Pólipos nasales: diagnóstico, tratamiento y pronóstico

¿Cómo se reconocen? El diagnóstico de los pólipos nasales

Si los pólipos nasales están situados cerca de las narices, se pueden detectar fácilmente apuntando una simple luz a la nariz.
Sin embargo, para encontrar los pólipos más profundos en el interior de las cavidades nasales o en uno de los senos paranasales se necesitan más pruebas.

Las pruebas de diagnóstico por imagen se efectúan con una endoscopia en el departamento del hospital de otorrinolaringología.
Con la rinoscopia frontal se identificar pólipos visibles, pero para aquellos profundos se necesita una tomografía computarizada (TAC).
En esta prueba, la poliposis nasal se muestra como un área opaca o no transparente entre las paredes de los senos paranasales y de las vías nasales.
Las pruebas cutáneas de alergias se utilizan para detectar una posible alergia que explique los síntomas del paciente: se pincha la piel con pequeñas cantidades de sustancias que se conocen por ser entre las causas más frecuentes de alergia.
La prueba es positiva si la piel del paciente reacciona a una o más de estas sustancias.

Los pólipos nasales suelen no encontrarse en los niños, excepto en los niños que sufren de fibrosis quística, en los que los pulmones y el sistema digestivo se obstruyen por la presencia de moco espeso y pegajoso. Por lo tanto, si a un niño se le diagnostican pólipos nasales, se recomienda hacer las pruebas para la fibrosis quística.

 

¿Qué hacer? ¿Cuál es el tratamiento para los pólipos nasales?

Los medicamentos son la primera opción de tratamiento.
Es difícil que la sinusitis crónica sane completamente, con o sin pólipos: el médico se centra en los factores de riesgo (como alergias) que causan la inflamación crónica.

El tratamiento de los pólipos nasales empieza con medicamentos, que pueden reducir el tamaño o incluso eliminar pólipos de gran tamaño.
El médico puede recetar:
Espráis de cortisona – Los espráis reducen la inflamación y el tamaño de los pólipos, a veces los eliminan por completo. Los corticosteroides nasales incluyen Fluticasona (Flixonase y Flixotide®), la Budesonida (Budena), la flunisolida, la Mometasona (Nasonex), Triamcinolona (Nasacort) y beclometasona (Beclo Asma y Becotide).
Corticoesteroides orales y parenterales – Si la cortisona nasal no es eficaz, el uso de un corticosteroides oral, como la Prednisona, sola o en combinación con un espray nasal. Dado que los corticosteroides orales pueden causar efectos secundarios graves, se suelen dar sólo durante un corto período, mientras que los corticosteroides que se administran por vía parenteral se utilizan si los pólipos nasales son graves.
Otros fármacos – El médico también prescribe medicamentos para tratar las enfermedades que causan la inflamación crónica de la nariz o de los senos paranasales, como, por ejemplo, los antihistamínicos contra las alergias, o los antibióticos para tratar una infección crónica o recurrente.
Las mujeres embarazadas deben consultar con su médico antes de tomar medicamentos.

El tratamiento continuo con el espray nasal o con los corticoesteroides orales disminuye la resistencia a la infección de la mucosa nasal.

pólipos-nasales

¿Cuándo hay que operar para los pólipos nasales?

Si el tratamiento farmacológico no reduce o elimina los pólipos nasales, es necesario intervenir con la cirugía endoscópica: el tratamiento quirúrgico para extirpar los pólipos y para corregir las patologías que predisponen al paciente a la inflamación y a los pólipos nasales.
La operación no representa una solución definitiva, ya que a menudo se observan recaídas.

Intervención quirúrgica
La cirugía endoscópica se realiza generalmente como un procedimiento ambulatorio: el cirujano inserta un pequeño tubo con una lupa o con una pequeña cámara en la nariz y lo guía hasta los senos paranasales, donde, con los instrumentos quirúrgicos, elimina los pólipos y los otros obstáculos que bloquean el flujo de los fluidos hacia el exterior.
Esta cirugía puede realizarse con anestesia local o general.

Por lo general, la cirugía endoscópica se realiza de forma ambulatoria.
Para eliminar los pólipos, el cirujano puede efectuar una polipectomía endonasal con el láser que consiste en la eliminación selectiva de los pólipos con un aparato láser adrede.
Esta intervención se realiza con anestesia local y sedación.
Alternativamente, el cirujano puede ampliar las aberturas que conducen de los senos paranasales a las cavidades nasales del paciente.

Remedios naturales
Entre los tratamientos naturales, la acupuntura es una terapia útil, ya que puede reducir la congestión nasal y mejorar la circulación del aire.

 

¿Cuál es el pronóstico para los pólipos nasales?

El tiempo de recuperación para el tratamiento quirúrgico son entre 1 y 3 semanas.
La mayoría de los síntomas mejora significativamente, sin embargo, puede producirse una pérdida parcial de la sensibilidad olfativa.

Los pacientes pueden padecer congestión nasal y sangrado de la nariz durante los primeros 2-3 días después de la cirugía.
El médico puede prescribir analgésicos y antibióticos para aliviar el dolor post-operatorio y para disminuir el riesgo de infección.

El efecto de los fármacos anestésicos permanece en los durante aproximadamente un día, por eso se hay que adoptar medidas cautelares, como:

  • No conducir durante 24-48 horas después de la cirugía
  • No sonarse la nariz
  • No fumar
  • No beber alcohol

Después de la intervención quirúrgica, se tamponan las heridas que sangran en las cavidades nasales con gasas y vendajes. Es importante cambiar regularmente estos apósitos.

Después de remover los vendajes, se lavan las cavidades nasales con una solución fisiológica; esto sirve para eliminar los restos o los coágulos de sangre que se depositan en la superficie de las mucosas. De esta manera, se reduce el riesgo de infecciones y se facilita la curación de las heridas quirúrgicas.

Los tejidos internos de la nariz permanecen hinchados durante las primeras semanas, pero no hay que preocuparse, ya que es una reacción normal del cuerpo.
La hemorragia es una de las complicaciones más graves de estas operaciones quirúrgicas; cuando ocurren es necesario acudir inmediatamente al médico.

A pesar de la cirugía, los pólipos nasales pueden volver a crecer en hasta el 10% de los pacientes que tienen un problema nasal crónico.

 

Pólipos nasales: causas y síntomas