Mareos y náuseas: causas y síntomas

Mareo, náuseas y vómito pueden estar causados por trastornos leves o graves en varios órganos y aparatos del cuerpo:

  1. Órganos del aparato digestivo
  2. Sistema nervioso
  3. Oído
  4. Sistema cardiovascular

 

Causas de mareos y náuseas

Sistema nervioso

La migraña es un dolor de cabeza recurrente que se caracteriza por dolor punzante en un solo lado de la cabeza.
Otros síntomas de la migraña son:

Tumor cerebral 
No todos los tumores cerebrales manifiestan síntomas, especialmente si se encuentran en las primeras etapas.
Los síntomas del cáncer cerebral son numerosos y no son específicos (pueden estar causados por muchas otras enfermedades).
Los síntomas pueden estar causados por:

  1. Tumor que ejerce presión sobre algunas partes del cerebro impidiendo que este funcione correctamente
  2. Hinchazón en el interior del cerebro debido a un tumor o a una inflamación

Los síntomas más comunes son:

  • Dolor de cabeza
  • Debilidad
  • Dificultad para caminar
  • Convulsiones

Entre otros síntomas y signos se encuentran:

  • Falta de concentración y de atención
  • Pérdida de la memoria
  • Náuseas y vómito
  • Visión borrosa
  • Dificultades para hablar

Otras causas neurológicas del vértigo y las náuseas son:

Sistema cardiovascular

Paro cardíaco 
Un infarto cardíaco ocurre cuando el suministro de sangre hacia una región del corazón se encuentra reducido, provocando el deterioro del tejido cardíaco.
En las mujeres existen algunos síntomas comunes:

  • Náuseas
  • Vómito
  • Vértigo

Otros síntomas comunes del paro cardíaco son:

Presión baja 
La presión sanguínea es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos.
Cuando la presión sanguínea disminuye hasta quedar por debajo de 90/60 mmHg pueden manifestarse síntomas como:

  • Vértigo
  • Aturdimiento
  • Cansancio
  • Náuseas
  • Sed
  • Visión borrosa
  • Respiración rápida
  • Piel pálida
  • Dificultad para concentrarse

Oído interno 

La laberintitis es una inflamación del laberinto del oído interno, generalmente está causada por una infección viral.

Entre los síntomas se encuentran:

  • Náuseas
  • Vómito
  • Pérdida del equilibrio

La cinetosis (trastorno producido por el movimiento) es un trastorno que ocurre al viajar en un medio de transporte (barco, coche, etc.) y puede provocar:

  1. Náuseas
  2. Vómito
  3. Vértigo
  4. Sensación de frío y escalofríos

Síndrome de Ménière y vértigo 
Según un artículo del Dr. Timothy C. Hain de la American Hearing Research Foundation, el síndrome de Ménière es una enfermedad rara, pero grave.
Esta enfermedad está asociada a una acumulación excesiva de líquido en el oído interno que provoca vértigo repentino y puede llegar a durar varias horas.

Entre los síntomas de la enfermedad de Ménière se encuentran:

Neuritis vestibular 
Una infección viral puede difundirse hasta llegar al nervio vestibular del oído interno provocando neuritis vestibular.
Este nervio es el encargado de enviar los impulsos sensoriales al cerebro y de mantener el equilibrio.
La inflamación del nervio vestibular puede provocar vértigo y mareo.

Otros síntomas de la neuritis vestibular comprenden:

  • Náuseas y vómito
  • Cansancio
  • Dificultad para concentrarse
  • Visión borrosa

El vértigo posicional paroxístico benigno es un trastorno vestibular que provoca falta de equilibrio, náuseas y mareos.
El vértigo posicional paroxístico benigno está causado por los otolitos del oído interno que se desprenden de la membrana otolítica en el utrículo y se acumulan en uno de los canales semicirculares.

Los síntomas empeoran:

  • Cuando el paciente se acuesta
  • Al girar la cabeza
  • Al moverse en la cama
  • Al salir de la cama
  • En raras ocasiones, el vértigo aparece mientras el paciente está caminando

El tratamiento del vértigo posicional paroxístico benigno es simple. El médico o el fisioterapeuta colocan la cabeza del paciente en ciertas posiciones. La terapia es eficaz a cabo de una o dos sesiones.

Otras causas:

  • En el embarazo, durante el primer trimestre, la hiperémesis gravídica causa mareos y náuseas matinales
  • Ataques de pánico
  • Medicamentos antidepresivos
  • Enfermedades respiratorias (enfermedad pulmonar obstructiva, ataques de asma y edema pulmonar)
  • Trastornos neurológicos (lesión cerebral y en la médula espinal)
  • Dismenorrea
  • Problemas gastrointestinales (diarrea, intoxicaciones alimentarias y gastroenteritis)
  • Problemas olfativos
  • Migraña
  • Anemia
  • Exceso de alcohol o de drogas
  • Depresión
  • Síncope (desmayo)
  • Baja o alta presión sanguínea
  • Hiperventilación
  • Arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias)
  • Menopausia
  • Deshidratación

Por lo general, el médico receta un medicamento para reducir los mareos.
Hay que tratar las causas para tener un resultado a largo plazo, pero el médico puede recomendar medicamentos para resolver temporáneamente el síntoma, por ejemplo, la betahistina (Serc).

 

Mareo y náuseas con dolor cervical

Según un estudio del Dr. Timothy C. Hain (American Hearing Research Foundation) existen dos posibles causas de vértigo, náuseas y cervicalgia:

1) Compresión vascular. Las arterias vertebrales del cuello pueden estar comprimidas por las vértebras (por las que pasan) o por otras estructuras.

Las causas de la compresión de los vasos sanguíneos del cuello son:

2) Información sensitiva anormal trasmitida por los propioceptores del cuello.
Los propioceptores son terminaciones nerviosas que perciben:

  • Movimiento
  • Vibraciones

La información sensitiva del cuello se utiliza, junto con la información vestibular y visiva, para determinar la posición de la cabeza en el espacio.
La información que transmiten los nervios del cuello puede ser:

  • No confiable
  • Ausente

Este proceso ha sido estudiado por De Jong PT, De Jong JM et al. quienes se inyectaron un anestésico local en su propio cuello.
Estas inyecciones provocaron inestabilidad y vértigo leve.

La mayoría de los pacientes con vértigo de origen cervical mejora tras un tratamiento del cuello.

Latigazo cervical
El latigazo cervical no solo provoca un traumatismo en el cuello, sino también en la parte cervical del tronco.
Los síntomas más comunes del latigazo cervical son:

  • Dolor cervical
  • Dolor de cabeza
  • Vértigo y mareo (25-50% de los casos)
  • Náuseas (menos frecuente)
  • Acúfenos (raramente)

Los síntomas se manifiestan algunas horas después del traumatismo o incluso al día siguiente.
Sin embargo, es difícil confirmar estos síntomas debido a que en los exámenes instrumentales no se observa la lesión (Voyvodic F, Dolinis J, Ryan GA, Slavotinek JP, Whyte AM, Hoile RD, Taylor GW. MRI of car occupants with whiplash injury. Neuroradiology. 1997).
Estudios muestran que el daño cerebral leve o subclínico que se deriva de un accidente puede provocar:

  • Alteración en la percepción del dolor
  • Período sintomático prolongado  (Vibert D, Hausler R. Acute peripheral vestibular deficits after whiplash injuries. Ann Otolo Rhinol Laryngol. 2003).

El diagnóstico es difícil, por lo tanto es necesario descartar otros trastornos de:

  • Oído interno (como la laberintitis)
  • Sistema nervioso central (por ejemplo un ictus)
  • Circulación sanguínea (como la estenosis aórtica)

El paciente no suele tener síntomas del oído como

El médico puede realizar un examen físico simple para examinar si la columna vertebral cervical provoca el vértigo y la náusea.

Posición del paciente: sentado en una silla con ruedas (para escritorio)

Ejecución: manteniendo quieta la cabeza, girar el cuerpo del paciente hacia ambos lados.

De esta manera es posible examinar la columna cervical excluyendo las enfermedades del aparato vestibular del oído y del cerebro.
Si la realización de esta prueba provoca vértigo y nistagmo, esto puede confirmar el diagnóstico.

 

Mareo, náuseas y dolor de estómago

Los trastornos del aparato digestivo son una causa común de las náuseas, del vómito y del dolor de estómago.

La gastroenteritis es una enfermedad caracterizada por la inflamación de:

  • Estómago
  • Intestino

Suele provoca náuseas, vómito, dolor de estómago y diarrea.
La gastroenteritis puede estar causada por:

  • Virus (como el Norovirus)
  • Ingestión de sustancias tóxicas o por exceso de medicamentos

Las náuseas persistentes, el vómito y la diarrea pueden provocar deshidratación, cansancio y vértigo.
Otros trastornos gastrointestinales que pueden provocar náuseas, vómito y vértigo son:

Exceso de acidez de estómago
Las alteraciones hormonales durante el ciclo menstrual pueden provocar un exceso producción de ácido gástrico, por lo que las náuseas durante el ciclo menstrual es una complicación posible.

 

Mareo y náuseas con taquicardia y sudoración excesiva

Ansiedad y ataques de pánico 
La ansiedad fuerte, reiterada o continua puede indicar un trastorno psicológico caracterizado por pensamientos obsesivos y preocupación.
Existen algunas reacciones físicas (psicosomáticas) a la ansiedad, por ejemplo:

  1. Náuseas
  2. Vértigo

Las personas que sufren de trastornos de ansiedad también pueden tener ataques de pánico, es decir, episodios de miedo que pueden provocar:

  • Vértigo
  • Náuseas
  • Palpitaciones cardíacas
  • Dificultad para respirar

Hipoglucemia 
La hipoglucemia se refiere al bajo nivel de azúcar en la sangre.
Este trastorno puede provocar:

 

Mareo y náuseas con diarrea

Envenenamiento 
Una intoxicación alimentaria ocurre cuando una persona ingiere alimentos contaminados por toxinas.
Según el Medical Center de la Universidad de Merylan, esto ocurre especialmente en el verano, cuando los alimentos suelen no conservarse de manera adecuada.
En estas condiciones, las bacterias proliferan y producen toxinas.

Los síntomas pueden ser:

  1. Náuseas
  2. Vértigo
  3. Vómito
  4. Diarrea
  5. Calambres de estómago
  6. Cansancio
  7. Dolor muscular
  8. Fiebre

Generalmente, se manifiestan 72 horas después de haber ingerido las toxinas.
Puede ser necesaria la hospitalización para:

  1. Personas ancianas
  2. Niños
  3. Personas con un sistema inmunitario débil
  4. Personas que sufren de diarrea o vómito severo

Para prevenir la intoxicación alimentaria hay que evitar carne poco cocida, huevos, productos lácteos y otros alimentos que hayan pasado la fecha de vencimiento.

 

Náuseas y vértigo con vómito

Hay muchas enfermedades que causan estos dos síntomas, como:

Algunos desequilibrios químicos graves del cuerpo pueden provocar estos síntomas, como la cetoacidosis diabética, es decir, un trastorno en el que la concentración de azúcar en la sangre es demasiado alta (y hay una carencia de glucosa en las células).
El cuerpo quema una gran cantidad de grasa para obtener la energía necesaria.

Mareos y náuseas durante el embarazo

Estos síntomas se manifiestan sobre todo en el primer trimestre del embarazo.

Náuseas matutinas 
Durante el embarazo, algunas mujeres pueden sufrir:

  1. Vértigo
  2. Vómito

En muchos casos, estos síntomas se derivan de las náuseas matutinas y no hay por qué preocuparse.
Las náuseas matutinas pueden producirse a partir de la tercera semana tras la concepción.
Esta provoca el aumento de algunas hormonas femeninas, entre las cuales se encuentran:

  • Beta Hcg
  • Progesterona

Estas hormonas frenan la digestión, por lo tanto, el estómago se desocupa más lentamente.

Vasos sanguíneos dilatados
Durante el embarazo, los vasos sanguíneos del cuerpo se dilatan y la presión sanguínea disminuye provocando mareo.
Para evitar el vértigo, las mujeres embarazadas deberían:

  1. Evitar permanecer de pie por mucho tiempo
  2. Levantarse lentamente tras haber estado sentadas o tumbadas

En caso de vértigo, deben recostarse sobre el lado izquierdo para evitar que el útero comprima la vena cava inferior.

Embarazo extrauterino o ectópico
En algunos casos, el vértigo y el vómito durante el embarazo pueden ser signos de un problema serio.

Si hay mareo intenso acompañado de dolor abdominal o sangrado vaginal, puede tratarse de un embarazo ectópico, es decir que el óvulo fecundado se implanta por fuera del útero (por lo general en las trompas de Falopio).
Durante las primeras etapas del embarazo, los síntomas son leves, pero a medida que crece el feto los síntomas pueden llegar a ser más graves hasta llegar a la rotura de la trompa de Falopio.
El embarazo ectópico puede poner en riesgo la vida de la mujer.

 

Mareo y náuseas en los niños

En los niños, el vértigo y las náuseas pueden ser signos de:

  • Presión sanguínea baja: sobre todo si el niño se levanta rápidamente
  • Glucemia baja: puede ocurrir si el niño es diabético, si ha realizado demasiado ejercicio físico o si no ha comido en varias horas
  • Intoxicación alimentaria: puede provocar vómito, diarrea, y deshidratación si el niño no bebe suficientes líquidos
  • Deshidratación: ocurre si el niño no bebe lo suficiente o si suda demasiado

En los casos más graves, estos síntomas pueden estar causados por:

  • Problemas del sistema nervioso central, debido a una formación anormal en el cráneo (hematoma, absceso, tumor) o presencia de líquido en el cerebro
  • Problemas del oído interno que pueden provocar pérdida del equilibrio
  • Trastornos neurológicos relacionados con la circulación sanguínea, como un ictus
  • Sangrado interno que puede derivarse de un traumatismo y puede provocar vértigo y vómito
  • Ingestión de veneno o inhalación de sustancias químicas tóxicas
  • Algunos fármacos, por ejemplo antidepresivos

Artículos Relacionados: