Placa y sarro: causas, factores de riesgo y consecuencias

placa, sarro

La placa es un biofilm (biopelícula) suave y sin color formada por las bacterias en la boca.
Las bacterias responsables de la creación de la placa son especialmente el Streptococcus mutans y el Streptococcus sobrinus.
La acumulación de placa puede prevenirse con:

  1. Una buena higiene oral (cepillado los dientes regular y utilizo de hilo dental)
  2. Una dieta saludable baja en azúcar
  3. Bebiendo muchos líquidos

Es relativamente fácil eliminar la placa mediante el cepillado y utilizando adecuadamente el hilo dental todos los días.
Si la placa no se elimina y se acumula en los dientes, después de unos días se endurece y se forma el sarro.
El sarro se compone placa endurecida con sales de fosfato de calcio.

Dientes, sonrisa, placa

E sarro se adhiere fuertemente a los dientes y cubre el diente formando una capa dura como el cemento con una superficie áspera.
Esta superficie áspera es un medio ideal para la formación de otra placa y sarro. Normalmente se acumula alrededor de la base de los dientes, bajo los bordes de las encías y más abajo en la ranura, el espacio entre dos dientes o las encías.

Cuando se forma el sarro, es demasiado duro y se adhiere con mucha fuerza al diente, por lo tanto, no el posible eliminarlo con un cepillo de dientes.
El tratamiento convencional para la eliminación del sarro es la limpieza dental que se realiza mediante instrumentos afilados específicos.
El sarro es de color amarillento o marrón.
La placa y el sarro se forman especialmente en las zonas cercanas a las glándulas salivales, es decir en los incisivos inferiores o molares superiores.

 

¿Qué efectos tiene el sarro en los dientes y las encías?

Cuando se forma el sarro, puede ser más difícil cepillarse los dientes y utilizar el hilo dental de manera adecuada.
Hay una mayor predisposición a que se deteriore el esmalte de los dientes, debido a los ácidos liberados por las bacterias en la boca.
Esto provoca caries, que es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo.
El sarro que se desarrolla por encima del borde gingival puede irritar y dañar las encías.
Con el tiempo se puede desarrollar una enfermedad gingival progresiva, que puede tener consecuencias graves si no es tratada. La forma más leve de la enfermedad de las encías se llama gingivitis.
Esta es la fase inicial de inflamación de la encía debida a la presencia de placa y saro en los dientes.
Generalmente se puede detener y revertir la gingivitis gracias a:

  • Cepillado dental minucioso
  • Uso de hilo dental
  • Limpieza dental con regularidad

Enfermedad de las encías

Si el sarro no se elimina y la gingivitis no es tratada, puede convertirse en una forma más grave de la enfermedad periodontal llamada periodontitis, en la que se forman bolsas entre el diente y la encía.
Estas bolsas se infectan a causa de la placa subgingival.
Las bacterias, pueden provocar daños en los huesos y en otros tejidos que mantienen los dientes en su lugar.
Eventualmente, esto puede provocar la caída del diente y la degradación del hueso.
Además, estudios han demostrado que las personas con periodontitis pueden desarrollar enfermedades cardiacas y otras enfermedades.

La placa también puede formarse en las encías de los niños, incluso si tienen dientes de leche. Por lo tanto los padres también deben cepillar bien los dientes de los niños de 2-3 años para prevenir la formación de caries y otras enfermedades dentales.
Los niños y los adultos con aparato e ortodoncia (fijo o removible) tienen más dificultad para eliminar la placa y sarro.

 

Causas y factores de riesgo del sarro

  • Carbohidratos y azúcar – Cuando se comen y se beben alimentos dulces y carbohidratos refinados (hechos con harina, azúcar, etc.).
  • Mala higiene dental. Cuando no se cepillan los dientes o no se utiliza el hilo dental se facilita la acumulación de bacterias entre los dientes.
  • Deshidratación o falta de saliva.
  • Tabaquismo
  • Diabetes (Machado D et al – 2017).

 

Consecuencias de la placa y el sarro

  • Enfermedades gingivales. Puede inflamar e irritar las encías, causar infección de las encías y recesión gingival.
  • Caries dentales. El sarro crea una la superificie ideal para la formación de más placa y sarro, favorece la formación de caries.
  • Halitosis. Los restos de comida que quedan atrapados en el sarro provocan mal aliento. Las bacterias que se multiplican entre los dientes y las encías pueden causar enfermedades cardiovasculares.
  • Manchas en el esmalte de los dientes.

Las bacterias y las levaduras (hongos) que provocan la lengua blanca no causan sarro y placa.

 

 

Sarro: tratamiento, prevención y remedios