Pterigión en el ojo | características, causas y síntomas

El pterigión en el ojo es un crecimiento excesivo del tejido conjuntival en forma de triángulo.

La conjuntiva es la membrana delgada y transparente que cubre la superficie frontal del globo ocular.

En la mayoría de los casos, el pterigión crece desde la esquina interno del ojo (parte más cercana a la nariz).
Al mismo tiempo, a veces puede crecer a partir de la esquina exterior del ojo o en ambos lados.
El pterigión puede ser:

  1. Unilateral
  2. Bilateral

Esta enfermedad:

  1. No es cancerígena
  2. No invade el interior del ojo
  3. No se propaga a otras partes de la cara o del cuerpo

Si no es tratado, el pterigión puede crecer hasta cubrir la córnea (la parte transparente del ojo que cubre la pupila y el iris) y hacerse cada vez más pronunciado, comprometiendo la visión.
El pterigión afecta principalmente a las personas ancianas y a los adultos mayores de 50 años, es muy poco frecuente en los niños.

La pingüécula es una formación amarillenta o una protuberancia sobre la conjuntiva, que normalmente se encuentra en la parte más cercana a la nariz.
No es un tumor, sino una alteración del tejido normal que provoca una acumulación de proteínas y grasas.
A diferencia del pterigión, la pingüécula en realidad no crece sobre la córnea.

 

Pterigión, ojo, ojos

Pterigión en el ojo

Características del pterigión

Un pterigión se compone de tres partes bien diferenciadas: la cabeza (vértice del triángulo), el cuerpo y la cola.

  • El cuerpo, o borde principal, es un área plana en la córnea compuesta principalmente por fibroblastos que se extienden en abanico sobre el globo ocular y destruyen la membrana de Bowman.
  • La cabeza es una zona vascular que tiene una forma redondeada o puntiaguda, los bordes más o menos regulares y forma un desnivel con respecto a la córnea a la que está unida firmemente.
  • El cuello/cola móvil de la conjuntiva bulbar puede ser diseccionado fácilmente del tejido subyacente.

La línea de Stocker es un depósito de hierro en la capa basal del epitelio de la córnea, en frente del sombrero, que se forma cuando el pterigión es crónico.

 

¿Cuáles son las causas del pterigión?

Según la medicina tradicional, la causa exacta del pterigión es desconocida, se cree que es debido a varios factores que interactúan.
Sin embargo, la luz solar ultravioleta (UV) es el factor más probable que favorece al desarrollo de la enfermedad.
La exposición a tantas horas de luz solar al aire libre en un ambiente seco y polvoriento parece jugar un papel importante en el desarrollo del pterigión en el ojo.

De acuerdo con la medicina natural y la teoría de la dieta del grupo sanguíneo, cada enfermedad comienza debido a una alimentación incorrecta y a un estilo de vida no saludable.
La salud de los ojos depende considerablemente de:

 

Síntomas del pterigión del ojo

Los síntomas del pterigión incluyen:

    • Un crecimiento blanquecino con vasos sanguíneos prominentes en la esquina interior y/o exterior del ojo
    • Ojos rojos en la zona afectada

 

Pterigión en el ojo: diagnóstico, tratamiento y remedios