Periodontitis: tratamiento, prevención y remedios

Tratamiento y medicamentos para la periodontitis

El objetivo del tratamiento de la periodontitis es limpiar el espacio alrededor de los dientes y evitar daños en el hueso circundante.
La periodontitis es una enfermedad grave y no hay remedios naturales para eliminar los síntomas.
El tratamiento de este trastorno es muy difícil. Por lo general, el médico suele recetar una combinación de varios tratamientos.

Tratamientos no quirúrgicos
Si la enfermedad periodontal no es avanzada, el tratamiento consta de terapias menos invasivas, incluyendo:

Limpieza. La limpieza elimina el sarro y la placa de la superficie de los dientes y bajo las encías. Puede efectuarse con instrumental dental o por medio de un dispositivo para terapia por ultrasonidos.

Alisado radicular. El alisado radicular suaviza las superficies ásperas de la raíz  en donde se acumulan fácilmente las bacterias. De esta manera,  se evita una mayor acumulación de toxinas bacterianas y sarro.

La aplicación de láser es uno de los tratamientos no quirúrgicos de última generación.
El láser es un dispositivo que emite rayos capaces de destruir los microorganismos patógenos.

Antibióticos. El dentista puede aconsejar antibióticos tópicos u orales para combatir las infecciones bacterianas.
Entre los antibióticos tópicos se encuentran el enjuague bucal o el gel que contienen el fármaco que hay que aplicar en el espacio entre los dientes y en las encías.
Hay que hablar con el médico antes de tomar la medicación durante el embarazo.

 

Cirugía para la periodontitis

En caso de periodontitis avanzada, el tejido gingival puede no responder a tratamientos no quirúrgicos y una buena higiene bucal, entonces puede ser necesaria una operación, por ejemplo:

Reducción de la bolsa periodontal
En esta cirugía, el periodoncista hace pequeñas incisiones en la encía y la eleva hacia atrás, exponiendo las raíces para una limpieza más efectiva.
Dado que la periodontitis a menudo causa la pérdida de hueso, el hueso subyacente puede ser modelado aplanando las irregularidades de la superficie. Después, el cirujano sutura el tejido de la encía de manera que se adapte perfectamente al diente.

Esta cirugía reduce el espacio entre la encía y el diente y, por lo tanto disminuye:

  • Las zonas en la que pueden proliferar las bacterias dañinas
  • La posibilidad de desarrollar problemas graves de salud, causados por la periodontitis.

Después de la cirugía, es más fácil limpiar estas zonas y mantener el tejido gingival sano.

¿Cuánto tiempo se requiere para recuperar la mordedura normal?
Si la cirugía ha sido exitosa, el tiempo de recuperación puede ser de unos pocos días o una semana.

Injertos de tejido blando. Cuando se pierde el tejido de las encías por la enfermedad periodontal, las encías se retraen.
Puede ser necesario fortalecer el tejido dañado. Esto se puede hacer mediante la eliminación de una pequeña cantidad de tejido de la boca u otra área.
Este procedimiento puede ayudar a:

  1. Reducir aún más la recesión de las encías
  2. Cubrir las raíces expuestas
  3. Mejorar la apariencia de los dientes

El injerto de tejido blando se elige especialmente en caso de periodontitis vertical, mientras que se prefiere un injerto de hueso si la enfermedad ha tenido un desarrollo horizontal.

Injerto óseo. Este procedimiento se realiza cuando la periodontitis ha destruido el hueso que rodea la raíz del diente.
El injerto puede ser de varios tipos:

  • Compuesto por pequeños fragmentos de hueso del paciente mismo
  • Sintético
  • De un donante

El injerto de hueso ayuda a prevenir la pérdida de dientes. También sirve como una plataforma para el nuevo crecimiento del hueso natural.

Regeneración tisular guiada. Esto permite el nuevo crecimiento del hueso que ha sido destruido por las bacterias.
El dentista inserta un trozo de tejido biocompatible entre el diente y el hueso existente. Por lo general, se realiza junto con una cirugía para reducir el tamaño de la bolsa periodontal.
El material impide la entrada de cuerpos extraños en la zona operada, lo que permite que el hueso crezca.

Aplicación de derivados de la matriz del esmalte
Otra técnica consiste en la aplicación de un gel especial que se inserta en la raíz del diente enfermo. Este gel contiene las mismas proteínas del esmalte que se encuentran en el diente que se está desarrollando y estimulan el crecimiento del hueso sano.

 

Prevención de la periodontitis

Tener una buena higiene dental es la mejor manera, y la más económica,  de prevenir esta enfermedad de las encías.
Cepillarse los dientes dos veces al día es esencial para mantener una buena salud dental.
También se puede utilizar la pasta de dientes para mantener bajo control el sarro y evitar así que se acumule
Incluso el enjuague bucal recetado por el médico puede ayudar a reducir las bacterias en la boca.

 

Gingivitis ulcerosa necrotizante aguda

La enfermedad llamada “boca de trinchera” es una infección grave de las encías que se caracterizan por sangrado doloroso, inflamación y úlceras.
Provoca mucho dolor y molestias.
Otro nombre de esta enfermedad es la angina de Vincent.
Es un tipo poco común de la enfermedad periodontal. Los adultos menores de 35 años tienen un mayor riesgo de padecer este problema.

Periodontitis, tratamiento, causas

Causas de la gingivitis ulcerosa necrotizante
Básicamente, esta enfermedad está causada por una infección bacteriana. En situaciones normales, los diferentes tipos de microorganismos (incluyendo las bacterias) están presentes en la boca, pero no causan ningún daño a los dientes ni a las encías.
Esto se debe a que hay un equilibrio adecuado entre las bacterias buenas y malas. Sin embargo, cuando hay un crecimiento abundante de bacterias dañinas en la boca, comienzan a atacar las encías y causan una infección.

Por consiguiente, se dañan los tejidos blandos de la encía que soportan los dientes.
En el peor de los casos, también pueden causar la formación de úlceras en las encías.
Los principales factores responsables de este tipo de crecimiento incontrolado de las bacterias que causan la enfermedad son:

  • Falta de una correcta higiene bucal
  • Deficiencia nutricional
  • Estrés mental
  • Tabaco

Por lo general, las personas afectadas por el SIDA desarrollan esta enfermedad.

Síntomas de la gingivitis ulcerosa necrotizante
Los signos iniciales de la gingivitis ulcerosa necrosante aguda son el mal aliento y mal sabor en la boca.
Inicialmente, estos síntomas no causan ningún tipo de molestia, por lo tanto, suelen ser ignorados.
Después, de repente se manifiestan los síntomas más graves:

Dolor Intenso  en las encías. Este dolor empeora al comer.
Las encías se hinchan y se enrojecen y la presión puede provocar una hemorragia abundante. Las encías pueden sangrar durante el cepillado.
El paciente puede tener fiebre, y los ganglios linfáticos del cuello agrandados.

ganglios-linfáticos-de-la-cabeza-y-del-cuelloPuede aparecer una capa de color grisáceo en la superficie de las encías.
Esto es una indicación de una caries en los tejidos gingivales.
Las úlceras causadas por esta enfermedad pueden identificarse con llagas dolorosas con forma de cráter que se forman especialmente en las encías o entre los dientes.
En algunas personas, la infección puede causar inflamación de los ganglios linfáticos de la cabeza, el cuello o la mandíbula.

 

Infección en la mandíbula

La infección en la mandíbula puede ser debida a bacterias u hongos.

¿Cómo se infecta la mandíbula?
Como ya se ha mencionado, la periodontitis no tratada puede causar una infección del hueso.
La periodontitis se caracteriza por la infección grave de las encías.
La infección destruye el tejido blando y el hueso que soporta los dientes.
Si no se trata, la infección puede llegar a la mandíbula por el torrente sanguíneo.

Entre las causas también se encuentran las intervenciones del dentista como la desvitalización, extracción del diente o eliminación de las muelas del juicio. En este caso las bacterias pueden avanzar hacia el hueso de la mandíbula a través de la zona operada.

Una caries, un astillamiento o incluso una pequeña grieta en un diente puede facilitar que las bacterias invadan el interior del diente llegando hasta la raíz, en donde causan la infección.
Después, esta infección causa hinchazón e inflamación provocando la formación de pus.
Con el tiempo, el pus se acumula formando un absceso dental.
Sin no se realiza un tratamiento, la infección del absceso se extiende hasta la mandíbula.

 

Pérdida del hueso en la mandíbula

Tratamiento para la periodontitis, etapas-tratamiento-para-la-periodontitisLa pérdida de hueso de la mandíbula es un síntoma irreversible de las enfermedades periodontales.

Se sabe que los dientes están firmemente colocados en sus cavidades.
¿Qué mantiene los dientes en la cavidad? (independientemente de la cantidad de fuerza que se aplica)
Es una combinación de dos cosas: las fibras periodontales que unen el diente al hueso y la densidad ósea de la mandíbula.
A medida que se envejece y se descuida la salud dental, se producen muchos cambios en la cavidad oral.
Para empezar, la placa y el sarro que se acumula alrededor de los dientes deteriora en primero encías causando muchas enfermedades gingivales. Después, estas enfermedades se difunden  hasta llegar a la mandíbula, provocando enfermedades periodontales y pérdida ósea en la mandíbula.

Causas de la pérdida de hueso mandibular
Como se ha comentado anteriormente, una de las principales causas de la pérdida de masa ósea en la mandíbula son las enfermedades periodontales.
La gingivitis sin tratar (inflamación de las encías) avanza hacia al hueso subyacente.
A veces, la pérdida de hueso puede ocurrir en caso de pulpitis que provoca necrosis de la pulpa.
Por consiguiente se puede producir un absceso del diente.
En esta enfermedad hay una destrucción del hueso periapical, que es el hueso presente cerca de la punta de la raíz del diente.

A veces una infección aislada de la mandíbula puede causar pérdida ósea, también puede haber una pérdida severa del hueso de la mandíbula sin razón, esto se conoce como periodontitis ulcerativa necrotizante aguda.
En estos casos (a pesar de que la persona tenga una higiene bucal adecuada) se produce una pérdida gradual y la degradación de los huesos.

 

Remedios naturales para la periodontitis

No hay remedios naturales para la periodontitis, pero se puede prevenir gracias a las vitaminas, especialmente la vitamina C, que favorece la salud de las encías y la vitamina D, que ayuda a evitar la osteoporosis.
Una dieta sana, sin leche y productos lácteos es esencial para la salud de los huesos.

 

Periodontitis: clasificación, causas y síntomas

 

Bibliografía

Roberta Santos Domingues. Influence of combined oral contraceptives on the periodontal conditionJ Appl Oral Sci. 2012 Mar-Apr; 20(2): 253–259.