Quiste sebáceo o de grasa: causas y síntomas

¿Qué es un quiste sebáceo?

Un quiste sebáceo es una protuberancia blanda en la piel, recubierta externamente por una cápsula que se desarrolla bajo la piel y está llena de:

  • Sebo
  • Queratina
  • Células muertas

Este material es de color blanquecino y emana un olor desagradable, además puede ser:

  • Semi sólido o de una consistencia cremosa
  • Líquido, similar al aceite

Se trata de una pequeña protuberancia que se desarrolla bajo de la piel en:

  • Cara (las mejillas, la frente, la barbilla, la nariz, el pómulo, la zona debajo de los párpados (calacio) y detrás del lóbulo de la oreja)
  • Cuello y zona occipital (se pueden confundir con un ganglio linfático inflamado)
  • Cuero cabelludo
  • Axilas
  • Dorso
  • Tórax
  • Brazo
  • Región anal y nalgas
  • Región inguinal o genital (escroto y vulva).

Los quistes sebáceos tienen unas dimensiones que pueden variar entre:

  • Pocos milímetros
  • Cinco o seis centímetros

Las glándulas sebáceas se encuentran al lado de los folículos pilosos.
Estas glándulas producen sebo, es decir el aceite que lubrica la piel y recubre cada pelo.

Las glándulas sebáceas pueden secretar el sebo que producen y otras sustancias, en:

  1. Un folículo piloso
  2. La piel

Cada pelo se origina de un folículo, que es una pequeña bolsa de piel en la dermis (la capa de piel que se encuentra bajo la epidermis).

 

Tipos de quistes sebáceos bajo la piel

Los tipos más frecuentes de quistes que aparecen bajo la superficie de la piel son:

  1. Quiste epidermoide, se forma en la dermis y en la capa subcutánea. Presenta una consistencia dura y elástica. El quiste epidermoide está lleno de material semi sólido (queratina y grasa).

    quiste-epidermoide

    Quiste epidermoide

  2. Quiste pilar o triquelemal, se origina en la parte inferior de los folículos pilosos. A menudo aparecen en el cuero cabelludo.
    Generalmente, los quistes pilares son:

    • Múltiples
    • Lisos
    • Con forma de cúpula
    • Recubiertos de piel rosada y glabra
  3. Quiste dermoide, está causado por un defectos del desarrollo. Los quistes dermoides se producen en la dermis profunda. Estos quistes pueden producirse en un feto en desarrollo, por lo que también pueden afectar a los niños. Generalmente aparece solo un quiste en las siguientes zonas:
    • Cejas, cerca de las sienes
    • Nariz
    • Boca
    • Región sacrococcígea
  4. Hidradenitis supurativa. La hidradenitis supurativa es una enfermedad cutánea inflamatoria crónica.
    Esta enfermedad provoca quistes y abscesos en ciertas zonas del cuerpo como:

    • Axilas
    • Ingle
    • Parte interna del muslo
    • Región perianal
      En estas zonas se encuentran los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas apocrinas.
      A causa del dolor crónico y de la salida de pus por las ampollas, la hidradenitis supurativa es una enfermedad incapacitante desde el punto de vista físico, social y psicológico.

El quiste dorsal de la muñeca está lleno de líquido sinovial y se forma en la articulación o en la vaina de un tendón, por lo que no debe confundirse con el quiste sebáceo que se encuentra en la piel.

Causas de los quistes sebáceos

El quiste sebáceo se forma cuando ocurre una obstrucción o un bloqueo del conducto de la glándula sebácea (es decir, el canal de salida) debido a que el sebo se solidifica y, por lo tanto, no consigue fluir hacia el exterior.
Entre las causas se encuentran:

  1. Daños en un folículo piloso. Los folículos dañados por lesiones, abrasiones o heridas quirúrgicas pueden quedar obstruidos por las células superficiales.
  2. Ruptura de una glándula sebácea. Las glándulas se rompen fácilmente en caso de enfermedades inflamatorias de la piel. En concreto, el acné favorece la formación de los quistes epidermoides.
  3. Herencia. Los quistes epidermoides pueden afectar a las personas cuyos familiares han sufrido de estos quistes (antecedente familiar). Los quistes dermoides pueden estar asociados con el síndrome de Gardner, una rara enfermedad genética que provoca:
    • Lipomas
    • Fibromas
    • Osteomas múltiples
    • Pólipos (tumores benignos) en el colon

Según la medicina convencional, los quistes sebáceos no dependen de la mala alimentación.

 

Factores de riesgo para los quistes sebáceos

Casi todas las personas pueden desarrollar uno o más quistes epidermoides, pero algunos factores aumentan las probabilidades:

  • Edad. Los quistes pueden aparecer a cualquier edad, pero los quistes epidermoides raramente aparecen antes de la pubertad.
  • Sexo masculino. Los hombres son más propensos a padecer quistes epidermoides.
  • Antecedentes de acné. Los quistes epidermoides son particularmente frecuentes en personas que han tenido acné.
  • Lesiones cutáneas. Cualquier lesión traumática o provocada por aplastamiento aumenta el riesgo. Por ejemplo, pillarse la mano con la puerta del coche aumenta el riesgo de desarrollar quistes epidermoides.
  • Cigarrillo
  • Alcohol
  • Estrés
  • Algunos productos cosméticos de baja calidad

¿El quiste sebáceo es peligroso?
No. Los quistes epidermoides son inofensivos y no suelen estar vinculados al cáncer de piel (carcinoma basocelular o espinocelular)

 

Síntomas del quiste sebáceo

La mayoría de los quistes son suaves al tacto.

  • Los quistes pequeños no suelen ser dolorosos y no provocan picor
  • Los quistes grandes pueden causar molestia o mucho dolor si están infectados o inflamados

Los quistes grandes en la cara y el cuello pueden causar presión y dolor.

Signos de infección:

 

Complicaciones del quiste sebáceo

  • El quiste sebáceo inflamado se caracteriza por:
  • El quiste sebáceo supurado se deriva de una infección bacteriana (por ejemplo, estreptococo o estafilococo) y provoca:
    • Calor, la piel en la región del quiste está más caliente
    • Inflamación
    • Acumulación de pus en su interior

Artículos Relacionados: