Agrandamiento de la próstata – causas y síntomas

El agrandamiento de la próstata es un trastorno frecuente en los hombres mayores de 50 años y es un fenómeno creciente.

El agrandamiento de próstata se denomina clínicamente como hiperplasia prostática benigna (no cancerosa) (HPB).
No se habla de hipertrofia (aumento del tamaño) sino de hiperplasia porque está causada por una multiplicación rápida de las células en la parte central de la glándula.

La próstata es un órgano que se encuentra bajo la vejiga y rodea la uretra (el canal a través del cual pasa la orina).
Debido a la posición en la que se encuentra la próstata, en caso de hiperplasia ocurren síntomas urinarios.
La hiperplasia prostática afecta a la parte central del órgano, alrededor de la uretra, mientras que el tumor de próstata se desarrolla en la parte externa.
La próstata es responsable de la producción de un líquido conocido como líquido prostático.
Este líquido puro neutraliza la acidez del tracto vaginal y evita que el esperma se destruya antes de fecundar el óvulo.

Tamaño de la próstata

  1. El tamaño normal de la próstata es de 4x3x2 centímetros
  2. El peso de la glándula es de unos 30-45 gramos

Durante la infancia, esta glándula tiene el tamaño de un guisante.
Con el tiempo, la próstata crece a ritmo gradual.
Durante la pubertad, el crecimiento se intensifica.
En la mayoría de los hombres, la próstata sigue creciendo hasta ejercer presión sobre la vejiga y la uretra.
Esto interfiere con el flujo normal de orina.

Peso de la próstata

Edad Peso
20 años 20g
De 30 a 50 años 30g

Más de 70 años

60g

Los jóvenes menores de 30 años (por ejemplo, de 20 a 25 años) raramente se ven afectados por hiperplasia de la próstata.
Entre los 40 y 50 años se considera el período de crecimiento de la glándula prostática.
Se desconocen las razones que provocan la hiperplasia prostática en la población juvenil.
Aunque no hay evidencia concreta, existen algunas hipótesis válidas.

 

anatomía, abdomen, pecho, pelvis

Causas del agrandamiento de próstata

En los ancianos, el agrandamiento de la próstata (también conocido como hiperplasia prostática benigna) es una enfermedad frecuente.

El envejecimiento puede provocar inflamación y la obstrucción de las arterias pequeñas.
Por consiguiente, esto provoca isquemia y estrés oxidativo creando un entorno favorable para el desarrollo de la hiperplasia prostática benigna.
FuenteRole of inflammation in benign prostatic hyperplasia. – Chughtai B, Lee R, Te A, Kaplan S – Rev Urol. 2011; 13(3):147-5.

Hormonas
En algunos casos, la próstata desarrolla una mayor sensibilidad a las hormonas provocando el agrandamiento.
Los niveles hormonales en los pacientes con próstata agrandada y en los pacientes sin este problema son similares.

Dihidrotestosterona
La hipófisis secreta la hormona HL que estimula los testículos a convertir la testosterona en Dihidrotestosterona (DHT).
Esta se une a la proteína R, es decir el receptor en la membrana celular.
A partir de este lugar llega al núcleo y estimula la síntesis de proteínas. Aquí tiene origen el crecimiento de la próstata.
Con los años algunas alteraciones en el cuerpo favorecen la hiperplasia prostática:

  1. Aumento progresivo de la DHT
  2. Reducción progresiva del catabolismo de la DHT, entonces esta hormona sigue activa en la sangre durante más tiempo
  3. Aumento del 17ß-estradiol, de origen alimentario y no alimentario, que se convierte en DHT. La carne es rica en esta sustancia
  4. Aumento de la proteína R, es decir el receptor de la DHT

Genética y herencia
En los últimos años se ha investigado un vínculo genético para la hiperplasia prostática en los hombres menores de 60 años.
Las investigaciones enseñan que se trata de una enfermedad hereditaria.
El factor genético aumenta del 72% el riesgo de desarrollar síntomas urinarios moderados o graves en los hombres ancianos.
Fuente: Benign Prostatic Hyperplasia and Male Lower Urinary Tract Symptoms: Epidemiology and Risk Factors. – Parsons JK – Curr Bladder Dysfunct Rep. 2010 Dec; 5(4):212-218. 

Factores de crecimiento
Se han detectado distintos factores de crecimiento y los receptores relacionados:

  1. En el epitelio prostático
  2. En el tejido conjuntivo de soporte

Estos pueden estimular o inhibir los procesos de crecimiento celular y de diferenciación (adquisición de características específicas).
Entre los factores de crecimiento se encuentran:

  1. Factor de crecimiento epidérmico
  2. Factor de crecimiento de fibroblastos
  3. Factor de crecimiento transformante beta

La activación de estos factores de crecimiento puede estimular el crecimiento de las células del tejido conjuntivo y la remodelación del tejido. Como consecuencia, la próstata se agranda.

Inflamación
A nivel del sistema inmunitario, la inflamación puede:

  1. Causar la secreción de citocinas
  2. Aumentar la concentración de los factores de crecimiento

Por consiguiente, las células de la próstata proliferan de manera excesiva.
Fuente: The role of chronic prostatic inflammation in the pathogenesis and progression of benign prostatic hyperplasia (BPH). – Gandaglia G, Briganti A, Gontero P, Mondaini N, Novara G, Salonia A, Sciarra A, Montorsi F – BJU Int. 2013 Aug; 112(4):432-41.

Síndrome metabólico, estilo de vida y obesidad
El tamaño de la próstata es considerablemente más grande en los hombres:

  1. Que padecen de síndrome metabólico
  2. Con obesidad
  3. Con bajos niveles de colesterol HDL (“bueno”) en la sangre

Entre las teorías más aceptadas de las causas de los problemas de próstata, se encuentra la que se basa en el estilo de vida y una dieta no natural.
Según la medicina natural, la alimentación puede causar problemas en la próstata.
Según la dieta del grupo sanguíneo, los alimentos se dividen en:

  1. Perjudiciales – pueden causar síntomas y enfermedades
  2. Neutros – por lo general no provocan problemas de salud
  3. Beneficiosos – el cuerpo los tolera y pueden favorecer la recuperación del paciente

El efecto de estos alimentos en el organismo depende del grupo sanguíneo del paciente.
Un alimento puede ser perjudicial para una persona y beneficioso para otra.
Por ejemplo:

  1. Las personas del grupo 0 pueden comer carne roja, pero pueden no encontrarse bien si comen fruta
  2. Las personas del grupo A no toleran la carnes rojas y la cerveza
  3. Las personas del grupo B pueden desarrollar enfermedades si comen tomates y avellanas

Según la dieta del grupo sanguíneo existe una conexión entre la hiperplasia prostática y el consumo de leche y productos lácteos.
Las personas que padecen de próstata agrandada o de cáncer de próstata comen con regularidad uno de estos alimentos:

  1. Quesos
  2. Dulces blandos
  3. Pizza
  4. Leche

Hace un tiempo, pocas personas padecían de problemas de próstata, pero desde cuando una parte considerable de la población ha empezado a comer productos lácteos con regularidad, las enfermedades prostáticas han aumentado mucho.
Es necesario evitar los excesos de cualquier tipo de comida, porque incluso las más inocuas pueden causar síntomas si se comen:

  1. En grandes cantidades
  2. Todos los días

Por ejemplo, se pueden comer 3 nueces al día sin ningún problema, pero una cantidad superior a 10 nueces diarias puede ser perjudicial.

 

Factores de riesgo para el agrandamiento de la próstata

  1. Diabetes de tipo 2
  2. Abstinencia sexual
  3. Coito interrumpido
  4. Estreñimiento, puede deberse a heces duras y secas que se acumulan en el colon, porque la persona no consigue ir al baño con regularidad. El colon agrandado, debido a la presencia de heces, puede ejercer una presión sobre la próstata, causando dificultad para orinar. En este caso, después de ir al baño, la persona se entera de que consigue orinar con más facilidad y con un flujo mayor.

 

Síntomas del agrandamiento de próstata

  1. Reducción del flujo de orina
  2. Flujo de orina intermitente
  3. Necesidad repentina de orinar
  4. Micción frecuente
  5. Retención urinaria
  6. Goteo después de la micción
  7. Ardor durante y después de la micción
  8. Incontinencia

Descripción de los síntomas

Los síntomas de la próstata agrandada se desarrollan paulatinamente.

  • Cuando la próstata agrandada ejerce presión sobre la uretra, puede producirse una obstrucción parcial de las vías urinarias. Esto provoca el primer síntoma de la próstata agrandada, es decir, la dificultad para comenzar a orinar. En este caso, la persona debe esforzarse para orinar normalmente.
  • El agrandamiento de la próstata hace que el flujo de orina sea débil e intermitente (inicia y se detiene frecuentemente).
    A veces la vejiga sigue goteando después de orinar.
  • La próstata puede seguir creciendo aún más, comprimiendo la uretra. Para detener este problema, la vejiga realiza un esfuerzo mayor para expulsar la orina fuera del cuerpo.
    Una contracción excesiva puede aumentar la sensibilidad de la vejiga, señalando al cerebro que está llena, aunque solo contiene una pequeña cantidad de orina. Esto provoca una micción frecuente (orinar con frecuencia), otro síntoma característico de la próstata agrandada.
    Este síntoma va acompañado de la urgencia repentina de orinar, especialmente por la noche (nicturia).
  • En algunas personas con próstata agrandada, la uretra puede llegar a ser tan estrecha que la vejiga no se vacía completamente, dejando un poco de orina en su interior. Esto provoca una sensación de evacuación incompleta.
  • Entre las consecuencias del agrandamiento de la próstata, se encuentra la incontinencia.
  • En caso de prostatitis aguda, el paciente puede experimentar fiebre, dolor en el bajo vientre y dolor de espalda.
  • Por lo general, la presencia de sangre en la orina no es síntoma de la próstata agrandada. Es más probable que la causa sea un tumor.

La mayoría de las personas creen que el agrandamiento de próstata está asociado a la gravedad de los síntomas.
Sin embargo, los estudios han demostrado que algunos hombres con un agrandamiento de próstata grave sufren síntomas urinarios mínimos.
Por el contrario, las personas con un agrandamiento leve de próstata, sufren síntomas más graves.
FuentePathophysiology of benign prostate enlargement and lower urinary tract symptoms: Current concepts – Cheng-Ling Lee and Hann-Chorng Kuo – Ci Ji Yi Xue Za Zhi. 2017 Apr-Jun; 29(2): 79–83.

Muchos hombres se preocupan al tener disfunción eréctil, pero la hiperplasia prostática no afecta la erección o el deseo sexual.
Montar en bicicleta provoca una inflamación debido a que la persona permanece sentada muchas horas en el sillín de la bicicleta. Esto provoca dificultad para orinar, pero no favorece la hiperplasia prostática.

 

Complicaciones del agrandamiento de la próstata

Si la próstata agrandada no se trata, puede provocar:

  • Infecciones del tracto urinario
  • Cálculos en la vejiga
  • En casos raros, daños renales

Debido a estas complicaciones, la persona afectada puede experimentar otros síntomas además de los mencionados anteriormente.

 

Diagnóstico del agrandamiento de la próstata

Examen de próstata
La próstata se encuentra frente al recto, entonces la manera más sencilla de examinar la próstata es introduciendo un dedo en el recto.
Se recomienda la exploración de la próstata:

  1. En los pacientes mayores de 50 años
  2. Cuando el médico sospecha que haya una enfermedad próstata

La exploración se realiza con el dedo índice, el paciente está boca arriba con las piernas dobladas y separadas.
El médico tiene que examinar si hay hemorroides.
La palpación causa molestias y puede estimular la micción, pero no causa dolor si el paciente no tiene una inflamación de la próstata.
Resultados de la exploración del recto
El médico puede encontrar:

  1. La próstata agrandada
  2. Algunos nódulos que pueden indicar una neoplasia
  3. Una zona que causa dolor en el caso de infección (prostatitis)

La presencia de zonas duras, tales como bultos, nódulos o hundimientos, se considera anormal.
Por lo tanto, el médico puede solicitar exámenes adicionales.
Sin embargo, la mayoría de los nódulos que se detectan durante la exploración rectal son calcificaciones y no son malignos.
Además de los métodos para medir directamente la próstata, se realizan análisis de sangre para:

  1. Medir la cantidad de una proteína específica producida por la glándula prostática (PSA)
  2. Medir la creatininemia (concentración de creatinina) cuyos niveles pueden ser superiores a los normales, en caso de problemas de la unción renal.

Existen otros tipos de exámenes:

Prueba del antígeno prostático específico (PSA): el antígeno prostático específico (PSA) es una proteína producida por la glándula prostática. En enfermedades tales como el cáncer de próstata y prostatitis, el nivel de PSA es alto.
Por lo tanto, este es un parámetro importante para conocer las situaciones patológicas de la próstata. Sin embargo:

  • Los niveles de PSA no son un indicador fiable
  • Su importancia depende de los resultados de otros exámenes

Ecografía transrectal: este procedimiento consiste en introducir en el recto un dispositivo que emite ondas sonoras, conocido como sonda TRUS. Se aplica un gel para ultrasonido en la sonda, que está cubierta por una vaina.
Las ondas sonoras reflejadas crean una imagen de la próstata.
La ecografía puede detectar:

  1. Irregularidades que no han sido detectadas en la exploración rectal digital
  2. Tamaño de la próstata para comprobar si su aumento es considerable (por ejemplo, si el tamaño se ha duplicado).

La ecografía supra-púbica (a través del abdomen) no muestra imágenes claras como la ecografía realizada a través del recto.

Uroflujometría – este examen permite conocer el flujo de orina, evaluando la cantidad de orina expulsada en un segundo.

La cistoscopia es un examen que se realza para observar la superficie interna de la vejiga.
Este examen es eficaz para conocer la gravedad de la obstrucción:

  1. De la uretra
  2. Del cuello de la vejiga

Se trata de un examen endoscópico en el que el médico introduce un tubo delgado y flexible (citoscopio) en la vejiga a través de la apertura de la uretra del pene.

Biopsia de próstata: si la exploración rectal digital de un paciente revela anomalías y si el nivel de PSA es elevado, se realiza una biopsia para confirmar el diagnóstico.
Con la ayuda de una ecografía transrectal (TRUS), se toma una muestra de tejido para analizarlo en el laboratorio.

Biopsia-de-próstata