Osteosarcoma de rodilla: síntomas iniciales y tratamiento

En esta página podrás encontrar una explicación simple de qué es el osteosarcoma, de los factores de riesgo, los síntomas iniciales, las etapas, el diagnóstico, los tratamientos más eficaces y la esperanza de vida del paciente, dependiendo del tratamiento elegido.

El osteosarcoma es un tumor maligno del hueso, se trata del tumor más común en niños y jóvenes (Durfee – 2016).
El progreso científico de los últimos 25 años, ha permitido una mejoría considerable en los resultados.
El progreso en el ámbito de la cirugía también ha permitido una mejoría en la calidad de vida de los niños y los jóvenes con osteosarcoma.
Además, gracias a un diagnóstico y un trtamiento temprano pueden llegar a salvar la extrmeidad afectada de los pacientes.

¿Quiénes padecen osteosarcoma?
La mayoría de los pacientes que padecen osteosarcoma son personas de entre 10 y 25 años de edad.

Por esta razón, los científicos consideran que existe una relación entre la enfermedad y la etapa de crecimiento de los huesos de los adolescentes. Esta enfermedad es casi dos veces más frecuente en los hombres respecto a las mujeres.
En los niños y en los adolescentes, el 60% de estos tumores se producen cerca de la rodilla, en la punta del fémur o de la tibia.

 

Factores de riesgo del osteosarcoma de rodilla

No se conoce con presición la causa exacta (Mohseny – 2009), sin emabrgo, existen factores de riesgo que aumentan las probabilidades de desarrollar este tumor.
El riesgo es mayor en los niños:

  1. Altos
  2. Con peso corporal elevado al nacer (Mirabello – 2009).

Enfermedades que aumentan el riesgo de desarrollar osteosarcoma en la rodilla:

  1. Síndrome de Li-Fraumeni (LFS)
  2. Retinoblastoma – el 60% de las personas que padecen retinoblastoma desarrolla un osteosarcoma, debido también a la radioterapia (Hawkins – 1987)
  3. Alteraciones asociadas con el papel del factor de crecimiento insulinoide (IGF)
  4. Síndrome de Bloom
  5. Síndrome de Werner
  6. Síndorme de Rothmund-Thomson

*El síndrome de Li-Fraumeni es el síndrome más común que favorece el desarrollo de un sarcoma en los niños y provoca una mutación del gen TP53.
Este gen es el encargado de formar una proteína que regula el ciclo celular, es decir:

  1. Repara el ADN deteriorado
  2. Provoca la muerte de las células en las que no es posible reparar el ADN

El 30% de los pacientes con esta enfermedad desarrrolla un osteosarcoma en algún momento de su vida (Bougeard – 2015).

 

Signos y síntomas del osteosarcoma en la rodilla

Generalmente, el osteosarcoma se produce en los huesos largos.
Los síntomas son:

  1. Dolor en la rodilla
  2. En algunos casos, hinchazón

Los síntomas iniciales son:

  1. Dolor intermitente que empeora al realizar esfuerzos (Widhe – 2000)
  2. Dolor en las noches (raramente)
  3. Dolor que empeora al estar de pie ( Pan – 2010)

A menudo, esta formación se detecta solamente después de que el niño o el adolescente tenga un accidente.
Es importante saber que el accidente no es la causa el tumor, sino lo que hace que el médico lo descubra.
Sin embargo, en el 39% de los casos, el paciente tiene una masa palpable en la rodilla, que puede ser detectada en el primer control médico

 

Estapas del sarcoma

La subdivisión en estadios se refiere a la manera en la cual los médicos clasifican el cáncer y es fundamental para elegir el tratamiento más adecuado (Spina – 1998).
Para realizar una valoración hay que considerar el lugar en el que se encuentra el sarcoma, hay que saber si se ha difundido, creando metástasis en los linfonodos o en otras partes del cuerpo, hay que conocer las dimensiones, la velocidad de crecimiento y otros factores.

Etapas según la clasificación AJCC

Estdio Carcterísticas
IA
  • Bajo grado
  • Tamaño <8 cm
  • Sin metástasis
IB
  • Alto grado
  • Tamaño >8 cm
  • Sin metástasis
IIA
  • Alto grado
  • Tamaño <8 cm
  • Sin metástasis
IIB
  • Alto grado
  • Tamaño>8 cm
  • Sin metástasis
III
  • Cualquier grado
  • Cualquier tamaño
  • Metástasis
IVA
IVB
  • Cualquier ggrado
  • Cualquier tamaño
  • Metástasis no pulmonares

Fuente: Kundu – 2014 

 

Diagnóstico del osteosarcoma de rodilla

Un chequeo médico inicial es muy importante, sin embargo, es indispensable someterse a exámenes diagnósticos, debidoa que esta enfermedad puede ser confundida con una tendinitis.
En la etapa inicial, la radiografía no permite obeservar la masa (Taran – 2017).
Los exámenes más eficaces en este caso son:

  1. TAC
  2. Resonancia magnética

El osteosarcoma se diagnostica por medio de una biopsia.

Exámenes para detectar las posibles metástasis
La enfermedad se difunde (metastatiza) en otras partes del cuerpo, especialmente a los pulmones, y por lo tanto, el médico puede ordenar una radiografía o una TAC del tórax antes de comenzar el tratamiento (Biermann – 2012).

El médico puede solicitar un cintigrama óseo o una tomografía por emisión de positrones (PET) para detectar las metástasis en los huesos y las alteraciones en los tejidos blandos.
El coste del cintigrama es inferior al del PET y permite analizar el hueso de manera más eficaz, pero la PET permite observar detalladamente los tejidos blandos e incluye:

  1. Tórax
  2. Abdomen

Otro aspecto positivo de la PET es que puede reconocer los tumores con una mayor actividad metábolica, es decir, las neoplasias de grado más elevado (Eary – 1998).

 

Tratamiento para el osteosarcoma de rodilla

Intervención quirúrgica
El tratamiento más utilizado es una cirugía. Generalmente, el cirujano elimina el tumor junto con una parte de los tejidos alrededor de este para eliminar la formación maligna. Después, el cirujano reconstruye el miembro introduciendo:

  1. Una prótesis
  2. Injertos óseos

En algunos casos puede ser necesario realizar una amputación parcial o total del miembro.

Radioterapia 
El osteosarcoma se considea un tumor radioresistente (que no responde al tratamiento con radioterapia), sin embargo las investigaciones sobre el tratamiento local de este tumor por medio de radioterapia, son limitadas (Ritter – 2010).
Sin embargo, puede ser eficaz para los pacientes en que, tras haberse sometido a una intervención quirúrgica, aún tienen células malignas en los bordes de la masa (Friedman – 1972).

Quimioterapia
Hoy en día, el tratamiento más eficaz incluye:

  1. Quimioterapia antes de la cirugía
  2. Intervención quirúrgica
  3. Qumioterapia después de la cirugía

De esta manera, el 60-70% de los pacientes puede recuperarse sin que haya recidivas (Carrle – 2006).

Lo medicamentos recteados con mayor frecuencia son:

  1. Cisplatino (Baum, 1981)
  2. Doxorubicina
  3. Metotrexato en dosis altas

Antes de someterse a alguna intervención, se recomienda escuchar la opinión de un oncólogo ortopédico y, si es necesario, una segunda opinión.

Esperanza de vida para el paciente con osteosarcoma

  1. El 80-90% de los pacientes que se han sometido a radioterapia y/o una intervención quirúrgica desarrolla metástasis
  2. Anteriormente, solo se realizaba una intervención quirúrgica y radioterapia, sin someter a los pacientes a quimioterapia, en ese entonces la supervivencia a 5 años era del 15-20 % (Friedman – 1972)
  3. Aproximadamente en el 60% de las personas en las que no se han desarrollado metástasis, se produce una remisión del cáncer a largo plazo
  4. En los pacientes con metástasis, detectadas mediante exámenes diagnósticos, la esperanza de vida a 5 años es del 15-20%, aproximadamente (Meyers – 1993).

 

Lee también:

 

Bibliografía

  1. Pan KL, Chan WH, Chia YY. Initial symptoms and delayed diagnosis of osteosarcoma around the knee joint. J Orthop Surg (Hong Kong). 2010 Apr;18(1):55-7.
  2. Ryan A. Durfee, Maryam Mohammed, and Hue H. Luu. Review of Osteosarcoma and Current Management. Rheumatol Ther. 2016 Dec; 3(2): 221–243.
  3. Mirabello L, Troisi RJ, Savage SA. International osteosarcoma incidence patterns in children and adolescents, middle ages and elderly persons. Int J Cancer. 2009 Jul 1; 125(1):229-34.
  4. Bougeard G, et Al.Revisiting Li-Fraumeni Syndrome From TP53 Mutation Carriers. J Clin Oncol. 2015 Jul 20; 33(21):2345-52.
  5. Hawkins MM, Draper GJ, Kingston JE. Incidence of second primary tumours among childhood cancer survivors. Br J Cancer. 1987 Sep; 56(3):339-47.
  6. Shachi Jain Taran, Rakesh Taran, and Nagraj B Malipatil. Pediatric Osteosarcoma: An Updated Review. Indian J Med Paediatr Oncol. 2017 Jan-Mar; 38(1): 33–43.
  7. Mohseny AB, Szuhai K, Romeo S, Buddingh EP, Briaire-de Bruijn I, de Jong D, van Pel M, Cleton-Jansen AM, Hogendoorn PC. Osteosarcoma originates from mesenchymal stem cells in consequence of aneuploidization and genomic loss of Cdkn. J Pathol. 2009 Nov; 219(3):294-305.
  8. Spina V, Montanari N, Romagnoli R. Malignant tumors of the osteogenic matrix. Eur J Radiol. 1998 May; 27 Suppl 1():S98-109.
  9. Biermann JS, Adkins DR, Agulnik M, Benjamin RS, Brigman B, et al. NCCN guidelines version 1.2013. Bone cancer. Fort Washington: NCCN; 2012. p. 58.
  10. Eary JF, Mankoff DA. Tumor metabolic rates in sarcoma using FDG PET. J Nucl Med. 1998 Feb; 39(2):250-4.
  11. Zile Singh Kundu. Classification, imaging, biopsy and staging of osteosarcoma. Indian J Orthop. 2014 May-Jun; 48(3): 238–246.
  12. Ritter J, Bielack SS. Osteosarcoma. Ann Oncol. 2010 Oct; 21 Suppl 7():vii320-5.
  13. Kager et Al. Osteosarcoma in very young children: experience of the Cooperative Osteosarcoma Study Group. Cancer. 2010 Nov 15; 116(22):5316-24.
  14. Friedman MA, Carter SK. The therapy of osteogenic sarcoma: current status and thoughts for the future. J Surg Oncol. 1972; 4(5):482-510.
  15. Baum ES, Gaynon P, Greenberg L, Krivit W, Hammond D. Phase II trail cisplatin in refractory childhood cancer: Children’s Cancer Study Group Report. Cancer Treat Rep. 1981 Sep-Oct; 65(9-10):815-22.
  16. Dorothe Carrle and Stefan S. Bielack. Current strategies of chemotherapy in osteosarcoma. Int Orthop. 2006 Dec; 30(6): 445–451.
  17. Meyers PA, Heller G, Healey JH, Huvos A, Applewhite A, Sun M, LaQuaglia M. Osteogenic sarcoma with clinically detectable metastasis at initial presentation. J Clin Oncol. 1993 Mar; 11(3):449-53.