Qué es la artritis reumatoide juvenil y cuáles son los tratamientos más eficaces

A continuación vamos a ver qué es la artritis reumatoide juvenil y a conocer los tratamientos de la medicina convencional y los remedios más eficaces para combatir esta enfermedad.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que afecta a las articulaciones y puede llegar a ser grave e incapacitante.
La artritis idiopática juvenil es un trastorno reumático que suele desarrollarse con mayor frecuencia durante la infancia, comienza antes de los 16 años de edad y dura como mínimo 6 semanas (Hahn – 2010).
Este trastorno suele afectar la misma articulación en ambos lados del cuerpo.
El niño afectado por esta enfermedad puede no manifestar síntomas durante periodos de tiempo prolongados (remisión). Sin embargo, en los niños que padecen artritis reumatoide severa la probabilidad de remisión de la enfermedad.

 

Causas de la artritis reumatoide juvenil

No se conoce con certeza la causa de la artritis reumatoide, pero se cree quen una combinación de factores genéticos, hormonales y ambientales pueden desencadenar una reacción inmune anormal.
Factores de riesgo:

  • Antecedentes familiares de artritis reumatoide
  • Sexo femenino

 

Síntomas de la artritis reumatoide juvenil

Los niños con artritis juvenil pueden no manifestar síntomas.
Al principio, los síntomas de la artritis reumatoide son:

A medida que la enfermedad avanza, se produce:

  1. Cojera (los niños más pequeños pueden perder las capacidades motoras que han aprendido hace poco)
  2. Fiebre persistente
  3. Erupciones cutáneas
  4. Pérdida de peso
  5. Irritabilidad
  6. Ojos rojos
  7. Dolor en los ojos
  8. Visión borrosa
  9. Cansancio
  10. Falta de apetito

 

Consecuencias de la artritis reumatoide juvenil

Las complicaciones son:

  1. Retraso del crecimiento
  2. Crecimiento anormal de un brazo o una pierna
  3. Pérdida o disminución de la visión, debido a la uveítis crónica
  4. Anemia
  5. Pericarditis (inflamación de la membrana del corazón)

 

Diagnóstico de artritis reumatoide juvenil

Para establecer un diagnóstico de artritis, el paciente debe tener un historial clínico de hinchazón de las articulaciones.
El médico necesita saber cuántas y cuáles son las articulaciones afectadas.
Para realizar correctamente el diagnóstico de artritis reumatoide se deben descartar otros trastornos que pueden tener síntomas similares, tales como lupus o gota.
Para facilitar el diagnóstico, el médico suele solicitar algunos exámenes:

  • Análisis de sangre
    • Anticuerpos antinucleares (ANA) – para detectar la presencia de anticuerpos. En la mayoría de los casos, los resultados de los exámenes son positivos para artritis reumatoide en los niños, aproximadamente el 80 % de los casos en que se ven afectados los ojos resulta ser positivo para los ANA.
    • Factor reumatoide (FR) – puede resultar positivo o negativo, dependiendo del tipo de artritis juvenil que padece el niño.
    • Velocidad de eritrosedimentación (VES) o proteína C-reactiva (PCR) – para detectar una inflamación en el cuerpo.
    • Hemograma completo – para medir la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y la hemoglobina del niño. También permite detectar complicaciones como la anemia.
  • Exámenes diagnósticos, como:
    • Radiografía de las articulaciones y del tórax –  para detectar una inflamación articular o la acumulación de líquido en las membranas del corazón o en los pulmones. Además, ayuda a descartar otros problemas de salud, como: fracturas, tumores, infecciones o defectos congénitos.
    • Examen ocular – para detecta una inflamación en el ojo
    • ECG – para detectar una inflamación en el corazón

 

Tratamiento para la artritis reumatoide juvenil

No existe un tratamiento definitivo para la artritis reumatoide.
Los objetivos del tratamiento son:

  1. Aliviar el dolor
  2. Reducir la inflamación
  3. Retrasar el daño articular
  4. Mejorar la capacidad funcional
  5. Permitir un crecimiento normal del niño
  6. Prevenir la degeneración articular con el pasar del tiempo

Existen varios medicamentos para tratar el dolor y la inflamación de la artritis reumatoide.
Por lo general, en caso ed artritis idiopática juvenil (que incluye la artritis reumatoide), el médico receta ciertos medicamentos para regular el sistema inmune.
La primera línea de tratamiento incluye: medicamentos antirreumáticos, como el metotrexato con corticoides.
Si los pacientes no responden al tratamiento, es necesario administrar medicamentos biológicos junto a los demás fármacos.

Los siguientes medicamentos son seguros y eficaces para los niños:

  1. Antifactore de necrosis tumoral (Infliximab, Adalimumab)
  2. Anticuerpo monoclonal inhibidor de interleucina 1 (Canakinumab)
  3. El medicamento biológico inhibidor del receptor de la interleucina 6 (tocilizumab)
  4. Fármaco que bloquea la coestimulación de los linfocitos T (abatacept)

El descanso reduce el dolor y la inflamación de las articulaciones y además reduce la sensación de cansancio.
El ejercicio físico es importante para mantener la flexibilidad y la fuerza muscular y para preservar la movilidad articular.
Los dispositivos que ayudan durante las actividades diarias pueden reducir la carga en las articulaciones. La reducción de la carga alivia las dificultades de vivir con una enfermedad crónica y dolorosa.
La intervención quirúrgica de reemplazo de cadera contribuye a aliviar el daño articular.

 

Dieta y remedios naturales para la artritis reumatoide

Existen varias invesigaciones sobre los efectos de la alimentación, en caso de artritis reumatoide.
Hay que recordar que tamibién existen muchos testimonios en Internet de personas quese han recuperado gracias a la dieta del grupo sanguíneo.
Según esta dieta, dependiendo del grupo sangíneo al que pertenece la persona, existen algunos alimentos que son tolerados por el organismo y otros que son perjudiciales para este.
Por ejemplo:

  1. Las personas del grupo sanguíneo 0, deben comer frutas y alimentos ricos en carbohidratos y azúcares con mucha precaución
  2. Las personas del grupo A, puede sentirse afectadas al comer carne roja
  3. Las personas del grupo B son intolerantes a las naranjas y a los tomates

De acuerdo con una investigación realizada por Khanna en 2017, las personas con artritis reumatoide no deben consumir cereales con gluten. De hecho, una dieta vegana sin gluten tiene un efecto antiinflamatorio y protege a las arterias.
Según una investigación realizada por Badsha en 2018, comer pescado todos los días puede prevenir la artritis reumatoide. Además, cuando las personas eliminan la leche y el gluten de su dieta, sienten una mejoría.
La alimentación recomendada es la de la dieta mediterránea o vegana y el ayuno también puede ser beneficioso.

 

¿Qué hacer y qué se debe evitar en caso de artritis reumatoide?

Aunque no existen indicaciones para la prevención de la artritis reumatoide, existen algunas medidas que pueden reducir la rigidez, debilidad muscular e inflamación.
Las medidas preventivas son:

  • Mantener un equilibrio entre el descanso y ejercicio físico
  • Fortalecer los músculos
  • Realizar ejercicios aeróbicos (tales como caminar, nadar, bailar, etc.)
  • Evitar ejercicios intenso
  • Dejar de fumar
  • Mantener el peso corporal bajo control
  • Participar en un programa de fisioterapia

 

Lee también:

 

Bibliografía

1) Shweta Khanna, Kumar Sagar Jaiswal, Bhawna Gupta. Managing Rheumatoid Arthritis with Dietary Interventions. Published online 2017 Nov 8.

2) Youn-Soo Hahn, M.D. and Joong-Gon Kim, M.D. Pathogenesis and clinical manifestations of juvenile rheumatoid arthritis. Korean J Pediatr. 2010 Nov; 53(11): 921–930.

3) Humeira Badsha. Role of Diet in Influencing Rheumatoid Arthritis Disease Activity. Open Rheumatol J. 2018; 12: 19–28.

4) Petty RE, Cassidy JT. Textbook of pediatric rheumatology.Philadelphia: Saunders Elsevier; 2011.
Barut K1, Adrovic A1, Şahin S1, Kasapçopur Ö1. Juvenile Idiopathic Arthritis. Balkan Med J. 2017 Apr 5;34(2):90-101.