Metástasis en los linfonodos: síntomas y extirpación

¿Qué son las metástasis en los linfonodos?

Un tumor metastásico se difunde desde su lugar de origen hasta otras regiones del cuerpo. El tumor que se deriva de la difusión de las células tumorales en otras partes del cuerpo se conoce como metástasis.

El sistema linfático
El sistema linfático desempeña un papel muy importante a la hora de controlar el movimiento de los líquidos en todo el cuerpo.

Una de las funciones específicas del sistema linfático es controlar el flujo de la linfa, es decir, el líquido incoloro que contiene:

  • Oxígeno,
  • Proteínas (Rahman et al. – 2015),
  • Azúcar (glucosa),
  • Linfocitos.

Los pequeños vasos sanguíneos linfáticos se difunden en aquellos más grandes y al final, estos grandes vasos sanguíneos llegan hasta los linfonodos.

metástasis en los ganglios linfáticosLos linfonodos son tejidos en forma de alubias que se encuentran en varias partes del cuerpo.
Los linfonodos son orgánulos que activan las células inmunitarias y favorecen su proliferación.
A través de esta vasta red, la linfa recorre todo el cuerpo, así como el flujo sanguíneo.
En el diagnóstico de la metástasis se observa el movimiento de las células tumorales en el sistema linfático, especialmente en los linfonodos.

 

Síntomas de las metástasis en los linfonodos

Las metástasis en los linfonodos causan hinchazón y dolor en el lugar en el que se desarrollan.
Las metástasis pueden ser parciales o masivas, dependiendo de la extensión en el órgano linfático.
Los linfonodos agrandados también pueden provocar otros síntomas, si están bastante hinchados.
Por ejemplo, los linfonodos del mediastino (tórax) también pueden causar tos y dificultad al respirar.

 

Diagnóstico de las metástasis en los linfonodos

Los linfonodos superficiales pueden detectarse a través de una ecografía, pero para detectar el contenido se requiere una biopsia, es decir, extirpar el linfonodo y analizarlo en el laboratorio.
Este procedimiento consiste en extirpar quirúrgicamente los linfonodos para detectar la presencia de células tumorales.
Los linfonodos pueden resultar positivos o negativos para el cáncer.
Dado que las vías de drenaje linfático por tumor pueden variar considerablemente dependiendo del paciente, incluso si se trata de la misma zona, en el 30 % de los tumores no se puede prever de manera precisa la difusión de las células tumorales hacia ciertos linfonodos específicos.
El avance de los exámenes instrumentales y del mapeo tumoral es necesario para realizar un diagnóstico de metástasis de manera adecuada.
Gracias al análisis de los linfonodos es posible elegir el tratamiento más adecuado y además permite conocer el pronóstico (expectativa de vida) del paciente.

 

ecografía, linfonodo, carcinoma, tiroideo, metástasis

Linfonodo centinela

La biopsia del linfonodo centinela es una técnica confiable para analizar los linfonodos afectados por las metástasis.
Esta biopsia fue pensada originariamente para el melanoma, sin embargo, se ha adoptado para varios tipos de tumores malignos como el cáncer de mama.
Los linfonodos centinela que son histológicamente positivos pueden predecir las metástasis a distancia y por lo tanto son indicadores pronósticos desfavorables.

 

Extirpación del linfonodo del cuello

Extirpar los ganglios linfáticos laterocervicales o sobre la clavícula es beneficioso para el tratamiento del tumor.
Puede realizarse de 3 maneras diferentes dependiendo de las condiciones de la persona.

La linfa transporta las células cancerosas que quedan atrapadas dentro del linfonodo.
Los tumores en el cuello y en el cerebro que afectan los linfonodos se difunden por medio del sistema linfático. La mejor manera para deshacerse de este problema es extirpar los linfonodos.

¿En qué consiste la extirpación de los linfonodos del cuello?
También se conoce como disección del cuello. Se trata de remover los linfonodos de los tejidos que rodean la zona afectada por el tumor.
Las dimensiones de la parte que se remueve dependen de la zona afectada y del objetivo de la intervención quirúrgica.
El linfonodo afectado se detecta a través de:

Cuando se remueve el linfonodo puede detectarse la presencia de células cancerosas en el sistema linfático.

Disección del linfonodo del cuello
Este procedimiento puede durar de 2 a 4 horas dependiendo del tipo de disección que se realice y de si se realiza con anestesia general.
Se detecta el linfonodo afectado y después se remueve.

A nivel muscular solamente se incide el músculo esternocleidomastoideo.
La incisión se cierra con suturas o con grapas quirúrgicas cutáneas.
Después de la intervención quedan solamente pocas cicatrices que desaparecen con el pasar el del tiempo.

 

Difusión del cáncer a través del sistema linfático