Proctitis ulcerosa y actínica: causas y síntomas

La proctitis es una inflamación del ano y del recto.

El recto es un tubo muscular unido a la parte final del colon. Las heces se desplazan a través del recto para salir del cuerpo.
La proctitis puede ser:

  • De corta duración (aguda);
  • Prolongada (crónica).

Proctitis ulcerosa
La proctitis ulcerosa es similar a la colitis ulcerosa, una afección inflamatoria y crónica del intestino.
Se caracteriza por pequeñas ulceraciones en las paredes internas de la mucosa del intestino grueso, pero que no penetran en las paredes musculares del intestino.
En caso de proctitis, la inflamación se sitúa en el recto.

 

¿Cuáles son las causas de la proctitis?

Proctitis infecciosa
Entre las causas más comunes de proctitis se encuentran las enfermedades de transmisión sexual que pueden trasmitirse durante las relaciones sexuales anales.

Entre las infecciones de transmisión sexual más frecuentes que pueden provocar proctitis se encuentran:

  • Gonorrea;
  • Clamidia;
  • Sífilis;
  • Herpes genital.

La proctitis debida al herpesvirus puede afectar especialmente a las personas infectadas por el virus del VIH.

Infecciones no trasmitidas sexualmente
La infección también puede deberse a las bacterias de la Salmonella y la Shigella.
La proctitis estreptocócica afecta a veces a los niños y provoca dolor de garganta.

Proctitis por traumatismo
La proctitis puede deberse a un traumatismo en la zona anorrectal, que comprende el recto y el ano, tales como:

  • Prolapso rectal;
  • Sexo anal;
  • Introducción de objetos o sustancias nocivas en el recto;
  • Enemas.

Proctitis folicular
La proctitis folicular tiene su origen en una enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn).
La colitis ulcerosa provoca irritación y úlceras, también denominadas llagas, en las paredes del colon y del recto.
La enfermedad de Crohn provoca generalmente irritación en el intestino delgado inferior (íleo) y en el colon, pero puede afectar a cualquier parte del tracto gastrointestinal.

 

Otras causas

Antibióticos
El uso de antibióticos puede provocar proctitis en algunas personas.
Estos medicamentos se encargan de destruir las bacterias que provocan las infecciones, pero también las bacterias comensales “buenas”.
La carencia de bacterias comensales hace que el intestino sea vulnerable a otras infecciones del colon y del recto, que pueden originarse por otras bacterias nocivas, como por ejemplo Clostridium difficile.

Dieta y alimentación

Según la teoría de la dieta del grupo sanguíneo, algunos alimentos pueden causar colitis ulcerosa, en especial los productos lácteos.
Dependiendo del grupo sanguíneo de las personas, se puede desarrollar la enfermedad tras haber ingerido ciertos alimentos.

Según el higienismo de Shelton, Lazaeta y Edhrt, la proctitis y la colitis ulcerosa están causadas por medicamentos, alimentos de origen animal que provocan putrefacción intestinal y por alimentos procesados o con conservantes.

Proctitis alérgica en niños
La proctitis alérgica puede afectar a los niños que toman el pecho.
Una forma de proctitis provocada por la acumulación de un tipo de glóbulos blancos (eosinófilos) en las paredes del recto afecta únicamente a los niños menores de 2 años.

Proctitis por radioterapia o actínica

La proctitis actínica es una de las complicaciones más comunes de la radioterapia pélvica.
La radioterapia se utiliza para el tratamiento de tumores en órganos femeninos como el útero y cáncer de próstata en los hombres.
El recto se sitúa cerca de estos órganos, por lo que puede desarrollar daños por efecto de las radiaciones.

La proctitis actínica puede ser aguda o crónica.

Proctitis aguda
La proctitis por radiación aguda es un proceso inflamatorio que solo afecta a la mucosa superficial y puede manifestarse poco después del inicio del tratamiento o hasta 3 meses después.

Proctitis crónica
La proctitis por radiación se define crónica si los síntomas permanecen desde 3 meses después de la interrupción del tratamiento (como media, 8-12 meses tras la finalización del tratamiento).

 

Síntomas de la proctitis

  • Sensación de plenitud rectal;
  • Dolor anal y ardor rectal;
  • Diarrea en pequeñas cantidades, pero frecuente;
  • Necesidad frecuente o continua de defecar, incluso cuando el resto se encuentra vacío (tanesmo);
  • Dolor en el costado izquierdo;
  • Expulsión de moco a través del recto;
  • Sangrado rectal.

La enfermedad tiene un curso con fases agudas y remisiones, que suelen ser más prolongadas y graves en los pacientes con trastornos por inmunodeficiencia.
En pacientes postrados en cama, puede manifestarse como dermatitis o úlcera por decúbito.
Puede desarrollarse una infección bacteriana o fúngica secundaria.

Síntomas de la proctitis por radioterapia
Los síntomas son:

  • Tenesmo;
  • Diarrea;
  • Hemorragias;
  • Dolor rectal;
  • Incontinencia.

Los síntomas de la proctitis por radioterapia se asocian a las fistulas en los órganos circundantes.

 

Proctitis: diagnóstico, tratamiento y remedios