Placas en la garganta: diagnóstico, tratamiento y remedios

Diagnóstico de las placas en la garganta

Para determinar el origen de las placas blancas en la garganta, el médico debe:

  • Evaluar el historial clínico y los factores de riesgo
  • Observar la garganta

En caso de dudas, puede recomendar la realización de un exudado faríngeo.

Este examen se realiza tomando una muestra de las secreciones de la boca.

Se frota un hisopo de algodón esterilizado en la parte posterior de la garganta y de las amígdalas. A continuación, se analiza el hisopo de algodón con un microscopio para identificar los gérmenes responsables.

Si la prueba para el estreptococo es negativa, las placas pueden tener su origen en:

  • Otra bacteria (por ejemplo, el gonococo)
  • Mononucleosis (virus de Epstein Barr)
  • Otra enfermedad, por lo que se requieren otros exámenes

 

¿Cómo curarlas? Tratamiento y fármacos para las placas en la garganta

Si el origen de las manchas blancas es la candidiasis, el médico suele recetar fármacos antimicóticos, tales como itraconazol (Sporanox), que se puede administrar por vía tópica u oral.

En caso de herpes labial, el uso de medicamentos antivirales reduce los síntomas de forma considerable.
Sin embargo, es importante una hidratación correcta para mantener abiertas las vías respiratorias.

En caso de cálculos amigdalinos, es importante eliminar los cálculos con métodos naturales o mediante una intervención quirúrgica.

En caso de mononucleosis, los médicos suelen recomendar reposo absoluto durante un par de semanas antes de volver a las actividades habituales.
El riesgo es el engrosamiento del bazo y su ruptura si se realizan actividades que pueden empeorar la enfermedad.

Si las placas se presentan con fiebre, los fármacos recomendados son:

  • Paracetamol (Efferalgan)
  • AINEs, como por ejemplo el ibuprofeno (Neobrufen)

 

Placas en la garganta por infección durante el embarazo o la lactancia

Dado que algunos medicamentos no son seguros durante el embarazo, la infección de la garganta en las mujeres embarazadas debe tratarse con cuidado.

El médico puede recomendar la realización de un exudado faríngeo para comprobar si la infección tiene origen en el estreptococo.
Si los resultados confirman la presencia de bacterias, los antibióticos son el primer tratamiento.
Sin embargo, muchas personas sufren de faringitis viral, cuyo tratamiento no requiere antibióticos.
La faringitis viral desaparece por sí sola al cabo de una o dos semanas.

Si origen de la amigdalitis es un virus, se puede tratar con simples remedios caseros.

¿Qué antibióticos se deben tomar para la faringitis y la amigdalitis? ¿Durante cuántos días?
Si la enfermedad tiene origen en el estreptococo, el médico suele recomendar un tratamiento con antibióticos, tales como la penicilina (por ejemplo, Benzetacil).

Si el paciente es alérgico a la penicilina, el médico recomienda un antibiótico alternativo, por ejemplo la azitromicina (Zitromax).

La amoxicilina (Augmentine) pertenece al mismo grupo de la penicilina y con frecuencia se recomienda para los niños, ya que se encuentra en forma de tabletas masticables.
La duración del tratamiento de antibióticos para la amigdalitis es de 7 a 10 días.

En caso de amigdalitis recurrente, la solución definitiva es la intervención quirúrgica para extirpar las amígdalas.

Los antibióticos reducen la intensidad de los síntomas y el riesgo de complicaciones, pero el organismo tarda algunos días en eliminar las manchas blancas.

Antiinflamatorios y analgésicos
Si las placas son persistentes (no desaparecen con otros fármacos), el médico puede recomendar el uso de corticoides como la betametasona (Celestone). En este caso, se deben considerar los efectos secundarios de la cortisona.

 

Remedios naturales para las placas en la gargantaPlacas en la garganta

Reposo
Puesto que la infección de la garganta es contagiosa, es necesario descansar y no asistir a la escuela o al trabajo.

Hidratación
Beber agua ayuda a que las personas permanezcan hidratadas, en caso de que las placas se presenten con fiebre alta las personas pueden perder muchos líquidos a través del sudor.

Hacer gárgaras con agua tibia y salada puede reducir el dolor de garganta ya que la sal tiene propiedades antibacterianas.
Cuando entra en contacto con las bacterias, el agua salada absorbe el líquido de estos microorganismos obligándolos a salir a través de la membrana celular.
Por consiguiente, las bacterias mueren.

Se debe diluir una cucharadilla de sal en un vaso de agua tibia y realizar las gárgaras dos veces al día:

  • Por la mañana
  • Por la noche

También se pueden hacer gárgaras con:

  • Coca cola, algunos médicos recomiendan realizar gárgaras con Coca-Cola para eliminar las placas en las amígdalas.
  • Zumo de limón, es suficiente añadirle el zumo de medio limón a un vaso de agua tibia. El limón tiene excelentes propiedades desinfectantes para la boca.
  • Propóleo, se deben diluir 10 gotas de tintura de propóleo en una taza de agua tibia. Después de haber realizado las gárgaras se puede beber la mezcla. El propóleo es un antibacteriano natural y es eficaz contra las infecciones del aparato respiratorio. Existen atomizadores que permiten aplicar la mezcla directamente en la garganta.
  • Infusión de jengibre, hay que hervir el agua y añadir 3 o 4 rodajas de jengibre fresco. Dejar en infusión durante 10 minutos. También se puede añadir una rodaja de limón y una cucharadilla de miel.

 

Alimentación para combatir las placas en la garganta

En cuanto a la dieta, se deben evitar los alimentos calientes y picantes, patatas fritas y alimentos ácidos tales como la salsa de tomate, ya que pueden irritar la garganta.
El helado puede aliviar el dolor, pero no es un tratamiento, sino todo lo contrario ya que contiene azúcar y leche, por lo tanto favorece el desarrollo de infecciones.

Según el higienismo (un tipo de medicina natural) se recomienda una dieta ligera a base de alimentos que se digieren rápidamente:

  • Verduras crudas: especialmente las verdes y las crucíferas
  • Fruta madura de temporada
  • Fruta de cáscara (almendras, pistachos, nueces, avellanas, etc.) en pequeñas cantidades
  • Patatas

Si la persona no tiene apetito, es mejor no comer. De esta manera el cuerpo no desperdicia energía para digerir la comida y, por lo tanto, puede concentrarse en combatir la infección.

Es necesario dejar de fumar, ya que el fumar empeora las manchas en la garganta y aumenta el riesgo de complicaciones.

¿Es mejor el calor o el frío para las placas en la garganta?
En caso de infección, el primer día es mejor beber bebidas frescas (no frías). Sin embargo, cuando la inflamación deja de ser aguda, el calor ayuda al organismo a combatir las bacterias y los virus.

 

¿Cuánto tiempo tardan en curarse las placas en la garganta?

En caso de infección viral, el tiempo de curación es de 5 a 6 días.
Las placas originadas por bacterias pueden tardar 3-4 días en desaparecer, pero los demás síntomas pueden prolongarse durante una semana.

 

Placas en la garganta: causas, síntomas y complicaciones