Placas en la garganta: causas, síntomas y complicaciones

Las placas en la garganta suelen ser un síntoma de una infección en la garganta.
No son peligrosas, pero pueden provocar molestias, especialmente si van acompañadas de:

La presencia de placas blancas y material purulento en las amígdalas indica amigdalitis.

En algunos casos, esta capa blanca en la boca puede avergonzar a las personas, ya que está formada por bacterias que provocan mal aliento.

 

Causas de placas en la garganta

Candidiasis oral o muguet
Una de las causas más frecuentes de la presencia de manchas blancas en la garganta es la candidiasis bucal.
Se trata de una infección por levadura (hongo) que afecta a la cavidad oral, especialmente a:

En los casos más graves se puede propagar al esófago y a la garganta, dando lugar a una capa blanca.
Con frecuencia, la candidiasis oral afecta a personas con el sistema inmunitario debilitado, como por ejemplo las que padecen SIDA.

Por lo general, la candidiasis se presenta sin fiebre.
Entre los síntomas de candidiasis oral, se encuentran:

  • Dolor de garganta
  • Ardor en la boca
  • Dificultad para comer alimentos picantes
  • Mal aliento
  • Pérdida del sentido del gusto

Herpes labial
Los virus del herpes de tipo 1 y 2 afectan a las mucosas del cuerpo, por lo tanto, esta enfermedad puede aparecer en:

  • Boca (lengua, paladar, mejillas y encías)
  • Órganos genitales de la mujer y del hombre

Las personas con el sistema inmunitario debilitado son más propensas a sufrir herpes labial.
Cuado el herpes aparece en la boca, se forman pequeñas ampollas blancas o rojizas que al romperse dejan costras dolorosas en la garganta.
Las personas con herpes labial también pueden experimentar:

  1. Fiebre
  2. Malestar
  3. Dificultad para comer y tragar los alimentos
  4. Ardor en la boca
  5. Dificultad para respirar (en raras ocasiones)

Mononucleosis
La mononucleosis es una enfermedad caracterizada por una sensación de cansancio intenso que puede durar desde unas pocas semanas hasta un mes.
Otros síntomas posibles son:

Leucoplasia
Esta enfermedad se considera una etapa primitiva o precancerosa que puede convertirse en un tumor maligno.
Entre las causas más comunes de la leucoplasia, o leucoplaquia, se encuentran:

  • Tabaquismo o la masticación de tabaco
  • Consumo de alcohol

La leucoplasia se caracteriza por manchas blancas que aparecen en:

  • Parte posterior de la garganta
  • Alrededor de la lengua
  • Interior de la mejilla

Difteria
La difteria es una enfermedad bacteriana contagiosa que provoca una inflamación grave de:

Entre los síntomas de la difteria se encuentran:

Dolor de garganta
Este trastorno tiene su origen en enfermedades infecciosas y provoca la formación de placas blancas en las amígdalas, a veces acompañadas de material purulento.
La faringitis estreptocócica provoca:

 

Manchas blancas en las amígdalas

Faringitis
Se trata de una infección que afecta a la faringe, es decir la parte de la garganta que:

  • Comienza en las amígdalas
  • Termina en la laringe (cuerdas vocales)

La faringitis puede ser:

  • Viral
  • Bacteriana
  • Fúngica

Sin embargo, en la mayoría de los casos tiene su origen en virus que provocan:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de garganta
  • Dificultad durante la deglución

En caso de faringitis bacteriana, la inflamación puede afectar a la faringe y a las amígdalas.

Cálculos amigdalinos
Los cálculos amigdalinos, o tonsilolitos, están causados por la acumulación de calcio en la cavidad de las amígdalas y esto provoca la formación de manchas blancas.
Si los cálculos son grandes pueden infectarse provocando dificultad para hablar y deglutir.

Amigdalitis
La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas. Si la amigdalitis está causada por una bacteria, pueden formarse manchas blancas.
Además, puede originar otros síntomas, como por ejemplo:

  1. Debilidad
  2. Dolor de cabeza
  3. Fiebre alta
  4. En los niños puede provocar náuseas, vómito y erupciones cutáneas en los pliegues de la piel (por ejemplo, en las axilas)
  5. Molestias al comer

Una infección bacteriana persistente también puede provocar agujeros en las amígdalas conocidos como criptas de las amígdalas.
Se recomienda seguir una dieta líquida en caso de dificultad durante la deglución.

 

Síntomas de las placas en la garganta

  1. Dolor de garganta repentino y grave
  2. Úvula y lengua blancas
  3. Amígdalas hinchadas y enrojecidas
  4. Dolor de oídos, si la infección se extiende hasta el oído provoca otitis
  5. Dolor de cabeza
  6. Debilidad y cansancio
  7. Dificultad para tragar, la inflamación de la garganta dificulta el paso de la comida
  8. Inflamación de la garganta
  9. Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, es una reacción normal del cuerpo contra las infecciones
  10. Fiebre, en caso de infección
  11. Dolor articular, si el paciente sufre de gripe estacional
  12. Sudoración excesiva, si el paciente también padece gripe y fiebre alta
  13. Pérdida del apetito, la inflamación de la garganta provoca dolor al deglutir la comida
  14. Tos seca o productiva, generalmente causada por la irritación de las vías respiratorias
  15. Náusea, si el paciente tiene una infección por estreptococo (especialmente en los niños)
  16. Dificultad para respirar, la garganta inflamada dificulta el paso de aire
  17. Picor o prurito en la garganta, debido a la inflamación

¿Las placas son contagiosas?
Si un niño sufre de amigdalitis u otra enfermedad infecciosa puede transmitir microbios o virus a otras personas.
Se requiere por lo menos 2 días de tratamiento antibiótico antes de regresar a la escuela.

 

Complicaciones de las placas en la garganta

Si no se tratan adecuadamente, las placas en la garganta pueden:

  • Empeorar la infección
  • Propagarse a otras partes del cuerpo

La hinchazón de las amígdalas puede obstruir la respiración.
La falta de tratamiento puede predisponer al paciente a una infección de:

  • Oído (otitis)
  • Senos paranasales (sinusitis),
  • Válvulas cardíacas (endocarditis infecciosa)

Raramente, también puede provocar trastornos renales, como por ejemplo la glomerulonefritis.

 

Placas en la garganta: diagnóstico, tratamiento y remedios