Rehabilitación para la fractura del húmero

La gran mayoría de las fracturas superiores del húmero (cerca del hombro) se recuperan en una posición satisfactoria si el paciente mantiene el brazo inmovilizado y pegado al lado, y si mantiene la posición vertical cuanto más posible, incluso en la cama.

brazo, posición, vertical, fractura, cirugía, tornillos, clavos

© Massimo Defilippo

Esto permite que, gracias a la gravedad, se alineen los fragmentos de la fractura. Después de alrededor de 3-6 semanas, el paciente se siente más libre de mover el brazo.

Algunos tipos de fracturas proximales del húmero se tratan mejor con la cirugía.

 

¿Después de cuánto tiempo sana una fractura proximal del húmero?

 

En los adultos de cualquier edad, las fracturas proximales del húmero tardan quatro-ocho semanas para sanar lo suficiente para dejar de necesitar soportes externos.

En general, una buena fuerza muscular se alcanza después de un periodo de alrededor de 12 semanas, pero la recuperación completa con consolidación ósea puede tardar 6 meses o más.

Los niños se recuperan con más rapidez y pueden quitarse la escayola después de 3-4 semanas.

 

¿Cuántos tipos de fracturas proximales del húmero existen?

 

Hay muchos tipos de fractura, la más común es “en dos partes”, es decir una fractura del cuello del húmero que separa la cabeza del húmero de la diáfisis.

Otro tipo de fractura “en dos partes” es la lesión del hueso entre el tubérculo mayor (troquíter) y el tubérculo menor (troquín), que es un tipo de accidente del manguito de los rotadores.

Las fracturas más complejas son las en tres partes o en cuatro partes.

La fractura en cuatro partes afecta a la cabeza, al tubérculo menor, al tubérculo mayor y a la diáfisis, a menudo se tratan con una cirugía de reemplazamiento del hueso con una prótesis (hemiartroplastia).

 

¿Qué quiere decir “parte”?

Una clasificación de las fracturas que se emplea a menudo utiliza la palabra “parte” para indicar un hueso desplazado de su sitio anatómico. Aunque haya líneas de fractura múltiple que pasan por la parte proximal del húmero, una fractura se considera “en una parte” (entonces no necesita cirugía) si no resulta desplazada.

 

¿Qué quiere decir necesitar una reducción?

Si la posición de un fragmento resulta considerablemente lejos de su sitio anatómico, es necesario volver a colocar las partes en su posición correcta para conseguir un buen resultado.

El procedimiento de colocación de los fragmentos en su posición correcta se define “reducción”.

Para las fracturas de la parte proximal del húmero, la reducción no funciona a no ser que se fije con:

  • Suturas,
  • Pivotes,
  • Placas o tornillos.

 

¿Por qué algunos fragmentos de las fracturas proximales del húmero se desplazan?

fractura, lesión, húmero, proximal, brazo, dolor

Fractura de la parte proximal del húmero (hombro)
© fotolia.com

Aunque los fragmentos del húmero están alineados de manera satisfactoria, podrían no permanecer en esta posición. Algunas características favorecen el desplazamiento de la fractura:

  • Estructuras inestables,
  • Osteoporosis o osteopenia,
  • Un uso inadecuado de la bandolera,
  • Una actividad excesiva de la persona que padece de la fractura.

Debido a este riesgo, es necesario vigilar a los pacientes realizando radiografías periódicas durante algunas semanas, si se aprecia un desplazamiento de los fragmentos es necesario que el paciente se someta a cirugía.

 

¿Cuáles tipos de fracturas del húmero necesitan la cirugía con más probabilidad?

 

Las fracturas que tienen la más baja probabilidad de tratamiento quirúrgico son las que afectan al cuello del húmero.

Para la mayoría de estas es suficiente la ayuda de la gravedad para consolidarse en la posición correcta. Las fracturas proximales del húmero con desplazamiento del tubérculo mayor muy probablemente se tratarán con cirugía, como por ejemplo las en tres partes y sobre todo las en cuarto partes.

 

¿Por qué hay distintos tipos de tratamiento quirúrgico?

En algunos casos se tienen que fijan los fragmentos de la parte proximal del húmero. La fijación se realiza empleando distintos elementos, tales como:

  • Sutura,
  • Hilos,
  • Placas y tornillos.

En otros casos, los fragmentos de la fractura resultan demasiado finos y demasiado frágiles para someterse a fijación. En el caso de fracturas con estas características, sobre todo si resultan en tres o cuarto partes, la opción meor es la de reemplazar los fragmentos de la fractura con una prótesis matálica: se elige la hemiartroplastia en lugar de intentar con una fijación.

 

¿Cuáles son los problemas relacionados con una fractura proximal del húmero?

 

Las fracturas proximales del húmero pueden provocar rigidez:

  • Del hombro,
  • Del codo,
  • De la mano.

Para recuperar la normal amplitud de movimiento es necesario someterse a terapia física y rehabilitación.

Además, las fracturas del hombro pueden provocar lesiones nerviosas u otras enfermedades nerviosas, tales como el síndrome del túnel carpiano. En algunos casos, la fractura del hombro está relacionada con la lesión de los tejidos blandos, en particular de los músculos del manguito de los rotadores.

 

¿Qué tratamientos son necesarios para conseguir resultados mejores?

No todos los pacientes necesitan terapia física después de una fractura del hombro, aunque normalmente se someten a este tratamiento para recuperarse completamente y con rapidez.

 

¿Se puede mover el brazo cuando el paciente lleva órtesis?

Cuando la órtesis está colocada, debería resultar ajustada, permitiendo que el brazo cuelgue bajo los efectos de la gravedad. El brazo no tiene que estar apretado contra el pecho.

 

Es muy importante utilizar la mano y los dedos incluso cuando se lleva la órtesis, en cambio no se le permite al paciente levantar objetos que pesan más que una taza de café o un móvil.

Es útil quitarse la órtesis por lo menos dos veces al día para estrechar el codo y evitar rigidez en este articulación.

 

¿Después de cuánto tiempo el hombro dejará de doler?

La mayoría de las fracturas dle hombro suele doler mucho durante las primeras dos semanas. Luego el dolor se reduce hasta llegar a la recuperación completa.

Se necesitan alrededor de dos o tres meses para apreciar una considerable reducción del dolor.

El dolor empeora con la actividad y con los cambios meteorológicos.

Los síntomas pueden apreciarse durante uno o dos años antes de desaparecer.

 

¿Por qué los dedos resultan tan rígidos?

Cuando el húmero resulta lesionado, el descanso del hombro causa hinchazón. Esto reduce el flujo de sangre de la mano y del brazo al corazón, de la misma manera que un accidente en la autopista bloquea el flujo de tráfico de la zona afectada.

La consecuencia es la hinchazón y la rigidez.

Además, la sangre y los fluidos de la fracturas se desplazan hacia los dedos, hasta que el cuerpo los vuelva a absorber.

Es más, algunas personas padecen de artritis en las articulaciones de los dedos, aunque nunca han apreciado dolores relacionados, y eso empeora la situación.

 

¿Qué se puede esperar durante la recuperación del brazo?

terapia física, rehabilitación, fractura, húmero, hombro, dolor, movimiento, recuperación

Rehabilitación después de la cirugía del brazo, recuperación del movimiento – © Massimo Defilippo

Durante las primeras dos semanas el hombro suele dolore mucho y se puede sentir que “los huesos se mueven”. El brazo y la mano se hinchan y resulta difícil mover los dedos.

La clave para alcanzar buenos resultados es la kinesioterapia (terapia del movimiento) para:

  • El codo,
  • La muñeca,
  • Los dedos,
  • El pulgar.

 

Se podría pensar que los dedos resulten fríos y de color azulado, pero en realidad se suele mantener siempre la sensibilidad y no se suelen tener las manos entumecidas.

Se recomienda dormir en posición vertical en una silla o en el sofá, sin abrocharse la órtesis, de manera que el brazo resulte en tracción con respecto a la espalda.

 

Con el paso del tiempo, el dolor se reduce. Cuando el paciente puede dejar de ponerse la órtesis, tiene que esforzarse para recuperar el movimiento.

Durante el proceso de recuperación, se recupera la fuerza gracias a la terapia física y a la rehabilitación.

Se debería postponer la vuelta a las actividades deportivas por lo menos hasta 4-6 meses después de la fractura.

Podría resultar necesario por lo menos un año antes de que la hinchazón desaparezca y el dolor desvanezca.

La molestia que aumenta cuando hay cambios meteorológicos puede apreciarse durante los primeros 3 años después de la fractura.

El hombro puede parecer un poco más grande y puede no recuperar todo el movimiento con respecto al hombro sano.

Artículos Relacionados:

Me llamo Massimo Defilippo, soy un Fisioterapeuta de Rubiera (pueblo entre Reggio Emilia y Módena en Emilia-Romaña) y llevo practicando terapia física y osteopatía desde 2008. Me he graduado en la universidad “Magna Grecia” de Catanzaro (Calabria) aprobando con 110/110. Biografía completa Dr. Massimo Defilippo