Pitiriasis rosada de Gibert: tipos, causas y síntomas

La pitiriasis rosada (o pytiriasis rosea) de Gibert es una erupción cutánea que empieza generalmente como una gran mácula (mancha) circular u oval con bordes en relieve en:

  • Pecho
  • Abdomen
  • Espalda

La mácula, o mancha madre, de la pitiriasis rosada puede tener un tamaño de hasta 10 centímetros.

Después de 1-2 semanas, se forma una erupción cutánea extendida con lesiones cutáneas más pequeñas (manchas hijas) que:

  • Se originan desde el centro del cuerpo
  • Se extienden adquiriendo una forma similar a ramas de pino caídas

 

Tipos de pitiriasis rosada

  1. Pitiriasis rosada gigante: afecta a la boca, las uñas, los genitales y el cuero cabelludo, pero tiene las características de la enfermedad clásica.
  2. Pitiriasis circinada y marginada de Vidal: se caracteriza por manchas rojas más grandes, distantes entre sí y menos numerosas. Este tipo de pitiriasis puede durar varios meses.
  3. Pitiriasis rosada vesicular: se observa con mayor frecuencia en jóvenes negros.
  4. Pitiriasis rosada urticariana: se manifiesta junto a la urticaria.

 

Causas de la pitiriasis rosada de Gibert

Los médicos desconocen las causas de la pitiriasis rosada. Algunos creen que es infecciosa y que está causada por el Herpes virus de tipo 6 y 7, pero todavía no se ha demostrado científicamente esta teoría.
Aunque la pitiriasis rosada puede afectar a las personas de cualquier raza y edad, es más probable que aparezca en personas de entre 10 y 40 años y en mujeres embarazadas.
Suele ser más frecuente en:

  • Primavera
  • Otoño

 

Síntomas de la pitiriasis rosada

Los síntomas de la pitiriasis rosada suelen pasar por tres fases distintas. Sin embargo, existe una forma atípica de la enfermedad en la que no se presenta la primera o la segunda etapa, que se describen a continuación.

Síntomas iniciales
Algunas personas con pitiriasis rosada presentan algunos síntomas iniciales un par de días o una semana antes del comienzo de la erupción cutánea.
Entre éstos se encuentran:

  1. Fiebre (raramente)
  2. Náuseas
  3. Pérdida de apetito
  4. Dolor de cabeza
  5. Dolores articulares (raramente)
  6. Dolor de garganta
  7. Sensación de malestar general
  8. Ganglios linfáticos inflamados (raramente)

Por lo general, estos síntomas desaparecen con el tiempo y la enfermedad pasa a la etapa de erupción cutánea.

Segunda fase: la placa heráldica
Por lo general, la siguiente etapa de la enfermedad es la aparición de una mancha roja y ovalada de piel escamosa, que crece durante unos días.
El borde de la mancha es:

  • Delimitados
  • Un poco escamosos

En el centro de la piel:

  • Se observa una escamación leve
  • Tiene un color similar al del resto de la piel

Esta erupción cutánea se denomina mancha madre o medallón de Gibert.
Tiene un tamaño variable de 2 a 10 cm.
La mancha aparece generalmente en:

  • Tronco (abdomen, pecho y espalda)
  • Cuello

En raras ocasiones, la mácula de la pitiriasis rosada de Gibert aparece en:

  • Cara
  • Cuero cabelludo
  • Zona genital
pitiriasis-rosada

Pitiriasis rosada

Tercera fase: erupción cutánea secundaria
Generalmente, una erupción cutánea secundaria:

  • Se produce a los pocos días de la aparición de la mancha inicial,
  • Puede continuar extendiéndose durante las dos-seis semanas siguientes.

La erupción cutánea consta de pequeñas manchas en relieve que suelen tener un tamaño de entre 1-2 cm.
La mayoría de las personas desarrollan más manchas en:

  • Tronco
  • Cuello
  • Brazos
  • Parte superior de los muslos

Generalmente la cara no se ve afectada.
En las personas de:

  • Piel clara, las pápulas son de color rosado-rojizo
  • Piel oscura, la erupción cutánea puede ser de color gris, marrón o negro

Por lo general, las pápulas forman una figura simétrica:

  • Similar a un árbol de Navidad en la parte superior de la espalda, de hecho, las manchas son de forma ovalada como las ramas de un árbol
  • En forma de “V” en el pecho

La erupción secundaria no es dolorosa, pero puede provocar picor en la piel.
El picor puede ser leve o grave.
Suele agravarse:

 

Pitiriasis rosada por infección viral

La causa de la enfermedad es una infección viral.
El virus ha sido identificado recientemente en la familia del herpesvirus.
Los niños y jóvenes son más propensos a padecer esta enfermedad por razones desconocidas.
La pitiriasis rosada no parece ser contagiosa, pero si un miembro de la familia padece esta enfermedad, se aconseja que los demás miembros cuiden su higiene personal para estar más tranquilos.

Artículos Relacionados: