rotación, torcimiento lateral, cervicobrachialgia, brazo, hormigueo, reflejo, iporeflessia, inflamación, contractura, fisioterapia, rehabilitación, dolor, mal, puñalada, escozor al cuello, hombros y brazos

Prueba de movimiento en extensión del raquis cervical

Inmediatamente después rebota atrás con fuerza y golpea el reposacabezas.

Es esencial conocer la dinámica del accidente para establecer el programa de tratamiento adecuado.

Muchos piensan que el problema del latigazo cervical es solo la inflamación del cuello. En realidad, el trauma puede causar: discopatía, hernia, lesión de los ligamentos, contracturas musculares y bloque de las articulaciones.
El dolor cervical y los otros síntomas también pueden ocurrir en el caso de un impacto de baja velocidad.

 

¿Por qué el paciente después de realizar sólo los tratamientos instrumentales (TENS, ultrasonido, etc.) todavía siente un dolor que se convierte en crónico?

A menudo, el problema del paciente es de tipo mecánico, es decir, una vértebra está rotada o se ha desplazado con respecto a las otras de una distancia muy pequeña, pero no lo suficiente para ser observada en una radiografía, aproximadamente un milímetro.
La gente piensa que el latigazo cervical es solo la inflamación de la columna cervical, pero muchas personas tienen dolor dorsal, lumbar y en la mandíbula, además hay algunos casos en que la molestia se siente también en la muñeca o en el codo.

latigazo cervical

Para indicar las vértebras del cuello se escribe “C” seguida por el número que indica la posición de la vértebra empezando por arriba: (por ejemplo, C3 es la tercera vértebra a partir de la cráneo hacia la espalda).
El choque provoca una distensión violenta a nivel del cuello, por lo tanto se habla de esguince cervical.
Un latigazo cervical puede causar una hernia de disco, incluso en sujetos jóvenes, en la clínica se observan a pacientes de 20 años que tienen protrusiones discales o hernias principalmente a nivel C6-C7, C5-C6 y C4-C5.
En la parte superior del cuello no se forman las hernias porque entre el occipucio, C1, C2 no está el disco intervertebral.

 


¿Cuál es la causa del latigazo cervical?

La causa más frecuente es el choque automovilístico, pero el trauma puede ser la consecuencia de un coche deportivo o un frenazo brusco.
Si el sujeto chocado lleva el cinturón de seguridad es probable que sufra solo este accidente, pero si no funciona puede ser empujado hacia adelante golpeando el parabrisas con la cabeza.
Si el reposacabezas está bien posicionado, es decir, a una distancia de máximo 5 cm de la cabeza y la espalda está bien apoyada en el respaldo, el trauma y las consecuencias serán menores.

 

¿Cuáles son los síntomas del latigazo cervical?

Lo más importante que hay que saber es que el latigazo cervical no causa dolor inmediato, a menudo se empieza a sentir molestia al día siguiente.

latigazo cervical, columna vertebral

Los síntomas varían según la edad, el estado de salud del sujeto y la violencia del trauma. Los síntomas incluyen: dolor y limitación del movimiento del cuello, punzadas a lo largo del brazo, dolor de cabeza, mareos, náusea, vómito, sensación de mareo o confusión, visión borrosa, rara vez las personas tienen dificultad para tragar, hormigueo en el área entre el cuello y la mano y dolor en la mandíbula.
Si la persona que sufrió el accidente tenía el cuello en rotación o inclinación lateral durante el impacto, el dolor es más grave y el pronóstico más largo.
En raros casos la reacción del cuerpo incluye también la fiebre durante los primeros 2 días.
Por lo general, la mayoría de estos síntomas desaparece espontáneamente en pocos días.


En la mayoría de los casos los pacientes llegan a la clínica con el cuello bloqueado en cualquier dirección a causa del dolor severo.
Sólo en los traumas más graves pueden ocurrir consecuencias a largo plazo como una lesión en el encéfalo y en los nervios craneales.
En la fase post-aguda es posible una alteración del comportamiento, por ejemplo, puede ocurrir insomnio, depresión e irritabilidad.

El sujeto puede tener el cuello demasiado recto a causa del trauma, pero habría podido tenerlo así también antes, no hay que preocuparse de esta condición porque no debería crear problemas.
Si el paciente no tiene fracturas vertebrales, los síntomas pueden ser causados por una hernia de disco o una mala alineación de las vértebras del cuello.
Los niños pueden tener los mismos problemas que los adultos, aunque es mucho más raro porque la columna vertebral es más hidratada y la hernia de disco es muy rara antes de los 20 años.

El latigazo cervical no afecta solo el cuello, sino también la parte inferior de la espalda, de hecho, el primer trauma se produce a nivel de la columna vertebral lumbar y de la pelvis.
A menudo se presentan en la clínica pacientes con dolor de espalda (lumbalgia) y limitación de los movimientos debida al accidente.

Si el latigazo cervical no se trata, los síntomas pueden llegar a ser crónicos o pueden ocurrir otra vez en el futuro (recidiva).

 

¿Cuáles son las pruebas diagnósticas más adecuadas para el latigazo cervical?

No es siempre necesario un examen instrumental después de sufrir un latigazo cervical, pero siempre hay que tener en cuenta que los dolores pueden aparecer el día después del trauma, por lo tanto es mejor hacer las investigaciones necesarias.

El médico a quien dirigirse es el ortopedista o el fisiatra que en primer lugar lleva a cabo un examen físico y luego prescribe posibles exámenes.

El examen más útil es la radiografía que muestra las posibles fracturas o alteraciones óseas tales como la espondilolistesis y las luxaciones (raras).
En la proyección lateral se observan las vértebras de C3 a C7, pero para ver la segunda vértebra cervical con el diente del axis es necesaria una placa con la boca abierta, porque las dos primeras vértebras están a nivel de los arcos dentales.

La Resonancia magnética puede ser útil en caso de dolor que se irradia al brazo, hormigueo en las manos, mareos o confusión mental porque muestra también los tejidos blandos.

Un hernia de disco o una protrusión pueden causar un cervicobraquialgia con dolor que se irradia hasta las manos, entumecimiento, pérdida de fuerza y sensibilidad.
En este caso el médico puede prescribir también una EMG (electromiografía) para evaluar la conducción nerviosa.

Artículos Relacionados:

Deja un comentario