Neumonía en los niños: causas y síntomas

La neumonía es una enfermedad del sistema respiratorio caracterizada por la inflamación de los alvéolos pulmonares

Causas de la neumonía en los niños

La neumonía en el niño tiene a menudo las mismas causas que la neumonía en el adulto, es decir, una infección:

  • Bacteriana
  • Viral

Sin embargo en los niños la causa viral es mucho más frecuente: 70-80% de los casos.

Virus que causan neumonía en los niños

  • Virus gripales (Orthomyxovirus), muy comunes,
  • Virus paragripales (Paramyxovirus)
  • Adenovirus
  • Virus Sinicitial Respiratorio (VSR)

Bacterias que causan la neumonía en los niños
Las bacterias responsables son sobre todo:

  • Streptococcus Pneumoniae
  • Haemophilus Influenzae
  • Mycoplasma Pneumoniae
  • Staphylococcus Aureus (más raro)

Otros (aún más raros):

  • Chlamydia trachomatis, pneumoniae y psittaci
  • Pseudomonas aeruginosa (especialmente en los niños con otras enfermedades respiratorias)
  • Mycobacterium tuberculosis (aunque la tuberculosis no se debería incluir entre las neumonías)

Para entender la causa es muy importante conocer la edad del niño afectado:

  • En los niños menores de un año las neumonías bacterianas son muy raras
  • En los niños menores de 2 años la mayoría de las neumonías es de origen viral

Durante la edad neonatal (es decir, durante las primeras 4 semanas de vida), los microorganismos más involucrados son los estreptococos de grupo B, con los cuales el recién nacido se infecta en el momento del parto, en el canal vaginal.
Por esta razón, se realizan los hisopos vaginales durante el embarazo y, si son positivos, se realiza una profilaxis antibiótica antes del parto.

En cualquier caso, la infección puede ocurrir lo mismo en algunos casos, a veces incluso tarde.
En cambio, los niños nacidos de una cesárea no corren este riesgo.
Otras bacterias responsables de neumonías durante los primeros 28 días son:

  • Escherichia coli, la Listeria
  • Staphylococcus aureus
  • Chlamydia Trachomatis (generalmente contraída durante el pasaje vaginal)

Esta última también se encuentra en neumonías hasta los 6 meses de vida, junto con otras bacterias y virus como:

  • Streptococcus pneumoniae
  • Haemphilus influenzae
  • Staphylococcus aureus
  • Virus Sinicitial Respiratorio
  • Virus paragripales y gripales

La neumonía por Staphylococcus aureus es muy grave porque esta bacteria destruye el parénquima (tejido) pulmonar con muy pocas posibilidades de recuperación (a menudo es irreversible) pero es muy rara.
En el niño menor de un año, las formas estafilocócicas pueden ser muy graves.
En la radiografía del tórax, se ven formaciones ampollosas-quísticas.

Más allá de los 6 meses de vida hay una prevalencia de neumonías de origen viral, pero a menudo están presentes las sobreinfecciones bacterianas: en particular, hasta los 5 años son causadas principalmente por:

  • Haemophilus influenzae
  • Streptococcus pneumoniae

Desde los 5 años en adelante, por lo tanto en edad escolar, la neumonía por Mycoplasma Pneumoniae es la infección bacteriana más frecuente (más que en el adulto), y el médico debe tener en cuenta este microorganismo al elegir el tratamiento (si no conoce el germen responsable) .
Las neumonías neumocócicas son posibles.

 

Neumonía atípica

Neumonía por Mycoplasma
Por lo general, es muy diferente de la neumocócica porque no hay una inflamación localizada de los alvéolos, sino sólo pequeñas áreas de densificación.
Sin embargo, a veces la radiografía de un paciente con neumonía por mycoplasma es similar a la de una neumonía bacteriana franca.

La neumonía por Mycoplasma suele ir acompañada por inflamación de las vías respiratorias superiores, por ejemplo:

Generalmente, esto no ocurre en la neumonía bacteriana pura.
Otro síntoma común en este tipo de infección es el la cefalea.

Al igual que en las neumonías virales, no hay un aumento significativo en los leucocitos, sino una linfocitosis leve y los parámetros inflamatorios (VSG y PCR) no han aumentado mucho.

Neumonía por Chlamydia
La infección por Chlamydia Trachomatis puede ocurrir hasta 4 meses después del parto, y al principio se manifiesta como una bronquiolitis viral.
Para el diagnóstico diferencial es necesario considerar que la Chlamydia se contrae durante el parto, por lo tanto está presente en el cuerpo del bebé desde el nacimiento.
La infección puede comenzar como una conjuntivitis, seguida de una rinitis persistente durante semanas que se convierte en una neumonía.

En caso de la bronquiolitis por Virus sinicitial respiratorio, la infección comienza como una rinitis con una tos que empeora en pocos días.
Aunque los síntomas son similares, la historia clínica es diferente, por lo tanto para el diagnóstico es importante conocer la evolución.

La neumonía por Chlamydia es muy rara, en cambio es más frecuente la neumonía por Chlamydia trachomatis en el niño prematuro.
Esta bacteria puede causar la neumonía en el niño con la infección por VIH.

 

Diferencia entre los síntomas de la neumonía bacteriana y viral

Síntomas típicos de la neumonía bacteriana

Síntomas iniciales de la neumonía viral

 

Complicaciones de la neumonía en los niños

Las posibles complicaciones de la neumonía son:

  • El derrame pleural,
  • El Empiema pleural (colección de líquido rico en pus). Las neumonías lobares son generalmente caracterizadas por un derrame pleural con gérmenes que estimulan la formación de fibrina. Esta sustancia forma sacos, en los que el antibiótico se concentra poquísimo.

 

Neumonía en los niños: diagnóstico, tratamiento y tiempo de recuperación

Tratamiento antibiótico para la neumonía en el niño